Bioturbosina: proyecto a largo plazo

Sólo se tienen listos 100,000 litros de bioturbosina, apenas 0.1% de la demanda diaria en México. La meta para el país es satisfacer 50% de la demanda de turbosina con biocombustibles.
Avion  (Foto: AP)
Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

La aviación en México consume 10 millones de litros diarios de combustible por lo que para satisfacer con biocombustibles la mitad de esta demanda, se requiere armar la cadena de producción, desde la siembra de las materias primas hasta las refinerías de bioturbosina.

Gilberto López, director general de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), asegura que se buscará atender en 2040, cerca de 50% de la demanda mexicana de turbosina con biocombustibles, lo cual significaría producir diariamente cinco millones de litros diarios de bioturbosina.

"Actualmente ASA tiene 100,000 litros de combustible listo, que en realidad es muy poco, ya que alcanza sólo para un vuelo de México a Europa en un avión Jumbo", comentó en entrevista el directivo.

Dijo que por el momento no hay ni infraestructura ni materia prima suficientes para incrementar la producción.

En México no hay ni una sola refinería de bioturbosina, por lo que se deberían buscar inversionistas que estuvieran dispuestos invertir entre 100 y 200 millones de dólares (mdd) para construir la primera. Por el momento este proceso se lleva a cabo en Estados Unidos, expresó el directivo.

En cuanto a las materias primas, López comentó que Chiapas tiene un proyecto para incrementar su producción de 10,000 hectáreas de Jatropha a 40,000. Sin embargo, esta cantidad aún resulta insuficiente, ya que para abastecer la demanda proyectada se tendrían que sembrar miles de hectáreas más.

Por el momento se está estudiando la posibilidad de producir bioturbosina a partir de Salicornia, que es una planta que podría regarse con agua de mar. Las algas marinas también son una opción viable para México, ya que "el país tiene miles de kilómetros de litorales y de terreno improductivo junto a éstos, donde se podrían instalar las granjas de producción de aceite de alga", aseguró López.

A diferencia del etanol, que se produce a partir de maíz amarillo, los combustibles de segunda generación (como la bioturbosina) se elaboran a partir de mejores procesos tecnológicos y materias primas no destinadas a la alimentación y cultivables en terrenos no agrícolas o marginales, inclusive en zonas desérticas, utilizando aguas salobres.

Más noticias de Manufactura

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Ken, el eterno amor de Barbie, se renueva
No te pierdas
ç
×