Residuos peligrosos generan energía

En México, de los desechos tóxicos industriales podría obtenerse electricidad de forma alternativa. Pero hace falta legislación que obligue a las entidades a tratar estos residuos en el territorio.
Basura  (Foto: AP)
Shaila Rosagel
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

El desarrollo de la Tecnología de Plasma es una novedosa opción para tratar las 1.69 millones de toneladas de residuos peligrosos que México genera al año y producir energía, dijo Rubén Muñoz, director del área de Seguridad, Medio Ambiente e Higiene de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ).

Este nuevo método se aplica en países como Australia y Japón para tratamiento de desechos industriales y urbanos. Es capaz de tratar las sustancias tóxicas a una temperatura entre 5,000 a 10,000 grados centígrados a través de la gasificación por plasma.

Con base en el documento Tecnología de Plasma y Residuos Sólidos, investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Yucatán (FI-UADY), señalan que con una tonelada de residuos pueden obtenerse 673 Kilowatt-hora netos de energía a través de un sistema fundidor de plasma mejorado y explica que se pueden procesar basura, tóxicos, médicos, biológico-infecciosos, industriales y desperdicios nucleares.

El documento explica que esta tecnología desintegra todas las moléculas de la sustancia a una temperatura entre 5,000 y 10,000 grados centígrados.

uno de los ejemplos más claros es Japón que tienen hasta cinco plantas, una de ellas con capacidad para tratar 130 toneladas diarias.

En México los residuos peligrosos más comunes son los solventes, explicó Rubén Muñoz, los cuales tienen una capacidad calorífica que puede aprovecharse para generar energía alternativa y utilizarse para el alumbrado público o la producción manufacturera, por citar dos ejemplos.

Aunque la tecnología es costosa y se encuentra en una etapa de maduración, es una opción a las plantas de tratamiento, disposición y confinamiento de residuos peligrosos, que en la última década tuvieron fuerte oposición ciudadana en el país.

Apenas en junio de este año fue clausurado el confinamiento ubicado en Zimapán, Hidalgo, con 300 toneladas de desechos tóxicos confinados.

Actualmente sólo funciona un confinamiento en Mina, Nuevo León operado por la empresa Residuos Industriales Multiquim (Rimsa), que cuenta con 11 Centros de Transferencia que también reciben desechos de distintas zonas industriales del país.

De acuerdo con  el estudio "Integración y Actualización del Inventario Nacional de Generación de Residuos Peligrosos (INGRP)", que presentó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en 2010,  en México hay un padrón de 52, 784 empresas que generan residuos peligrosos, de éstas, 53% corresponde a microempresas, 37% a pequeños generadores y 10% a grandes corporativos.

Rubén Muñoz señaló que además de la introducción de nuevas tecnologías para el tratamiento de las sustancias tóxicas en el país, se requiere de un mejor marco normativo que regule su disposición final.

"Que en los mismos sitios donde se generan los residuos, que ahí se destruyan, que no se manden a ningún otro lugar, es decir, que cada localidad se haga responsable de sus desechos; hoy en día, todo va a dar a un mismo lado", subrayó.

El inventario de la Semarnat especifica que las zonas de mayor generación de residuos con 37.5% del total son en los estados de con Chihuahua, Distrito Federal, Estado de México, Tamaulipas, Nuevo León y Campeche.

Más noticias de Manufactura

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
¿Por qué estos gatos se han vuelto guardianes de una tumba en Colombia?
No te pierdas
×