Turbulencias para los hidrocarburos

Inician septiembre con la agitación de los commodities. Se espera una tendencia decreciente en la demanda, acorde con el movimiento económico
Hidrocarburos  (Foto: Jupiter Images)
Cinthya Bibian
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Desde los mayores niveles mensuales observados en abril los precios del petróleo WTI, Brent y mezcla mexicana han registrado caídas de 21.3%, 10.3% y 11%, respectivamente, como consecuencia de la volatilidad en los mercados de commodities.

En tanto que los inventarios de crudo se redujeron, desde mayo cuando estaban en sus mayores niveles, en 4.5% y los de gasolina 1.7% como consecuencia de una menor demanda esperada de llegar a darse una recesión en Estados Unidos.

"Por el lado de la demanda, un ambiente de recesión podría generar una contracción de la demanda de petróleo en el orden de 0.4 millones de barriles al día, en contraste con nuestra actual proyección base de un crecimiento de 1.5 millones de barriles diarios. De manera similar, la demanda de Norte América podría caer 620 mil barriles, contra nuestro pronóstico actual de una contracción de 110,000", comentaron analistas de Bank of America Merrill Lynch.

En el caso de otros hidrocarburos, como el gas, las expectativas apuntan a que aunque el crecimiento de la oferta está avanzando a pasos agigantados, la demanda se desacelerará cíclicamente junto con la economía.

Asimismo, revela el más reciente informe de la Agencia Estadunidense de Información sobre Energía anticipa que los precios de la gasolina y el diesel revelarán una disminución ante el menor costo del petróleo en los mercados internacionales.

Este último aspecto no se contempla en el caso de México, pues la Secretaría de Hacienda ha impuesto un esquema de aumento gradual en los combustibles a fin de ubicarlos en los mismos niveles de los internacionales.

Escenarios alcistas

Sin embargo, las expectativas para los precios y la demanda de los hidrocarburos, si bien son de reducción en el corto plazo en todos los casos, aún podrían cambiar si se llegan a dar dos fenómenos importantes que cambiarán por completo el panorama y llevarán a que se incrementen nuevamente los costos en los mercados internacionales.

En primer lugar, comenta Carlos González, analista de Monex, si hay algo que podría cambiar el comportamiento de los precios de los energéticos es el anuncio de nuevas medidas económicas por parte de la Reserva Federal, el banco central de Estados Unidos, que imprima dinamismo a la actividad productiva de ese país vía estímulos monetarios.

"El escenario de menor crecimiento a nivel mundial parece estar preocupando más a las autoridades monetarias alrededor del mundo, e inclusive podrían estar dispuestos a tolerar un poco más de inflación con el fin de estimular la economía real", comentó Delia Paredes, analista de Banorte-Ixe.

Una decisión de tal magnitud, coincidieron los analistas, imprimiría un impulso al alza de los precios del petróleo empujando el costo de los demás hidrocarburos.

Según las expectativas hacia el cuarto trimestre del año, el costo del WTI rondará 88 dólares por barril, en tanto que el Brent llegará a 102 dólares por barril. Para el gas las previsiones lo ubican en 4.25 dólares por millón de BTU (British Thermal Unit, unidad de medida de energía inglesa).

Adicionalmente hay dos fenómenos que cambiarán los precios del petróleo y uno de ellos son los fenómenos climáticos, y el otro es la terminación de los conflictos en Libia.

"Irene, el noveno huracán de la temporada, amenaza en los próximos días con provocar interrupciones en el suministro de gasolina en la costa este de Estados Unidos, lo que derivado en esta semana un sólido rendimiento de la gasolina, que subió cerca de 4%", comento Ole Hansen, estratega de Saxo Bank.

De acuerdo con Carlos Ponce, analista de Banorte-Ixe hasta antes del conflicto, Libia producía y exportaba 1.33 millones de barriles diarios, cifra equivalente a 2% de la producción mundial.

"Se espera que dichas cifras se recuperen en un año. Para Libia el petróleo es la principal industria por lo que reiniciar la producción y exportaciones es crucial para un país que posee las mayores reservas de crudo en África", dijo.

Por ello, aunque las expectativas de corto plazo apuntan a que los costos de los hidrocarburos bajen, la situación no durará mucho pues ante estímulos económicos y una disminución de la oferta por fenómenos climáticos podrían elevar nuevamente el precio del petróleo.

Más noticias de Manufactura

 

 

Ahora ve
Ed Parker sorprende por su forma de jugar tenis a los 90 años
No te pierdas
×