Sal: Un negocio puro

Una sal natural baja en sodio es una realidad… y la patente le pertenece a una empresa mexicana. Exportadora de Sal envió un primer cargamento a Estados Unidos y ahora busca ampliar sus mercados.
Salinera  (Foto: Jorge Garay)
Shaila Rosagel
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

México es dueño de la patente de la única sal marina baja en sodio, procesada de forma natural, directamente del mar, que ya se exporta a Estados Unidos desde 2010 como programa piloto.

A diferencia de las sales bajas en sodio artificiales que existen en el mercado -producidas a través de la extracción en minas de cloruro de potasio-, ésta tiene la peculiaridad de ser natural a base de la mezcla de cloruro de sodio y un compuesto de tres sales más: potasio, sodio y magnesio; fue desarrollada durante cuatro años por ingenieros químicos y biólogos mexicanos del Departamento de Investigación y Desarrollo de la salinera Exportadora de Sal (ESSA), ubicada en Guerrero Negro, Baja California Sur.

Precisamente fue esta empresa la encargada de hacer un primer envío de 600 toneladas de esta sal a Estados Unidos, la cual se encarga de comercializarla en ese país. Actualmente, Mitsubishi se encuentra en una etapa de negociación para enviar 10,000 toneladas más en el corto plazo.

Edmundo Elorduy Dahlhaus, director general de la compañía, aseguró que esto exigirá ampliar la capacidad de producción de la planta, situada en Guerrero Negro, baja California Sur, para lo cual el directivo afirma que se invertirán 12 millones de dólares en los próximos cinco años, a fin de alcanzar una producción de 50,000 toneladas de la sal baja en sodio.

Hasta el momento, todo el proyecto para desarrollar, producir y vender esta sal ha requerido una inversión de dos mdd, principalmente en la adaptación de algunos equipos que se utilizaban para el procesamiento de Sal de Mesa, así como la adquisición de molinos, una mezcladora y transportadores.

Edmundo Elorduy señaló que la primera meta es consolidarse en el mercado norteamericano, donde han detectado una creciente moda por consumir productos naturales. Posteriormente buscarán penetrar el mercado mexicano, donde tienen posibilidades de adquirir clientes entre la población con problemas de hipertensión que requiere disminuir su consumo de sal tradicional.

El directivo explicó que la industria alimenticia podría convertirse en un importante cliente de esta nueva sal, pues le serviráe como una herramienta de Mercadotecnia que les permita ofrecer productos elaborados con una ‘sal marina baja en sodio'.

Favor de actualizar flashplayer

Get Adobe Flash player

 

Más noticias de Manufactura

 

 

Ahora ve
Para Estados Unidos, el TLCAN necesita cambios de fondo
No te pierdas
×