Alimentos resguardados bajo cero

En 7 cámaras frías, Walmart almacenan parte de los alimentos perecederos que distribuye en México. Éstos se mantienen en condiciones específicas de temperatura para maximizar vida de anaquel.
Alimentos  (Foto: AP)
Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Como esquimales entrando a un iglú, el personal del centro de distribución de Walmart, ubicado en San Martín Obispo, en el Estado de México, está bien armado con chamarras y pasamontañas para trabajar en las cámaras frías con capacidad de resguardar hasta 1,818,900 toneladas de alimentos perecederos.

Mario Luis Jaimes, gerente divisional de operaciones del centro de distribución, explicó que a este lugar llegan frutas, verduras, carnes, mariscos y algunos alimentos preparados provenientes de diversos estados de la república, Estados Unidos, Centro y Sudamérica y hasta Europa. Aquí permanecen a temperaturas de hasta -26°C. De este centro se distribuyen los alimentos a 22 estados de la república.

Comentó que en un terreno de 37,000 m2 están ubicadas siete cámaras con distintas temperaturas y condiciones de humedad cuya función es conservar el buen estado de los alimentos y garantizar su vida de anaquel.

Dependiendo de las características de los alimentos, varía el tiempo que permanecen en las cámaras. Por ejemplo, a la cámara de congelador llega carne, nieve, mariscos y algunos alimentos preparados, los cuales pueden estar hasta 15 días almacenados. Hortalizas, como las lechugas, se resguardan  en una cámara a 1°C y a 95% de humedad relativa, dijo Edgar González, subdirector del centro de distribución.

Los plátanos, aguacate y papaya se almacenan en una cámara seca donde permanecen de dos a tres días. Este espacio está equipado con sensores que detectan el gas etileno que despiden estos productos. Cuando la concentración de etileno excede los límites permitidos se abren unas celdas de manera automática para dejarlo salir y así evitar daños en la mercancía, dijo González.

Los productos refrigerados perduran en las cámaras de cinco a siete días y el pescado fresco tan sólo dura horas en estas cámaras.

De no preservarse en las condiciones y humedad adecuadas, los alimentos pueden deteriorarse en cuestión de horas. Por ello, para garantizar la seguridad alimentaria, los andenes de carga también se mantienen a temperaturas controladas, al igual que y los 5,400 vehículos (en temporada alta son hasta 6,900 camiones) que salen diariamente de este centro de distribución, dijo Jaimes.

González aseguró que el centro de San Martín Obispo es uno de los más grandes de América Latina. Durante el último trimestre del año la llegada de productos se incrementa hasta 30% en comparación con el resto del año. La temporada alta empieza en septiembre con el incremento en la demanda de carne de cerdo, chiles, tomate y cebollas para celebrar las fiestas patrias y acaba en enero con las grandes ventas de roscas de reyes.

En lo que va de 2011, este centro ha movido 130,000,000 de cajas, que podrían servir para construir 112 pirámides de Giza. Para el último trimestre del año, los directivos prevén un incremento de entre 5 y 7% en los productos que se moverán en este centro en comparación con el mismo periodo de 2010.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Más noticias de Manufactura

 

Ahora ve
Sierra Leona vende ‘el diamante de la paz’ en 6.5 millones de dólares
No te pierdas
×