Ingeniería resistente

Los plásticos reforzados con fibra de vidrio cobran relevancia como insumos para la industria. Entre sus ventajas: alto valor agregado, mayores procesos y diversidad en sus aplicaciones.
Plástico resistente  (Foto: CNN)

Desde hace 15 años, Fernando González se dedica a la comercialización de plásticos reforzados con fibra de vidrio, los cuales importa de Estados Unidos (EU) y Oriente. Entre sus principales clientes están empresas como Volkswagen, General Motors, Ford, y LG.

Los plásticos reforzados con fibra de vidrio, como el polipropileno, acetal, pbt (politereftalato de butileno) o el pps (sulfuro de polifenileno), son usados en México por la industria automotriz, la eléctrica y la electrónica, entre otras, para fabricar piezas especificas para los productos que manufacturan, desde las facias o partes de un motor, hasta conductores eléctricos para productos electrodomésticos.

A diferencia de los plásticos tradicionales, como el polietileno, los de ingeniería tienen gran resistencia a la comprensión y a las temperaturas elevadas, explica José Humberto Bendezú, en su tesis Los plásticos reforzados en fibra de vidrio (prfv), sus aplicaciones y desarrollo en la industria nacional.

Sus conocimientos en química industrial le dieron la posibilidad a Fernando González conseguir trabajo en una distribuidora de plásticos tradicionales (o commodities) y de ingeniería. Luego de pasar 15 años en el negocio decidió montar su propia empresa para comercializar plásticos de ingeniería.

A primera vista es más fácil y puede ser más llamativo montar una planta o comercializar plásticos tradicionales, en tanto que hay mucha demanda y no se requiere de infraestructura avanzada ni procesos complejos para su manufactura, pero a la larga los de ingeniería resultan más rentables que los tradicionales. "Vender un camión de 20 toneladas de polietileno deja lo mismo que comercializar tres toneladas de un plástico reforzado con fibra de vidrio", ejemplifica González.

Explica que los plásticos de ingeniería son difíciles de sustituir por otro material, debido a sus características especiales y a que son pocos los proveedores de estos materiales en México.

Rubén Muñoz, especialista en plásticos de la Asociación Nacional de la Industria Química (aniq), comenta que los de ingeniería representan cerca de 10% del total de la producción de plásticos en México; de los cuales, 48% va destinado al mercado de empaques y envases, que es el segmento de mayor de consumo de plástico.

Puede consultar el texto completo en la edición de octubre de la Revista Manufactura

Más noticias de Manufactura

 

 

 

Ahora ve
Trump quiere enviar hombres a la Luna, como paso previo a llegar a Marte
No te pierdas
×