Envases longevos atraen a fabricantes

Desechar un empaque tiene un impacto ecológico alto, por lo que se busca alargar su ciclo de vida. Se estima que 80% de las emisiones ambientales de los plásticos está en la extracción y producción.
envase  (Foto: AP)

En el camino hacia la sustentabilidad, las empresas se valen de diversas acciones para reducir su impacto ambiental; por ejemplo, maximizar el ciclo de vida de los empaques y envases.

Se estima que 80% del impacto ambiental que ocasiona la industria del plástico se genera durante la extracción y la producción de la materia prima (polímeros), mientras que la producción y transportación del producto terminado representa 20% restante, comentó Eduardo Martínez, Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac).

Dijo que desechar un empaque o envase implica que nuevamente se tendrá que generar materia prima para producir más, lo cual implica un mayor impacto ecológico.

Empresas como Natura, por ejemplo, utilizan empaques rellenables en sus productos.

Una de las funciones del envase es proteger, preservar y transportar la mercancía. En el mercado hay plásticos de especialidad más resistentes que los convencionales ideales para la fabricación de envases rellenables.

El tritan, por ejemplo, es una línea de plásticos tipo copoliester, resistente a golpes y a cambios bruscos de temperatura. Esta cualidad permite utilizar menos material en la fabricaciòn de los envases sin afectar su durabilidad, dijo Víctor Fernández, gerente regional de negocios de Eastman.

Este nuevo material no contiene Bisfenol-A (o BPA), lo que lo hace  ideal para la industria de alimentos, electrodomésticos, farmacéutica y de cuidado personal. El BPA es un compuesto utilizado para la fabricación de algunos plásticos; no obstante, regulaciones internacionales han prohibido su uso en empaques de grado alimenticio o farmacéutico por considerársele cancerígeno.  

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Fernández comentó que un kilo de este material cuesta aproximadamente cuatro dólares. Su aspecto es parecido al vidrio y para su producción se utiliza 45% menos energía que para la del acrílico. En México Eastman lo lanzará este año. Empresas como Natura lo usan para la fabricación de algunos de sus envases.

Más noticias de la revista Manufactura

Ahora ve
Gracias a la inteligencia artificial, la NASA descubre sistema de ocho planetas
No te pierdas
×