Mexicano inventa prótesis inalámbrica

Es un brazo robótico operado desde los pies a través de circuitos, engranes y materiales reciclados. Su inventor es un estudiante de preparatoria de 18 años, interesado en la robótica y mecatrónica.
Brazo Robótico  (Foto: Cortesía Fortune)
Shaila Rosagel
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Inspirado por un discapacitado de la central de autobuses de Guasave, Sinaloa, Alejandro Urías creó una prótesis de brazo robótico, operado desde los pies a través de tecnología inalámbrica.

Su invento es uno de los 404 proyectos finalistas de estudiantes de los niveles básico y superior de todo el país, que se exponen en la XVIII Semana de la Ciencia y Tecnología en el World Trade Center (WTC) de la Ciudad de México.

De 18 años, el estudiante de sexto semestre de la Unidad Académica Preparatoria de la Universidad Autónoma de Sinaloa, desarrolló un concepto de prótesis de bajo costo con materiales reciclados, que se encuentra en proceso de patente y que su creador sueña con llevarlo a la manufactura a gran escala para su comercialización en el mercado mexicano.

El hombre que carece del brazo derecho (de la central de autobuses), es un empleado que necesita una prótesis para realizar actividades básicas y por el costo elevado en el mercado de estos aditamentos, carece de ella.

El brazo robot de Alejandro costó 500 pesos para su fabricación, pesa 900 gramos y funciona a través de un sistema de control inalámbrico que consta de circuitos y engranes instalados en un huarache de hule, que al presionar un switch con los dedos del pie se envía una señal al brazo y se genera el movimiento.

La prótesis es capaz de sujetar un vaso y llevarlo a la boca para beber agua. De moverse de arriba, hacia abajo y a los lados.

Su fuente de energía es una batería reciclada de celular de 3.7 voltios, con un motor de muñeca que permite el movimiento de antebrazo cuando se aplica el voltaje.

El joven explicó que el hombro de la prótesis está construido de una base de plástico instalados en seis engranes circulares de diferentes radios. El brazo es de madera de cedro, así como la mano, que funciona a través de pasadores de acero y engranes de plástico.

Alejandro Urías muestra en el pequeño estante, su libreta cuadriculada llena de trazos, números y fórmulas que aplicó en su desarrollo.

"Investigué las distintas prótesis que existen en el mundo y no encontré nada como lo que yo desarrollé: inalámbrica, que opere desde los pies y de bajo costo", aseguró el joven estudiante.

Más noticias de Manufactura

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×