Calzado a prueba de electricidad

Los zapatos son críticos para garantizar la calidad de los productos. Muchos componentes eléctricos pueden dañarse con tan sólo 100 voltios o menos.
Calzado  (Foto: Cortesía SXC)
Ivet Rodriguez
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

En términos generales, el calzado es pieza clave para salvaguardar la integridad de los trabajadores en cualquier planta industrial, sin embargo, para empresas dedicadas a la producción de dispositivos electrónicos los zapatos también son críticos para garantizar la calidad de sus productos.

Cualquier persona ha sentido alguna vez ‘un toque' al tener contacto con una persona o un objeto cargado electrostáticamente. Esto, aparentemente, no tiene más importancia excepto que para muchos componentes electrónicos resulta "mortal". Muchos de estos componentes pueden dañarse con tan sólo 100 voltios o menos.

Empresas como Hella Electronics México, dedicada a la fabricación de equipo eléctrico y electrónico para la industria automotriz, utiliza calzado de seguridad especial para eliminar la generación de voltajes electrostáticos en la planta.

Un zapato común y corriente puede generar cargas electrostáticas cuando entra en contacto con el piso. Por ejemplo, caminar sobre un suelo de vinilo en condiciones de humedad relativa de 10 a 20% genera 12,000 voltios, carga que es suficiente alta como para destruir o degradar algunos dispositivos sensibles a los electrostáticos, según escribe Antonio Martín Molina en su texto Control Electrostático.

Los controles de seguridad son estrictos en esta planta. Para entrar al área de producción los trabajadores deben pasar por unos torniquetes especiales que miden la carga electrostática de la persona a través de los pies.  

El calzado de seguridad en esta planta cumple una doble función, dice Sandra Sámano, Coordinadora de seguridad y salud de la compañía. Por un lado, tiene el objetivo de garantizar la seguridad del empleado y por otro de evitar cualquier alteración en el producto. Y agrega, una falla en los componentes de un auto podría resultar fatal.

El plástico (con un compuesto de poliamida) es comúnmente usado para la fabricación de los cascos de los zapatos de seguridad dieléctricos ya que además de tener una gran resistencia al impacto, reduce la conducción de electricidad, explicó Óscar Gorodzinsky, director comercial de  Grupo Industrial Arda, fabricante de insumos para la industria del calzado de seguridad.

Más noticias de Manufactura

 

 

 

 

Ahora ve
Fiscal general de EU culpa a migración por pandillas y terrorismo en el país
No te pierdas
×