Tour automotriz II: Luz eficiente

El futuro de la iluminación está en los LED. Ahorran hasta 80% más energía que los incandescentes.
Refacciones  (Foto: Ivet Rodríguez)
Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO -

En condiciones poco claras, cuando llueve, cuando neva, en medio de la neblina, cuando es de noche, para el automovilista es tan importante ver como ser visto. Si bien la iluminación del automóvil es un tema de seguridad, también lo es de eficiencia.

'Encender las luces' consume combustible. Y es que la electricidad requerida para que los focos se prendan es suministrada por el alternador, que a su vez la genera a partir de la energía del motor.

El mercado de la iluminación automotriz actualmente va en busca de nuevas tecnologías enfocadas en la eficiencia energética. Hella, fabricante de sistemas de iluminación, vislumbra que el futuro está en los LED. Son más durables y ahorradores.

Esta tecnología tiene la misma vida útil del auto y consume hasta 80% menos energía que los focos incandescentes.

Pese a que en la actualidad el uso de LED aún es limitado en la industria automotriz, se espera que en los próximos cinco años este mercado crezca a una tasa anual compuesta de entre 6 y 9% en la región TLCAN.

A escala internacional Hella suministra iluminación trasera LED para más de 20 modelos, que incluyen vehículos de Audi, BMW, Cadillac, Ford, Lincoln y Volskswagen.

Como la iluminación LED genera más calor que los focos incandescentes, los fabricantes tienen el reto de desarrollar mecanismos de enfriamiento y nuevos materiales plásticos que resistan mayores temperaturas, aseguró Carlos Castillo, director general de Hella Lighting México.

Operación precisa

Los faros son la personalidad del vehículo. Incluso, expertos en formas encuentran semejanzas entre éstos y los ojos humanos. Redondos y grandes evocan la mirada de un niño o una mujer, mientras que faros relativamente estrechos dan una apariencia más masculina.

Carlos Castillo, lleva la batuta de la planta de Guadalajara. En total, la firma alemana tiene tres fábricas en México dedicadas a la manufactura de sistemas de iluminación para vehículos ligeros, pesados y deportivos.

Prácticamente 98% de la pieza es plástico, mientras que el resto son componentes eléctricos. El proceso de manufactura puede resumirse en cuatro pasos: fundido, inyección, pintado y ensamble.

En la planta de Guadalajara trabajan de manera conjunta entre 60 o 70 máquinas de inyección y 550 operarios. Algunos procesos, como el desmoldeo o el suministro de pegamento para unir algunos componentes, requieren de la precisión y consistencia que sólo una máquina puede ofrecer. El ensamble, en cambio, se hace de forma manual.

Aproximadamente 30% de los insumos se compran en la región NAFTA y el resto se importa de Europa o Asia.

Castillo proyecta que para los próximos cuatro años esta planta crecerá su producción 30%. Actualmente los componentes que se manufacturan en Guadalajara abastecen a varios de los principales fabricantes de automóviles del mundo, que incluyen a Ford, Chrysler, General Motors, Volkswagen y Nissan, entre otras.

Más noticias de Manufactura

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Esto es lo que deja el año 2017 en América Latina
No te pierdas
×