Premian tecnología en alimentos

Los investigadores enfrentan el reto de modificar la textura y su microestructura; sólo así lograrán mantener la preferencia del consumidor.
El ganador del Premio Nacional al Mérito fue César Ignacio B  (Foto: )
Silvia Ortiz Ruiz
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Coca-Cola y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) dieron a conocer a los investigadores mexicanos que ganaron el Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos (PNCTA), máximo galardón en materia alimentaria en México, creado hace 32 años por la empresa refresquera para fomentar la investigación y reconocer el avance científico y tecnológico del país.

La entrega de los reconocimientos estuvo a cargo del director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Juan Carlos Romero Hicks; el director de la Asociación de Embotelladoras Mexicanas de Coca-Cola, José Ramón Martínez; y el director de la Facultad de Química de la UNAM y presidente del Jurado Calificador, Eduardo Bárzana.

Los trabajos de los ganadores de las seis categorías, entre ellas, Estudiantil, Profesional en Ciencia y Profesional en Tecnología cuentan con calidad científica o técnica, tienen un impacto en el desarrollo de los conocimientos científicos y tecnológicos en el campo de los alimentos, así como aplicación y repercusiones socioeconómicas y ambientales en México. Eduardo Bárzana anunció la creación de una nueva categoría: Profesional de Bebidas.

Este hecho, dijo, confirma su constante evolución y el compromiso de Coca-Cola por fomentar la investigación en el área alimentaria, buscando el desarrollo sustentable de la industria.

Por su parte,  Juan Carlos Romero Hicks dijo que “se debe continuar impulsando la formación de recursos humanos de alto nivel y la investigación y su aplicación al desarrollo de nuevas tecnologías y a la solución de necesidades sociales con una mayor vinculación entre  empresas, gobierno y academia”.
 
Asimismo el funcionario calificó el tema de la alimentación como un  tema estratégico y prioritario, no sólo en nuestro país, sino a nivel mundial. “Lo es en México, donde todavía un alto porcentaje de la población padece desnutrición desde la niñez, y lo es a nivel mundial, en donde nos enfrentamos a un alza continua en los precios de los alimentos, debido a su escasez”, señaló.

El jurado calificador integrado por 14 investigadores decidió que los premiados fueran:

•    Carlos Avilés Avilés, de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, en la categoría de Estudiantil. Su trabajo se tituló: “Diseño y construcción de un concentrador para alimentos líquidos a temperaturas constantes y por debajo del punto de ebullición del agua“.

•    En la categoría Profesional en Ciencia, los ganadores fueron los investigadores de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional (IPN): Tzayhrí Guadalupe Gallardo Velázquez, Ofelia G. Meza Márquez y Guillermo Ismael Osorio Revilla por su trabajo: “Aplicación de la espectroscopia infrarroja y análisis multivariable para identificar adulteraciones en la carne molida de res“.

•    Ernesto José Aguirre Ezkauriatza y Moisés Álvarez del Centro de Biotecnología del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, fueron premiados en la categoría Profesional en Tecnología con el trabajo: “Productos de valor agregado a partir del suero de leche de cabra, producción de proteína liofilizada por ultrafiltración y producción de biomasa probiótica de lactobacillus casei liofilizada“.

•    César Ignacio Beristain Guevara de la Universidad Veracruzana ganó en la categoría de Premio Nacional al Mérito, que se otorga de forma bienal como reconocimiento a la trayectoria de los científicos mexicanos que han dedicado su vida a la investigación en el área, y que además han aportado beneficios sustanciales al desarrollo de la ciencia y tecnología de los alimentos.

Durante su intervención ante académicos y empresarios, Beristain Guevara afirmó que “necesitamos hacer llegar el principio activo a donde se requiere y una cantidad suficiente y el reto es llegar a la celúla”. En materia alimentaria los retos son modificar la textura de los alimentos para tener nuevas sensaciones y la microestructura para poder tener mejores vidas de anaquel.
 
•    La Mención Honorífica Estudiantil fue entregada a Sixto J. Pérez Campos por la investigación: “Propiedades reológicas dinámicas de dispersiones acuosas de gelana: efecto de la concentración de iones calcio en la formación de geles”. Las instituciones participantes en esta investigación son el Instituto de Ciencias Agropecuarias, Universidad Autónoma del estado de Hidalgo y Facultad de Química de la UNAM.

•    La Mención Honorífica en Ciencia fue para Ana Paulina Barba de la Rosa, Adriana Barba Montoya y María del Carmen González Castillo, quienes pertenecen al Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica, cuyo trabajo es: “Biopéptidos con actividad antihipertensiva obtenidos de semilla de amaranto: caracterización biológica“.

•    La Mención Honorífica Científica fue para Guillermo Guerrero Chávez, Salvador H. Guzmán Maldonado, Paola Martínez Samayoa, Edmundo Mercado Silva y Rosalía Reynoso Camacho del Departamento de Investigación y Posgrado en Alimentos. Facultad de Química, Universidad Autónoma de Querétaro y INIFAP Campo Experimental Celaya Guanajuato. El trabajo de estos investigadores se refiere a: “Análisis molecular del efecto antidiabético del garambullo (Myrtillocactus geometrizans), un fruto olvidado del altiplano mexicano“.

•    La Mención Honirífica Tecnológica Hugo Mújica Paz y Aurora Váldez Fragoso de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de Chihuahua fueron premiados por su trabajo: “Efectividad de la Tecnología de Pulsos de Vacío en el procesamiento de frutas y hortalizas enteras“.

En entrevista, luego del acto de premiación, Romero Hicks insistió en que el tema de la seguridad alimentaria es un tema delicado que requiere una atención inmediata en el que deben interactuar cada vez más, gobierno, academia y empresas.

La bolsa de premios distribuidos entre los ganadores de esta edición fue de 385 mil pesos, divididos en: 120 mil pesos para el acreedor del Premio Nacional al Mérito (Dr. César Ignacio Beristain Guevara), 100,000 pesos para cada una de las Categorías Profesionales, en Ciencia (M. en C. Ofelia Gabriela Meza Márquez, Dra. Tzayhrí Guadalupe Gallardo Velázquez y el Dr. Guillermo Ismael Osorio Revilla), en Tecnología (MBI. Ernesto José Aguirre Ezkauriatza y el Dr. Mario Moisés Álvarez) y 65 mil pesos para la Categoría Estudiantil (Ing. Carlos Avilés Avilés, y sus asesores el Dr. Miguel Ángel Ruiz Cabrera y el Dr. Mario Moscosa Santillán).

Ahora ve
No te pierdas