Bienes nacionales se van a Europa

Con tres tratados comerciales México podría aprovechar el mercado alemán.
Ma. Dolores Montes

Alemania es el cuarto socio comercial de México y el intercambio entre ambos países alcanza 8,844 mdd, lo que representa 2.3% de las transacciones internacionales de nuestro país, según el Banco de México (Banxico).

Para la Cámara México-Alemana de Industria y Comercio (Camexa) todavía queda mucho por explorar para ambos mercados, ya que no se ha aprovechado el potencial de los tratados comerciales hoy existentes entre ellos:

* TLCUEM: Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México
* Acuerdo entre el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el gobierno de la República Federal de Alemania para la Concertación del Acuerdo "Fomento de la Cooperación de Empresas en México"
* Acuerdo de Cooperación Industrial entre los Estados Unidos Mexicanos y la República Federal de Alemania

La Camexa habla de varios sectores donde los empresarios mexicanos tienen áreas de oportunidad para su incursión en el mercado germano con productos industriales:

* Alimentos: Productos con certificado orgánico.
* Farmacéutico: Productos e insumos naturales para el cuidado personal, en particular, derivados de aloe vera y suplementos alimenticios naturales.
* Artículos para decoración exterior: Artículos de barro, fibra de vidrio y muebles para jardín.
* Ferretero y construcción: Las piedras naturales como ónix, mármol y granito para arquitectura.
* Calzado: Bota vaquera para dama y caballero, calzado con parte superior de cuero para caballero, dama y niño y calzado industrial.

En tanto, el interés que México despierta entre firmas alemanas que quieren invertir, propició que la cámara editara un libro en el que da consejos para realizar inversiones exitosas en nuestro país.

Tradicionalmente la industria alemana es conocida en México por su liderazgo en el sector automotriz; sin embargo, los alcances de su inversión en territorio nacional se dirigen hacia el sector energético y el de la automatización.

Las compañías con inversión germana que participan en la industria manufacturera nacional ascienden a 33.1% y se localizan en mayor medida en el Distrito Federal, Estado de México y Puebla.

En opinión de Johanes Hauser, director general de la Camexa, el clima de negocios mexicano se encuentra en un buen momento, pues hay estabilidad macroeconómica y, entre los empresarios alemanes, hay optimismo en cuanto al avance de la reforma energética, tema en el que están interesados en participar los europeos por su experiencia con energías renovables como la solar, geotérmica y eólica.

Hace unos meses, el presidente Felipe Calderón Hinojosa realizó una gira de trabajo en aquél país para promover a México como un lugar seguro para las inversiones alemanas.

De acuerdo con el directivo de Camexa, nuestro país es un socio estratégico para los negocios germanos en América Latina debido a su situación geográfica y el tamaño del mercado, pero además, “por el tratado de libre comercio con Estados Unidos y los que tiene con otros países".

Esto, explicó, porque para Alemania que proviene del área del euro, "tener producción en un país que proviene de la zona del dólar resulta estratégico porque es un factor apaciguante para equilibrar las fluctuaciones biorrítmicas entre las monedas. El fabricar aquí y exportar desde aquí conviene”.

Ahora ve
No te pierdas