México en la mira

Empresarios chinos se muestran ávidos por invertir en diversos sectores.
La empresa Zhongda planea instalar en México una planta de a  (Foto: )
Silvia Ortiz
Industriales chinos visitaron México a principios de agosto, encabezados por Li Ren, presidente de la Federación de Industria y Comercio de la provincia Jiangsu, China, para “explorar” opciones de negocio en sectores como petróleo, telecomunicaciones, e incluso, en la importación de tequila.

Gilberto Ortiz, asesor de la presidencia de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), explicó que la empresa Zhongda Automovile Group, cuyo presidente es Xu Liankuan, busca instalar en México una planta para fabricar autobuses y ofrece un amplio respaldo financiero, además de aportar tecnología de punta.

El plan es instalarla cerca de algún puerto para producir 5,000 autobuses por año, además de que se prevé que la mitad de los insumos para la fabricación se compren en nuestro país y la otra en China.

Otra propuesta es la de la empresa Boda Enterprise que busca importar tequila mexicano y ya está en pláticas con la compañía Tequila Noche Mexicana para concretar un acuerdo. Esta última, junto con otras 12 recibió, en marzo pasado, financiamiento de la Subsecretaría de las pequeñas y medianas (PyMEs).

En opinión del también vicepresidente del Comité de Petroquímica de Canacintra, los industriales mexicanos y el gobierno deben poner atención en estos ofrecimientos: “Ellos ven a México como un lugar adecuado para entrar a los mercados de Estados Unidos (EU) y Centroamérica. Si no nos ponemos listos nos van a comer el mandado”.

Y es que aun cuando la legislación mexicana no permite la inversión en el sector petrolero, empresas como Nanjing Lanyan Petrochemical Storage and Transport Co., The Company LTD y Jiangsu Jinxian Petrochemical Co. LTD, cuyos presidentes son Qian Qilian y Liang Jinda, respectivamente, están interesadas en invertir en una refinería en México mediante algún mecanismo de colaboración con Petróleos Mexicanos (Pemex).

Para construir una refinaría, según los expertos, se requiere una inversión superior a los 3,000 mdd. De hecho, desde el sexenio pasado se trabaja en el proyecto para la construcción de una refinería cuya capacidad sería de 150,000 barriles diarios para procesar crudo maya.

El interés de los chinos es obvio pues, según el Instituto Mexicano de Ingenieros Químicos (IMIQ), la industria química es uno de los mejores negocios del mundo porque es posible multiplicar hasta 10 veces en promedio el valor del petróleo o el gas si se transforma en productos o bienes de consumo final.

Gilberto Ortiz calificó como desafortunadas las acciones de la Secretaría de Economía (SE), que el próximo 12 de diciembre quitará los aranceles compensatorios a diversos productos chinos: “Son cerca de 1,700 fracciones arancelarias que perjudicarán a sectores como alimentos, química, muebles, metal-mecánica, plástico, entre otros”.

Comentó que algunas industrias están buscando fabricar productos alternativos, ya que con la entrada de productos chinos quedan en desventaja, pues éstos serán mucho más baratos, de modo que están pensando cambiar de línea, aunque lo que se prevé es un masivo cierre de empresas y pérdida de fuentes de trabajo.

La SE quiere remediar esto, dijo, con sus programas de ayuda a PyMEs y con muchos viajes al extranjero: “La óptica de la SE es que los industriales nos volvamos comercializadores, lo que provocará que el país se vuelva muy vulnerable a las importaciones”.

Ahora ve
No te pierdas