Monterrey se da valor

Buscan sustituir importación de tecnología y generar valor agregado en centro de investigación.
José Jayme

Como parte del proyecto: Monterrey, Ciudad del Conocimiento, se ha instalado en esa ciudad la unidad del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi) a fin de responder a las necesidades de la industria en materia de generación de valor.

Este centro de investigación inauguró recientemente su primera etapa, constituida por casi 2,500 m2 y es el primero en arrancar actividades dentro del Parque de Investigación e Innovación Tecnológica (PIIT).

Esto responde a la preocupación de la iniciativa privada y los tres niveles de gobierno que han notado la importancia de generar valor en las empresas dedicadas a la transformación, mediante la generación y uso del conocimiento; por ello, el centro ofrecerá soluciones a las empresas de la región en un intento por sustituir la importación de tecnología y reducir la brecha con otros países.

En ese tenor Felipe Rubio, director general del Cidesi, comentó a Manufactura que “tener nuestra propia tecnología, nos va a diferenciar de los competidores y nos posicionará en el mercado. Para eso, trabajaremos con empresas de todos los tamaños y, así, fortaleceremos la cadena de proveedores. Ya tenemos algunos clientes trabajando en tres o cuatro proyectos que se aplicarán en áreas de análisis estructural, optimización de diseños, electrónica aplicada y automatización”.

A mediano plazo, la institución contempla construir 7,000 m2 en otras dos etapas, asignadas al desarrollo de tecnología de punta mediante sus laboratorios especializados en ingeniería de diseño (destinados al desarrollo de diseño y automatización  de líneas de ensamble, máquinas especiales y de prueba), manufactura avanzada y electrónica aplicada.

Esas fases quedarán pendientes, sujetas a la demanda que tengan y de cómo se inserte el centro en las áreas técnicas de las empresas. Sin embargo, sus expectativas son contar con 250 ó 300 investigadores, en un plazo de entre cinco y 10 años.

Por otro lado, Cidesi aloja a dos grupos de trabajo externos: uno del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada y el otro de la Universidad A & M de Texas, instituciones que aportarán investigadores de alto nivel, para realizar proyectos y tutorías. El objetivo es que los ingenieros jóvenes radicados en Monterrey, interactúen con investigadores ya formados, lo que generará sinergia en temas internacionales.

El concepto del PIIT es único en América Latina, cuenta con 70 hectáreas que albergará unidades del Instituto del Agua, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) y el Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav- IPN), entre otros. Una peculiaridad de los centros, es la complementariedad, pues compartirán laboratorios, maquinaria, proyectos integrales y edificios de uso común, como el auditorio y la cafetería. A decir de Felipe Rubio, “esto permitirá al personal de los centros interactuar y  establecer relaciones personales y profesionales, lo que generará valor agregado”.

La ventaja de compartir maquinaria es que algunos equipos no trabajan constantemente. Por eso, tener equipos complementarios servirá para tener gastos mínimos, puesto que el centro anfitrión sólo cobrará los costos de recuperación por el uso y así ofrecer tarifas bajas.

Ahora ve
No te pierdas