Se enciende alerta en sector maquilador

Ante la desaceleración de la economía de EU las maquiladoras ya toman medidas; reducirán gastos en áreas como logística que representa 7% del total de la producción.
La SE podrá sancionar a las maquiladoras el mismo día que de
Uriel Naum
CIUDAD DE MÉXICO -

Con la decisión de la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés) de bajar sus tasas de interés a 3% en beneficio del consumo, podría incrementarse la demanda de servicios de maquila, sin embargo, persiste el escenario de riesgo y ante esta posibilidad el sector maquilador de México toma sus previsiones.

A pesar de que el índice de confianza del consumidor de Estados Unidos (EU) mejoró en enero (fue de 87.9 y no de 87.5 como se esperaba), este anuncio de la Fed enciende una alerta.

En principio, las empresas ensambladoras se han puesto como objetivo reducir costos en áreas como logística, rubro donde el tránsito de materiales y mercancías les representa un gasto muy alto, pues es de alrededor de 7% de sus costos de producción, dijo a Manufactura, Carlos Palencia Escalante, director del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (CNIMME)

“A nivel producción el margen de maniobra se cierra, pues es imposible hacer ajustes a los salarios. La competitividad ya no puede estar basada en este componente”, agregó.

Los industriales consideran que no será sino hasta mediados de año cuando en realidad comience a tener efecto lo que suceda en el vecino país, pues hasta el momento no hay reportes de firmas que por la actual incertidumbre hayan cambiado sus planes de producción o estén pensando emigrar.

Dos indicadores importantes que podrían llevar a la maquila a implementar acciones más drásticas en el mediano plazo son el comportamiento que tengan las exportaciones, las variaciones en los inventarios y los pedidos y las importaciones que se realicen en las próximas semanas o meses. La industria maquiladora y manufacturera de exportación (IMMEX) vende al exterior poco menos de 200,000 mdd al año. De acuerdo con Palencia Escalante un indicador de crisis en este rubro sería que esta cifra se redujera más de 10%.

“Otros dos indicadores que no son tan fáciles de detectar de un día para otro pero que habrá que seguirles la pista, son la adquisición de material, equipo e instalaciones industriales y el empleo, pues un escenario donde se agudice la desaceleración inmediatamente se reflejará en recortes, aunque esto se trate de resarcir con mayor productividad.” La inversión promedio anual del sector de 2001 a 2006 fue de 2,185 mdd. Dejar que este monto caiga más de 30% en 2008 pondría en focos rojos a la industria.

Sobre el tipo de acciones drásticas que podrían adoptar en caso de que se siga ajustando a la baja la perspectiva de crecimiento de EU, el director del CNIMME señala que seguramente tendrían que estar consensuadas con otros actores para que tengan un alcance real, pero aclara que el escenario pesimista es el menos contemplado por el consejo que preside: “Tengamos presente que una recesión no se presenta de la noche a la mañana ni tampoco su impacto. Caso contrario fue 2001, cuando los acontecimientos terroristas del 11/9 originaron un contexto de caos en menos de una semana”.

Las ramas que pueden verse afectadas bajo un escenario pesimista son las vinculadas al sector de la construcción. Afortunadamente, el grueso de las maquiladoras están más involucradas en bienes de consumo duradero como autopartes, electrodomésticos, muebles y maquinaria y equipo, segmentos en los que sí pudiera haber repercusiones negativas siempre y cuando la crisis hipotecaria determinara de alguna manera los patrones de compra del mercado estadounidense, en particular.

En 2007 estaban instaladas en el país 2,819 plantas maquiladoras y para 2008 se espera que lleguen a las 2,827.

Ahora ve
No te pierdas