¡Urgen zelotas!

Los mejores líderes son los que se apasionan en su conocimiento y experiencia; ellos están en camino de ser zelotas.
Anand Sharma
Anand Sharma


Zelota es una persona fanáticamente comprometida;  ferviente y hasta militante de propuestas;  partidista y extremista.

¿Qué se necesita para transformarse realmente en una empresa lean? Desde luego, es necesario ser capaz de entender y usar las herramientas necesarias. Pero, ¿puede hacerse sin el liderazgo de un guerrero lean y de una tropa de campeones distribuidos en la empresa; digamos... zelotas? Es imperativo cambiar el modo de pensar de la gente y eso sólo puede hacerse mediante un liderazgo apasionado.

Los líderes lean triunfadores generan una intensa pasión por el cambio, lo que a su vez provoca una transformación cultural en la totalidad de la empresa, dando como resultado una ventaja competitiva sostenible y aumentos en valor para los accionistas. Estos dirigentes deben generar un sentido de urgencia, decirles a los empleados que es correcto intentar cosas, y que fallar está bien siempre y cuando se haga algo de inmediato y se aprenda de ello. Como guías deben eliminar obstáculos y facultar a los asociados para que adopten el cambio. Asimismo, deben reconocer, recompensar y promover el buen éxito cuando éste sucede. También se celebran las fallas y se aprovechan los aprendizajes que brindan.

Pero el líder no puede estar solo. Se requiere de toda una población de ellos para impulsar la cultura esbelta,  unificando los corazones y las mentes de todos los empleados para construir una cultura de mejora continua. Su gente –sus mejores activos– puede ayudar a impulsar el cambio cultural para la adopción de la filosofía lean.

¿Y cómo se crean los líderes? ¿Qué características hay que buscar entre los líderes potenciales? Comience por identificar personalidades que puedan influir en los demás mediante el compromiso, el carisma y la comunicación. Sus mejores líderes pudieran no ser los que cuentan con el mayor conocimiento técnico sobre las herramientas lean, pero si se apasionan en cuanto a su experiencia y conocimiento, están en buen camino para ser zelotas.

Los zelotas son visionarios. Generalmente, son fanáticos. Son extremistas. Y en una cultura lean, ninguno de estos atributos zelotas resultan malos, ya que la adoptan porque verdaderamente creen en ella y su entusiasmo puede impulsar el cambio en todos los niveles de su organización. Los zelotas buscan ideas perturbadoras y encuentran oportunidades decisivas en vez de avanzar con pequeños pasos.

Como líder lean, debe encontrar –o ayudar a crear– y apoyar a los zelotas que hay dentro de su organización. Búsquelos por todas partes y no sólo a nivel gerencial. Los trabajadores de piso que cuentan con el respeto de sus compañeros y que se entusiasman con el triunfo pueden tener una influencia más grande y duradera en la totalidad de la fuerza laboral que los gerentes menos entusiastas.

Luego de haber detectado a sus zelotas, debe nutrirlos y apoyarlos. Elimine todas las barreras y recompénselos por actuar primero, por buscar respuestas creativas. Y aliéntelos especialmente a comunicar y divulgar las noticias en toda la organización.

Y hasta que toda su cultura coma, respire y viva lean, será usted capaz de manifestar su buen éxito. ¿Quién necesita zelotas?  ¡Usted!


Autor de The Perfect Engine (Free Press 2001) y The Antidote (Managing Times Press 2006), fue nombrado "Héroe de la Manufactura" por la revista Fortune y es fundador y CEO de TBM Consulting Group.



Ahora ve
No te pierdas