Mantenimiento a la red, su impacto

Asegurar el funcionamiento de la red de la planta es fundamental para elevar la competitividad; así como para reducir costos.
â??Se trata de identificar fallas, pero también puntos donde  (Foto: )
Gabriel Calápiz

Un estudio publicado por la Sociedad Económica de Amigos del País en Valencia España, indica que una planta automatizada incrementa su producción en 5% anual y reduce costos los costos de ésta entre 5 y 8% por año.
 
Lo anterior sería imposible si la información fluyera por una red que no cumpliera cabalmente con las necesidades de los usuarios.

De hecho, tener una red con mantenimiento mínimo o sin él podría llevar a perder estos factores que incrementaron la rentabilidad de la empresa; incrementar los costos de producción y, a la larga, perder participación de mercado.

Un mantenimiento integral de la planta incluye  el equipo de cómputo, e incluso, la infraestructura de red, ya que de otra forma quedaría sin servicio una parte importante de la compañía: nada más y nada menos que los canales de comunicación por los que transita la información de la empresa y, en algunos casos, el control de los sistemas automatizados.
 
La importancia de los procesos automatizados ha sido la clave para incrementar la productividad y competitividad de las empresas y, en consecuencia, de las naciones. Los países con un índice mayor en automatización —calculado por la cantidad de robots por cada 1,000 trabajadores— son Japón, Alemania, Suecia y Estados Unidos (EU).

Su éxito dentro de esta automatización de pro-cesos se debe al respaldo y mantenimiento de los sistemas de información que permiten un libre flujo para la ejecución de este tipo de tareas, llegando a incrementar su producción en cerca de 5% anual, con una reducción de costos en producción de entre 5 y 8% por año, como menciono líneas arriba.
 
La falta de mantenimiento en las redes de una planta podría convertirse en un factor que no permita su crecimiento y desarrollo, perdiendo rentabilidad y, en un periodo de mediano plazo, podría reducir su participación en el mercado.

Es por ello que hago hincapié en que existe una etapa inicial del mantenimiento: es aquella donde los responsables le dan limpieza y servicio básico a los switches y routers, que sin duda es útil; pero, si el proceso se quedara en ese primer paso, no impactaría en la productividad de la empresa. Para que el mantenimiento realmente sea efectivo, se requiere hacer un análisis más profundo.

Visto así, un mantenimiento que tenga impacto real en el negocio debe comprender un análisis profundo de dos áreas: las actualizaciones de software que los fabricantes ponen a disposición de los clientes y el uso que la propia empresa le da a los equipos de red.

En cuanto al software, es necesario tomar en cuenta que aun cuando los fabricantes lanzan diversas actualizaciones del que utilizan los equipos de red, no necesariamente todas aplican a las necesidades de los usuarios.
 
Por otra parte, para llegar a estas conclusiones es necesario realizar un estudio del tráfico de datos que pasa por la red; de los cambios que ha sufrido la empresa en cuanto a número de empleados; la cantidad de información que intercambian, incluso, de los planes de expansión a mediano y corto plazos. Con estos datos es posible identificar si hay cuellos de botella y, más aún, áreas de oportunidad para lograr que la red sea más eficiente.

En otras palabras, un proceso de mantenimiento profundo consiste en un análisis exhaustivo tanto de la red como de los servicios que presta, así como de las necesidades de la empresa en el mediano y corto plazos.

El objetivo no es únicamente identificar los errores o las áreas que requieren atención o soporte técnico sino, inclusive, encontrar los puntos donde la red podría mejorar e impactar positivamente en la productividad de la compañía. Tómelo en cuenta al iniciar con los servicios de la planta.

El autor es gerente general de ProCurve México, la división de redes de hp, considerada segundo lugar en el mercado de redes a nivel mundial.

Ahora ve
No te pierdas