Pensar como hindú

-
Anand Sharma

Entrevistada acerca de su nuevo libro The new argonauts: Regional advantage in a global economy (Los nuevos argonautas: Ventaja regional en una economía global), AnnaLee Saxenian, rectora de la Escuela de Información de la Universidad de California, en Berkeley, dijo que su premisa es que la "fuga de cerebros" ha dejado de representar un peligro para la economía y, en realidad, beneficia a todos.

La gente ha migrado de países como India y China hacia Estados Unidos (EU) durante generaciones en busca de oportunidades. Muchos de ellos han hecho grandes aportaciones a la tecnología y la economía de esa nación, pero a medida que sus países de origen establecen la infraestructura para sostener el tipo de trabajo que realizan, vuelven a casa para aprovechar oportunidades disponibles.

Hace unos cuantos años se percibía a China como el centro mundial de la manufactura y a India se le reconocía por la generación de empleos en software e industria de servicios. Esta última tiene planes ambiciosos para invertir en la creación de una mejor infraestructura, lo que brindará soporte y fomento a la manufactura.

En India hay abundancia de profesionistas técnicos y administrativos altamente educados, capacitados y experimentados, que son difíciles de encontrar en el sur de China. En mi reciente visita a esa nación, un industrial reportó la escasez de 75,000 profesionistas técnicos y administrativos. Por su parte, los nuevos egresados de educación superior están dispuestos y son capaces de tomar ventaja de los activos de la manufactura.

Los hindúes han reconocido el valor del bajo volumen y la alta variedad de productos mediante una producción esbelta. En paralelo con este progreso en India, el ingreso discrecional de la clase media se incrementa a un ritmo acelerado, igual que su apetito por los bienes y servicios occidentales de calidad. Esto proporciona una oportunidad única para que las empresas estadounidenses no sólo hagan su contratación externa de manufactura en aquel país, sino también para producir artículos personalizados para abastecer el creciente consumo local.

En "The new indian consumer", publicado en la edición de octubre en la revista Harvard Business Review, los autores Ashok Gopal y Rajesh Srinivasan introducen el concepto de "indianización". Este es un fenómeno en el que los fabricantes personalizan sus productos, según los gustos locales, tal como lo hizo Nokia cuando agregó una lamparilla a su teléfono celular para auxiliar a los conductores de India a transitar por las mal iluminadas vialidades.

¿Y cómo encaja esto con la tesis de Saxenian? Simple. La conjunción de la creciente destreza de India en la manufactura esbelta y personalizada ha sido el retorno de los empresarios tecnológicos, quienes han aportado la visión y el deseo de crear un crecimiento económico.

Un crecimiento y una mano de obra talentosa y educada, una floreciente industria manufacturera en un país como India ofrecen oportunidades para que los fabricantes foráneos se extiendan ahí y participen en una de las economías con más rápido crecimiento.

La manufactura hindú experimentará un rápido crecimiento que no sólo mejorará la vitalidad económica de India, sino la de los fabricantes extranjeros que comiencen a hacer productos ahí, lo que a su vez le dará vitalidad a las economías en sus países de origen.

Autor de The Perfect Engine (Free Press 2001) y The Antidote (Managing Times Press 2006), Anand Sharma fue nombrado "Héroe de la Manufactura" por la revista Fortune y es fundador y CEO de TBM Consulting Group.

Ahora ve
No te pierdas