Maquiladoras: Avances tangibles

Entrevista a Victoriano Angüis Terrazas, presidente de la Aisohmex
Uriel Naum

Hace algunos años Victoriano Angüis apuntaba que la industria tenía muchas tareas pendientes en cuanto a seguridad. Hoy, considera que estamos en el camino correcto, pero advierte que debemos consolidar lo logrado.

¿Cuáles son las normas vinculadas al tema de seguridad e higiene más importantes para el sector?
Las normas que más peso tienen en la actualidad y que están estrechamente relacionadas con las condiciones de trabajo son 39. Algunas de ellas tienen más relevancia que otras, por ejemplo, la 001 nos habla de las condiciones ideales que deben prevalecer en los edificios de operación.

Otra de las normas destacables es la 002-STPS, que aborda el tema de la prevención y el combate de incendios. Esta es muy importante en la industria, por el trabajo que realiza con fuentes y distribuidores eléctricos altamente peligrosos. También existe la norma 019, que habla de la formación de las comisiones de seguridad e higiene, que es el mecanismo regulador dentro de las organizaciones y que vigila tanto los actos inseguros como las condiciones en que se labora. No se puede dejar de lado la norma 010, que hace mención de las sustancias tóxicas con que tienen contacto los trabajadores, pues se han derivado muchos problemas de salud por su mal manejo —en 2006, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó más de 1,000 accidentes de trabajo por intoxicación—. La norma 011 es igual de relevante que las anteriores. Ésta se encarga de regular el ruido en los locales. Por supuesto, no podemos obviar la norma 017, que nos habla del equipo de protección personal.

¿Qué tan avanzada está nuestra legislación en este rubro?
Cuando observamos la normatividad mexicana y la comparamos con la de otros países observamos que hemos avanzado mucho, a pesar de que el sexenio pasado hubo un retraso en esta cuestión. Incluso, se llegó a hablar de mora regulatoria, en beneficio de empresas que incumplían con la normatividad. Nosotros somos parte de la Asociación Latinoamericana de Seguridad e Higiene en el Trabajo (Alaseht), lo que nos permite compartir con otras naciones experiencias en esta materia, tanto teóricas como tecnológicas. Al analizar una y otra legislación nos damos cuenta que la nuestra es de avanzada, pero que el problema principal radica en que no se cumple de manera cabal. El Reglamento de Seguridad e Higiene Laboral es en verdad moderno y tiene conceptos muy precisos.

¿Cuál ha sido el papel de las maquiladoras en este tema?
Es sabido que las ensambladoras fueron muy señaladas hace un par de años, se decía, por operar sin considerar normas de seguridad, sobre todo ambientales. Sin embargo, ellas son parte del proceso de globalización y han tenido que adaptarse a las necesidades de sus clientes, y ellos quieren mejor calidad, mejor uso de recursos y cero problemas de accidentes en el proceso de fabricación de un bien. Estos requerimientos han llegado a la base de proveedores, afectando la cadena de manera positiva. En otras palabras, hay prácticas internacionales de seguridad e higiene que la maquila está compartiendo en beneficio del sector. Además, de acuerdo a algunos estudios, un accidente cuesta a una empresa cerca de 150,000 pesos, y la industria está asimilando esto muy bien.

¿Qué tipo de tecnologías se encuentra promoviendo Aisohmex en este momento?
Siempre hay algo nuevo, sobre todo en equipos de protección civil. Las innovaciones más importantes se están dando en equipos de control y monitoreo. También está creciendo el mercado de software de seguridad. A través de un llenado de campos, en pocos minutos podemos saber si la iluminación es la adecuada, cuál es el riesgo potencial de la maquinaria, si los señalamientos son los correctos, etcétera. Por medio de otros software podemos monitorear de manera directa la calidad del aire en planta, por ejemplo. También estamos trabajando de cerca con el Instituto de Biomecánica de Valencia, en España, líder en evaluaciones y sistemas ergonómicos. Además, tenemos alianzas con Japan Industrial Safety and Health Association, organismo certificador en seguridad e higiene de mucho prestigio a nivel mundial.

Ahora ve
No te pierdas