Conveyors: mover con inteligencia

Evalúe sus opciones antes de cambiar o adquirir una banda transportadora.
La manipulación de pequeñas botellas de vidrio requiere un c  (Foto: )
María Dolores Montes
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Henry Ford se le atribuye la producción en serie, pero el movimiento incesante de las líneas de montaje de autos no hubiera sido posible sin el ingenio surgido en las minas inglesas de principios del siglo XX.

Todos los sectores de la industria las utilizan y, sin exagerar, la producción a granel no se entendería sin ellas. Quizá más que los mismos metales, las bandas transportadoras o conveyors son la principal aportación que la minería dio a la industria mundial.

Su uso y mantenimiento es económico siempre que se realice una instalación eficiente y que se elija la banda transportadora adecuada a la actividad industrial en la que se aplique.

CONSIDERACIONES DE DISEÑO

Cuando se instala un conveyor, sin contar con la asesoría adecuada, las fallas y costosas reparaciones no tardan en aparecer e inhibir los esfuerzos de automatizar procesos.

Los problemas van desde la falta de espacio suficiente para el conveyor dentro de la planta, hasta un mal diseño y materiales empleados en su fabricación, advierte Adriana Sánchez, asesora de Ventas de Grupo Idimsa, firma fabricante de bandas transportadoras que cuenta entre sus clientes a Nestlé, Gamesa y Bacardí.

“Muchos usuarios no hacen estudios para saber qué tipo de conveyor es el que necesitan y piensan que cualquiera les sirve. El fabricante debe estar en contacto directo con el área de ingeniería de la fábrica para que el producto responda a las necesidades de la planta”, explica.

La mayoría de los transportadores son de diseño simple y bajos en tensión, pero el hecho de que cada vez sean más extensos incrementa su complejidad, por lo cual se sugiere que se realicen estudios previos: aceleración y roturas derivados de problemas de tensión; relación tiempo–distancia; curvas verticales y terrenos irregulares; cambios de longitud; problemas en las dos poleas conductoras; graduación del espacio entre polines; temperatura; material y peso que se va a transportar en la banda; así como condiciones ambientales y, por supuesto, recursos financieros a invertir.

Hay que tomar en cuenta el producto, la velocidad y proceso para el que se va a utilizar, señala Adriana Sánchez, quién además detalla que los diseños de los conveyors han tenido muchas adaptaciones en industrias donde constantemente se innova.

“En el caso de las embotelladoras, por ejemplo, cuanto más pequeñas son las botellas, más inestables se comportan”, dice. Para evitar que éstas se dañen, las áreas de Producción y Diseño tienen que proporcionar a los proveedores de bandas las características del producto (peso, forma, tamaño, material, etcétera). A esto se le llama ‘avance de obra’.
 
ELIJA LA ADECUADA

En el caso de los alimentos embotellados y productos congelados, los conveyors modulares son la opción más solicitada, pues están fabricadas con polietileno, polipropileno y poliacetal que aceptan un amplio rango de temperaturas en su uso (desde -70 a 105 ºC). A esto hay que añadir que son sumamente manipulables, fáciles de limpiar y tienen una vida útil de cuatro a seis años.

En los sectores dedicados a alimentos (producto a granel), cereales, embalaje, papel, madera y cerámica, las bandas transportadoras de PVC o PU (poliuretano) son las más utilizadas debido a sus características de resistencia a la abrasión, grasas minerales y animales, aceites, y son atóxicas y antiestáticas. Su gama de aplicaciones es amplia, desde la paquetería hasta la industria alimenticia.

Para aplicaciones de congelación/enfriamiento, filtrado, lavado y hornos, las bandas de malla metálica/teflón fabricadas de metales y aleaciones permiten un uso óptimo en ambientes donde las temperaturas oscilan entre los -180 y 1,200ºC y donde los corrosivos químicos están presentes.

La naturaleza misma de las actividades productivas conlleva una serie de deterioros en el desempeño de las máquinas. Alargar la vida de los conveyors es una tarea que suele encargarse al proveedor o fabricante, al área de mantenimiento o, incluso, al operador de la banda. Pero los problemas están a la orden del día y debe tenerse soluciones a la mano para éstos.

La compañía Metso Minerals, proveedora de equipo de trabajo pesado para la industria minera, propone algunas soluciones a eventualidades que pueden ocurrir no sólo en la industria extractiva. La tabla Problemas y Soluciones puede serle de ayuda,
pero también puede acudir a su proveedor.

NUEVOS MATERIALES, MAYOR DURABILIDAD

Con cinco años de experiencia en la distribución de bandas transportadoras Rexnord, Gerardo Pedroza, gerente de Ventas de Materiales y Complementos Industriales, comenta que las primeras bandas transportadoras eran cadenas metálicas de acero al carbón que presentaban problemas de oxidación y difícil mantenimiento.

En la década de los 70 aparecen las bandas modulares que, a diferencia de las cadenas de tablillas que tenían un ancho de 12 pulgadas, son módulos unidos por pernos que se pueden extender todo lo que sea necesario a lo largo y ancho, y distribuyen mejor la carga transportada en toda la banda.

Estas bandas hechas de módulos de plástico fueron inventadas por la empresa Intralox, en Estados Unidos (EU). Fueron creadas como una solución para el transporte de máquinas de pelado de camarón, las cuales pasaban por bandas metálicas que resultaban afectadas por la abrasión del agua salada.

 “Con la modular apareció una gama de aplicaciones como las bandas curvas para mover paquetes; bandas con rodillos de acumulación para cargas muy pesadas como en la industria automotriz. El boom de las bandas modulares en México se da entre finales de los 90 y el año 2000; de allí en adelante la variedad de conveyors se ha ampliado y la durabilidad de éstos es mucho mayor, pasó de cinco hasta ocho años de vida útil”, relata Pedroza.

En opinión de Juan Carlos Monroy, jefe de Control de Calidad de la firma Transportación Mecanizada (Tramesa), “la tendencia en la fabricación de conveyors se da en el tipo de materiales que se usan; por ejemplo, en la industria alimenticia la tendencia es hacer los bastidores de aluminio —cuando antes eran de acero inoxidable— y los componentes de plástico. Además se han introducido sistemas neumáticos que en el pasado eran muy costosos”.

Los fabricantes y distribuidores de bandas transportadoras modulares ahora se inclinan por el ensamble local. “Compramos módulos que armamos al gusto del cliente. Con las cadenas debía uno de tener stock de todos los tipos de cadena que vendía para prevenirse. Las empresas se han dado cuenta de que, aunque la inversión en este tipo de módulos es fuerte, en el corto plazo se convierte en ahorro”, comenta Gerardo Pedroza.

VAYA A LO SEGURO

El jefe de Control de Calidad de Tramesa, Juan Carlos Monroy, recomienda que, para la selección del conveyor que utilizará en su planta, debe considerar, por lo menos, estos factores:

  • El tipo de material a manejar. Deben tomarse en cuenta la densidad, capacidad volumétrica, abrasividad del material, entre otras características de éste.
  • Capacidad de operación. Dependiendo de ésta se hace el balance de qué tanto producto va a moverse y en cuánto tiempo.
  • Espacio dentro de su planta. Es recomendable tener un estudio de distribución dentro de la misma para ver cómo va el flujo del material y el espacio con el que se cuenta, esto, a fin de determinar estructuras y diseñar el conveyor.
  • Selección de proveedor. Algunas empresas suelen trabajar con un solo proveedor que los provisione de refacciones, pues ya tienen equipos que pueden homogeneizar. 
  • Inversión. Debe hacerse una cotización de acuerdo con el tamaño del transportador y el material con el que está hecho. En la inversión no debe olvidarse tomar en cuenta si hay previsiones de crecimiento de la planta, pues quizá el espacio o el transportador serían insuficientes para cumplir las funciones. 

En México, las empresas suelen tener problemas al momento de seleccionar una banda transportadora, pues no hay muchos especialistas, explica Luis E. Gallardo, asesor y distribuidor de bandas Uni (holandesas) y Amoral (alemanas).

“Con frecuencia se presentan problemas desde la instalación de la banda, pues a veces el personal de la planta no ha tenido suficiente información y capacitación sobre el uso y cuidado de su equipo. Ahora las bandas modulares de plástico permiten mucha flexibilidad y adaptación a las necesidades de la empresa”, señala, y al igual que Gerardo Pedroza, les augura larga vida, hasta que la innovación los alcance.

Ahora ve
No te pierdas