Sobre la responsabilidad ambiental

Cuidar el entorno también trae beneficios económicos. ¡Compruébelo!
Comprometerse con el ambiente también trae beneficios logíst
Stanford Graduate School of Business

Ante el aumento creciente de los costos de la energía y la decisión del gobierno de Estados Unidos (EU) de impulsar la reducción de las emisiones de carbono, algunas compañías están advirtiendo que la responsabilidad ambiental a lo largo de sus cadenas de suministro es un imperativo de mercado.

Esta concepción es la que impulsa la agenda de “ciudadanía global” de Hewlett-Packard (HP), mencionó su vicepresidente senior, Tony Prophet, durante una conferencia en Stanford. Los esfuerzos de la firma por diseñar sus productos de manera juiciosa; alentar a sus proveedores a ser responsables, desde el punto de vista social y ambiental; a que usen la energía de manera eficiente y a que reciclen los productos, están dando a la empresa una ventaja competitiva.

HP, operadora de la mayor y más compleja cadena de suministro de la industria de las tecnologías de información (TI), gasta cada año 50,000 mdd en el abastecimiento de materiales, componentes, manufactura y servicios de distribución de productos. Por tanto —comenta Prophe—, sus acciones tienen implicaciones globales. “Fomentar prácticas responsables en la cadena de suministro ha sido parte medular de nuestros valores,” expresó a más de 200 expertos en administración de cadenas de suministro (corporativos y académicos) que se reunieron en la Stanford Graduate School of Business para intercambiar ideas y mejores prácticas con el fin de volver más sustentables las cadenas de suministro globales.

Lo que Prophet llama “una pasión de HP por los asuntos sociales y ambientales,” la condujo, en 2002, a convertirse en la primera compañía de electrónica en establecer en sus cadenas de suministro una política que tomaba en cuenta las cuestiones ambientales. En 2004, la compañía encabezó también el desarrollo de un código de conducta de la industria electrónica que promueve el manejo y prácticas operativas responsables que tienen que ver con mano de obra, derechos humanos, salud y seguridad, ambiente y ética en las cadenas de suministro globales del ramo.

La clave para esa labor, añade Prophet, es la asociación: “HP no está realizando esto sola. Hemos colaborado con otros jugadores que comparten nuestra base de suministros para crear estándares e impulsar a proveedores y fabricantes a cumplir con los mismos.” Esto significa llevar a cabo auditorías a los proveedores, emprender acciones colectivas para evitar el incumplimiento de normas, y auxiliar a los proveedores para construir capacidades tecnológicas y culturales que puedan satisfacer los nuevos códigos y estándares de HP y de la industria.

En 2006, la empresa comenzó a enfocarse más en mostrar la zanahoria que el garrote. Mediante su Focused Improvement Supplier Initiative ofrece sesiones de entrenamiento sobre administración social y ambiental a proveedores de China, República Checa, Hungría y Polonia, entre otros. La firma de investigación y consultoría Business for Social Responsibility, ha denominado el programa “Un esfuerzo pionero en la industria TIC y en el campo de la responsabilidad social de las empresas como un todo”. Añade Prophet: “Todo se resume en aumentar la conciencia sobre la problemática ambiental y social a nivel fábrica”.

INTRAMUROS

HP está trabajando para reducir su impacto ambiental en todo el ciclo de vida de sus productos, agrega Prophet. Cada día HP embarca 1.3 millones de cartuchos de tinta, más de 100,000 impresoras, 75,000 sistemas personales y 3,500 servidores. Esto se traduce en 1.4 megatones de emisiones de carbono al año, más toneladas de cajas para empacar y productos que al cabo acaban en el basurero.

Desde su asociación con el Fondo de Protección a la Vida Salvaje (WWF, por sus siglas en inglés), HP está comprometido en reducir sus emisiones en 20% para el año 2012. Para lograrlo, explica Prophet, se han emprendido iniciativas de diseño, manufactura, logística y reciclaje. Por ejemplo, la compañía está pasando del transporte por avión al transporte por barco, siempre que sea posible, para reducir las emisiones de carbono, y está disminuyendo el peso y volumen de sus productos, así como el de los contenedores, para que no se necesite gastar tanto combustible. Además, como mejor uso de la electricidad también significa menores emisiones, las computadoras HP ahora cumplen los estándares de la U.S. Environmental Protection Energy Star, que exigen una eficiencia energética de 80%. Los nuevos servidores clase C consumen dos tercios menos de energía que la generación anterior. Una dinámica tecnología llamada “enfriamiento inteligente” (smart cooling) para los centros de datos reduce aún más el consumo de electricidad por parte de los usuarios.

HP elimina también la basura pasando de los empaques de espuma de poliestireno a cajas moldeadas y menos voluminosas, hechas de papel reciclado. Desde 1989, subraya Prophet, HP lleva a cabo un extenso programa de reciclado que maneja los viejos productos de los consumidores (de HP y otros fabricantes). Casi 2,000 ton de impresoras, escáners, computadoras y teclados son desmantelados, separados y revendidos cada mes para reciclarse como plástico, aluminio y acero en bruto. La compañía se puso la meta de reciclar 450,000 ton.

Tales esfuerzos generan situaciones de triple ganancia para el ambiente, la compañía y los consumidores, señala Prophet. La tecnología de enfriamiento inteligente para centros de datos reduce las facturas eléctricas entre 25 y 40%. Envíos menos voluminosos significan menos costos de flete. Un mejor desempeño ambiental conduce a más compras de parte de los clientes conscientes del impacto ambiental.

“Para nosotros, la responsabilidad social dela corporación es un diferenciador y una ventaja competitiva —menciona el directivo de HP—. Es realmente un imperativo del negocio. Las tareas en favor del ambiente resultan acertadas para
las ganancias de la empresa y de nuestros clientes.”

La conferencia “Cadenas de suministro social y ambientalmente responsables: El caso de los negocios”, fue copatrocinada por el Stanford Global Supply Chain Management Forum y el Center of Social Innovation de la Escuela de Negocios de Stanford. Entre los conferencistas hubo representantes de HP, Cisco, Solectron, Microsoft, Levi Strauss, Disney, Chiquita y Wal-Mart, entre otras empresas.

El Global Supply Chain Management Forum es un importante instituto de investigación en asociación con empresas, con la Escuela de Ingeniería de Stanford y con la Escuela de Negocios para posgrado de Stanford y propone teorías y prácticas de excelencia en el manejo de las cadenas de suministro globales. La conferencia marca el lanzamiento de un nuevo programa del foro, dirigido a cadenas de suministro social y ambientalmente responsables. Incluirá colaboraciones con organizaciones de la industria, no gubernamentales y otras; investigación y enseñanza con la inclusión del desarrollo de contenido de nuevos casos y cursos, y diseminación del conocimiento a través de conferencias, artículos y boletines.
 


Ahora ve
No te pierdas