Otorgan becas para ir a China

Mexicanos recibirán instrucción de especialistas de ese país en varios temas.
El Centro de Estudios China-México y el Instituto de Ciencia
Silvia Ortiz

Ocho proyectos se hicieron acreedores a la beca que otorgan el Centro de Estudios China-México de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal (ICyTDF), informó la directora general de este último, Esther Orozco Orozco.

En septiembre pasado emitieron una convocatoria para participar en el proceso de selección del programa de becas China-Ciudad de México, cuyos requisitos eran hablar inglés y presentar un proyecto que sirviera a la Ciudad de México en temas como agua, desechos sólidos, energía, medio ambiente, comunicaciones, biotecnología, telemática e informática, entre otros, abarcando campos como el industrial, comercial, empresarial y agrícola.

De los 30 proyectos que se presentaron –explicó Orozco– fueron seleccionados sólo ocho, los cuales tienen que ver con energías alternas, creación de una nueva empresa y disposición de residuos sólidos.

Uno de éstos es el proyecto “Círculo virtuoso universidad–emprendedor, creación de una nueva empresa”, presentado por Jesús Andrés Tapia, quien viene de la iniciativa privada y cuyo objetivo es aprender cómo los chinos lograron vincular a los emprendedores con la universidad y el gobierno para hacer una estructura fuerte y detonar nuevas empresas de tecnología.
“El objetivo de estos proyectos es que el conocimiento que se genera en las universidades de cualquier área de la tecnología pueda ser aprovechado por los empresarios y el gobierno para mejorar la calidad de vida de las personas”, comentó la funcionaria.

Otro de los proyectos ganadores se denomina “Las alternativas para la disposición de residuos sólidos municipales y la producción de energía alterna”, a cargo de Víctor Javier Ampudia, que busca tratar la basura no como desecho, sino como un elemento aprovechable para producir energía.

Orozco Orozco aclaró que, desde octubre pasado, los becarios comenzaron a estudiar mandarín en la Facultad de Economía de la UNAM, además de otros cursos sobre cultura china, y tienen que viajar a Beijin, China, el 4 de diciembre.
Ahí permanecerán cuatro meses, hasta su regreso el próximo10 de abril de 2008. Tienen el compromiso de participar en el proceso de evaluación de las investigaciones realizadas y la presentación de propuestas concretas de aplicación de su proyecto en la Ciudad de México.

La funcionaria precisó que para este programa se destinó más de 1 mdp, aunque se tenían presupuestados 3 mdp, ya que en un principio la idea era apoyar 15 proyectos, sin embargo, con los recursos sobrantes se planea lanzar la nueva convocatoria para participar el próximo año en este mismo programa.

Ahora ve
No te pierdas