Implementación

Cómo transformar las iniciativas estratégicas en resultados arrasadores Cómo transformar las iniciativas estratégicas en resultados arrasadores
Implementación

Brache Alan P. y Bodley-Scott, Sam. Editorial McGraw Hill, México, 2006. 196 p.

Estrategia significa, según Brache y Bodley-Scott, “el marco de opciones que determina la naturaleza y dirección de una organización”, y, precisamente, el mejoramiento de procesos de negocios, fundamental para ser competitivos requiere de la implementación de estrategias que permitan enfrentar la rapidez con que cambian los mercados, la tecnología, la cadena de suministro, las condiciones económicas, las fuentes de obtención de capital, etcétera.

Sin embargo, hacer que la estrategia salga de las salas de juntas hacia todos los niveles de la empresa no siempre resulta sencillo; de hecho, la parte más difícil de lograr es la implementación.

Es por ello que Alan P. Brache, director ejecutivo de Soluciones de Negocios en Kepner-Tregoe Inc., y especialista en estrategia e implementación de negocios, y Sam Bodley-Scott, vicepresidente de la misma consultora, creador y administrador de la práctica de consultoría para la Administración de Proyectos Estratégicos, muestran a lo largo de los nueve capítulos de este libro cómo ganar la batalla a la hora de transformar su empresa en una organización orientada a resultados.

Creación, administración de cartera, papeles en el proyecto, metodología, cultura, información y organización, son las siete destrezas que los directores ejecutivos deben dominar para lograr que la visión corporativa llegue a todos los niveles de la organización.

Además de estas habilidades es necesaria la disciplina para identificar iniciativas estratégicas, determinar cuáles son prioritarias y ponerlas en marcha, pues de este modo es posible alinear a todos los miembros de la organización en torno a un enfoque y se propicia el uso eficiente de recursos y la evolución de la empresa o su producto.

Este libro está dirigido a los directivos de compañías sin importar su tamaño ya que, como lo señalan los autores, son ellos los responsables de “sacar adelante las tareas del cada día”, es decir, de dar resultados.

Una lección que le dejará esta lectura es que la falta de una planificación estratégica, en el mejor de los casos, volverá a su empresa ineficiente; pero en el peor, la llevará al fracaso.

Ahora ve
No te pierdas