RFID en los procesos de manufactura

El uso de etiquetas inteligentes a lo largo de los procesos permite contar con información opor lo que facilita la toma de decisiones.
Una etiqueta puede contener el número de parte, planta de fa

La radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés) es una tecnología que permite ubicar un artículo particular gracias al uso de etiquetas (tags) y lectores que actúan en un radio definido. Aquí presentamos algunos extractos del primer libro escrito en español sobre esta tecnología.

RFID se ha utilizado primordialmente en aplicaciones para la cadena de suministro, logrando disminuir costos y tener un mayor control de trazabilidad de los diferentes bienes de consumo.
 
La tecnología se puede aplicar en un sinnúmero de industrias y servicios, ofreciendo a cada una múltiples beneficios:
Administración de la cadena de suministros. En lo que se refiere a la administración de toda la cadena de abastecimientos, almacenes, depósitos, seguimiento de productos, empaques, palets, seguimiento de inventario, considera también fraudes, robos y falsificaciones.

Procesos de manufactura. Automatización de los procesos de ensamblaje y producción de componentes, partes y refacciones. El RFID se ha empleado exitosamente en la industria automotriz.

Administración de activos. Seguimiento de equipamiento, administración de flotillas, mantenimiento de vehículos, seguimiento y rastreo de activos, aplicaciones militares y de defensa.

Seguridad y control de acceso. Considera control de acceso, seguimiento de animales, controles de encendido, acarreo de equipaje, control de acceso y seguridad en estacionamientos, así como seguridad para los vehículos.

Aplicaciones al consumidor. Considera identificación de personal, ubicación y seguimiento de pacientes, innovadores sistemas de pago, tarjetas inteligentes de fidelidad, cajeros automáticos, y pago de servicios.

En cualquiera de estos casos, RFID ofrece ahorro de tiempo, máxima seguridad, mayor control, agilidad en procesos, disminución de errores e incremento de la seguridad (en sus múltiples formas), a la par de disminución de costos; generalmente la relación inversión - beneficio es positiva.

SISTEMAS DE CONTROL Y PROCESOS DE PRODUCCIÓN

Obtener los beneficios de la identificación por radiofrecuencia para la industria manufacturera implica la modificación de los sistemas de control de producción, las herramientas de producción, las estrategias de ejecución, los sistemas de información a nivel de planta, así como la sincronización de los planes de producción y la distribución con la información de la cadena de suministro que proporcionarán los dispositivos de identificación por radiofrecuencia.

RFID proporciona un flujo continuo de información, desde la cadena de suministro hasta las actividades y controles del proceso de fabricación. Con esta óptica la tecnología es una extensa oportunidad para la creación de valor y una ventaja estratégica, lo que favorece el retorno de inversión.

Hoy el reto es desarrollar metodologías que permitan aplicar en forma incremental la tecnología RFID en los procesos de producción; es decir, se empleará la infraestructura ya existente (conocida y probada), agregándole controles robustos en la estructura y para la consulta de la información.

Con eso los fabricantes simplemente podrán integrar la información proporcionada por el sistema de identificación por radiofrecuencia, sin tener que interrumpir los procesos o cambiar su infraestructura.

Los actuales sistemas de información y de manufactura de la compañía se deberán actualizar y preparar para recibir información en grandes volúmenes y en tiempo real; con ello, será posible redireccionar los planes de producción en concordancia con la información real y actual de la cadena de suministro. El principal beneficio será la agilización y mejora en los procesos productivos y consecuentemente el reafirmar su liderazgo en el eslabón de la cadena.

En conclusión, los beneficios más evidentes que RFID proporciona a los procesos de manufactura son:

  • Disminución del stock de materiales.
  • Prevención de falsificaciones.
  • Eficiente administración del inventario.
  • Reducción de mermas o pérdidas.
  • Facilidad para establecer procesos de producción justo a tiempo (just in time) al tener un conocimiento real de lo que está sucediendo en el mercado.
  • Facilidad de mantener productos líderes dado su consumo, además de proporcionar características especiales con base en conocimiento real de los hábitos de consumo de cada sector de la población.
  • Eficientar los envíos al mercado dado que las órdenes de producción son sobre lo que realmente se está consumiendo.
  • Seguimiento de producto desde las materias primas hasta el producto terminado.
  • Controles de empaque y embalaje.
  • Reducción de errores de empaque y embarque al verificar, con lecturas automáticas, que el producto es el mismo de la orden de embarque.
  • Localización de lotes de producción en tiempo real.
  • Chequeo de calidad.
  • Seguridad en ensamble de partes garantizando compatibilidad y secuencia de procesos.
  • Disponibilidad de líneas de producción.
  • Mantenimientos preventivos y correctivos oportunos.
  • Reprogramación de cargas de trabajo con base en disponibilidad de líneas y estatus de avances de producción.
  • Disponibilidad de materiales en cada etapa del proceso de producción, reduciendo los paros por falta de los mismos.
  • Cálculo de eficiencias, replanteo de líneas de producción con base en cálculos reales de los tiempos de producción por cada operación.

EL CASO DE LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ

La industria automotriz ha empleado RFID por mucho tiempo en sus sistemas internos. Los avances de esta tecnología y las dinámicas del mercado presentan una excelente oportunidad para disminuir los costos de producción y de mano de obra a lo largo de toda la cadena de suministro.
 
Por lo tanto, la necesidad de estándares globales con sistemas abiertos que puedan interactuar con la red de proveedores es esencial si se desean aprovechar todas las ventajas que la tecnología ofrece.

Aunque la industria automotriz ha utilizado RFID en control de producción, la visión sobre las capacidades de la tecnología ha cambiado en los últimos años. El foco aún está en la eficiencia de proceso, pero se está extendiendo a los de la cadena de suministro. Los usos en procesos internos de control y seguimiento de activos de alto valor, como producción, trazabilidad o manejo de contenedores, son el punto de partida para la adopción de RFID.

DaimlerChrysler, uno de los pioneros en la aplicación de RFID en procesos de montaje y de pintura, ve el impacto principal de esta tecnología no sólo en su negocio, sino también a través de la cadena de proveedores en su conjunto.
 
La industria automotriz, más que cualquier otra, tiene una cadena de suministros muy extensa; por ejemplo, DaimlerChrysler tan sólo en su planta de Sindelfingen, Alemania, produce cinco tipos de Rangers. Cada uno contiene por lo menos 1,500 partes (más de 800 configuraciones por modelo) con 1,100 proveedores.
 
La mayoría de las aplicaciones RFID, funcionando o en etapa de prueba, son sistemas de circuito cerrado (enfocados en la empresa), aplicados primordialmente en la administración y control de contenedores reutilizables durante los procesos de producción. Si consideramos que entre 20 y 30% de ellos desaparecerían en períodos de tres años sin dejar rastro, es evidente que los usos en circuito cerrado generan un retorno de inversión en un año y es, por lo tanto, el primer acercamiento de RFID tomado a menudo por la industria.
 
Este sector funciona en un ambiente de competencia global muy fuerte; los fabricantes y proveedores de vehículos luchan para bajar costos y mejorar la eficiencia, además de hacer frente a las nuevas regulaciones que imponen los gobiernos en materia de seguridad y transporte.

Podríamos resumir los desafíos estratégicos para la industria automotriz y los nichos de aplicación de la tecnología RFID en las siguientes áreas:

  • Enfoque al cliente: Para maximizar la creación del valor, los fabricantes de la industria automotriz tienen que buscar nuevas maneras de ofrecer más y mejores servicios a sus clientes.
  • Proceso de demanda (cambio push a pull): Para poder reaccionar rápidamente a los pedidos del cliente, los fabricantes están cambiando los planes de producción de largo plazo a planes flexibles de corto plazo.
  • Personalización: Cada vez es más común que un cliente pida su vehículo con requerimientos particulares. El número de variantes y la complejidad relacionada de la logística y los procesos internos de ensamble aumentan con cada modelo nuevo. El desafío es alcanzar alta flexibilidad de proceso y mantener la cadena de suministro eficiente y que apoye la fabricación justo a tiempo y la de justo en secuencia (JIT y JIS, respectivamente, por sus siglas en inglés).
  • Outsourcing: Los fabricantes están contratando servicios de outsourcing con sus proveedores de materiales y proveedores de logística, lo cual alarga la cadena de suministro. Para mantener visibilidad y control se debe contar con una eficiente infraestructura para el intercambio de información con los prestadores de servicios.
  • Compresión del ciclo de vida: El ciclo de vida de los modelos del vehículo está disminuyendo. Eso significa que se requiere menos tiempo para instalar o cambiar procesos y ponerlos a disposición de la logística de la producción.
  • Procesos de calidad total: Los clientes exigen una alta calidad, además de hacerse cumplir por las exigencias de la legislación del consumidor. Para asegurar la seguridad de coches, la nueva reglamentación requiere de la documentación de ciertos procesos de ensamble y de trazabilidad de componentes.

Para cubrir las demandas del mercado se requiere, en tiempo real, información exacta sobre los procesos y los productos, manejarla con eficiencia, sin errores y con agilidad. La tecnología RFID es una excelente herramienta para la recolección y manejo de datos precisos y confiables con una mayor transparencia, eliminando el efecto bullwhip (acumulación o crecimiento del inventario debido a la incertidumbre de la demanda).

Algunos ofrecimientos adicionales de RFID para la cadena de suministros de la industria automotriz son:

  • Control local del proceso de la cadena de proveedores
  • Administración de activos
  • Trazabilidad de vehículos
  • Administración de flotillas
  • Reducción de falsificaciones
  • Seguimiento de pedidos
  • Menor tiempo para surtido de refacciones
  • Implantación de la administración del ciclo de vida y reciclado de partes
  • Administración e información postventa

RFID EN LOS PROCESOS DE MANUFACTURA

Si la empresa aún no ha identificado una posible aplicación de RFID o quiere conocer la tecnología es recomendable investigar a nivel conceptual sobre ella, analizando los beneficios que puede aportar a sus procesos productivos, su impacto y tecnología implicada.
 
Además, es recomendable el intercambio de opiniones con los expertos de RFID, los directivos y los consultores de la empresa, por ejemplo; para ello puede obtener información en el sitio de Grupo Tisa (http://www.grupotisa.com.mx/servicios/tecnologia-rfid/).

En esta fase es importante determinar los procesos en los que se aplicará la identificación por radiofrecuencia y las áreas en las que puede generar un valor significativo. Ofrezcemos aquí una guía de preguntas que es recomendable responder:

1.    ¿En qué áreas está considerando usar RFID?
         Por ejemplo en administración de inventarios, cobro automatizado, prevención contra robos.
2.    ¿Qué retos de la empresa resolverá RFID?
         Identificar las eficiencias a lo largo de la distribución que puedan acelerar la administración exacta de los inventarios
         y reducir los costos.
3.    ¿Cómo impactará RFID a sus entornos de computación?
         Determinar el impacto de la infraestructura actual de computación.
         Explorar la manera en la que la tecnología actual puede hacer crecer la capacidad del cliente y dar cabida al
         enorme flujo de datos que pueden crear los sistemas de RFID.
4.    ¿Cómo impactará RFID a sus sistemas de información?
         En las áreas de mercadotecnia, logística, finanzas, etcétera.
         Uso final que dará a la información obtenida por RFID.
5.    ¿Cómo se beneficiarán los clientes internos y externos con la incorporación de RFID?
         Los ejemplos incluyen los conteos exactos de inventarios que informan a los empleados si hay existencias del
         producto y la personalización individual de escaparates de productos para cumplir las necesidades de los clientes.
6.    ¿Cuáles son sus metas inmediatas y a largo plazo con RFID?
         Gracias a la integración de los datos de la RFID en los procesos dinámicos productivos, se pueden generar valor
         en todas partes, desde la conciliación automatizada hasta los pronósticos colaborativos.

Con esta información, se procede a la alineación como un proceso para integrar la estrategia de negocio con la estrategia tecnológica y proporcionar la infraestructura de organización correcta para la ejecución.

Tal alineación asegura que la estrategia tecnológica de una organización esté conducida por la estrategia de negocio.
El valor de la identificación por radiofrecuencia es fácil de encontrar si se tiene un objetivo concreto. El valor de la RFID no depende del alcance de las lecturas, ni de los precios de los modelos o las etiquetas. Tampoco de las instrucciones o de los programas piloto, estos puntos son los que han atraído la máxima atención alrededor de la identificación por radiofrecuencia en los últimos años.

Los procesos específicos por los que una empresa elige incorporar RFID y hasta qué punto estos se relacionan con el negocio es lo que determinará el valor real de un sistema basado en esta tecnología. Los sistemas deben ser completos, totalmente integrados con los procesos del negocio y los sistemas informáticos; ser totalmente escalables para hacer frente a los requerimientos de funcionamiento del mundo real. Así, el valor procede de la mejora en los procesos comerciales que genera la información por radio frecuencia; el valor es real, medible y sostenible.

(*) El autor es director del Grupo Tisa y autor del primer libro de RFID en español, RFID: Oportunidades y riesgos, su aplicación práctica, publicado por la editorial Alfaomega (2008). E-mail: RFID@grupotisa.com.mx,
página web: www.grupotisa.com.mx

Ahora ve
No te pierdas