Sunbeam, cadena de suministro

La logística es determinante en el precio de un producto; Las mejores prácticas eficientan la cadena de suministro.

El tema de la logística no pasará de moda mientras la economía global se fortalezca. Su importancia va en crecimiento al ser un factor determinante en la competitividad (en precio y entrega del producto) de una marca y sus artículos.

En 1953 la firma Oster fundó en México la compañía John Oster, y en septiembre de 1957, la compañía Sunbeam empezó sus operaciones en México y adquirió a John Oster de México. El 11 de abril de 1961 se fusionaron de manera legal y se estableció Sunbeam Mexicana. La compañía Sunbeam con su marca Oster participa en 17 categorías de electrodomésticos en el país.

Su actividad en el tema de logística es destacado, pues ha aprovechado las enseñanzas de las mejores prácticas para eficientar su cadena de suministro.

Acerca de este tema y su perspectiva de desarrollo en el país, platicaron con Manufactura Edgar R. Jiménez (EJ), presidente y director general de Sunbeam México, y Gabriela Toro (GT), Supply Chain Manager de la firma.

¿Qué hay que esperar en las cadenas de suministro a futuro?

EJ: Para mí el éxito de una empresa se va a determinar no por la calidad de sus productos, marcas o precios, sino que tiene que ver con la transportación de los bienes, es decir, llevarlos desde su punto de origen hasta el anaquel. Eso va a ser más importante que cualquier otra estrategia. Hacer alianzas con empresas cuyas fortalezas de negocios sean nuestras debilidades, es la mejor práctica.

Nos referimos a las supply chain management y también estamos hablando de transporte. Es tener el producto en el anaquel cuando el cliente lo necesita y al menor costo posible.

Esto es el resultado de la integración de proveedores, fábricas, centros de distribución, medios de transporte multimodal (aéreo, ferroviario, naviero, ductos y autotransporte), teniendo visibilidad total del producto y servicio mediante el uso de tecnologías informáticas y telecomunicaciones.

¿Esto cómo se logra a través de mejores prácticas?

EJ:
En el comité de logística de la American Chamber (Amcham), incluso, se nos ha vuelto complicado definir qué son las mejores prácticas. Existen tantas ramificaciones de la logística que debemos tener cuidado en saber de qué estamos hablando.

En mi experiencia, las mejores prácticas se deben reflejar en el proceso, en que el sistema esté maximizado. El problema, a veces, es la disciplina. En México no existe una referencia de todo esto y, por ello, es que hicimos un manual de logística que se publicó en la junta del Comité de Logística de la Amcham realizada a mediados de mayo.

Este manual sólo va a ser una base, la idea es que cada una de las empresas que participan en la Amcham esté en línea con la manera de trabajar; queremos dar un punto de referencia a todos los que comiencen con nosotros para que tengan una disciplina de logística que sirva de manual de entrenamiento y de referencia. La idea es tener una “colaboración planeada” entre todos los miembros de la cámara que se dedican a la logística.

¿Cuáles son los principales problemas para hacer que en este esquema de logística todo se coordine?

GT: El principal problema puede ser la incertidumbre, ya que la demanda varía. Por ejemplo, a veces ocurre que en Wal Mart hay una semana en la que tienen tal demanda, que la tienda se queda sin producto —de Sunbeam— en el anaquel, y uno tiene que estar listo para colocar mercancía otra vez. Esto puede parecer muy sencillo, pero se convierte en un problema debido a que nunca sabes qué cantidad te va a pedir el proveedor. 

EJ: Hay que señalar que aunque Gabriela y su equipo tratan de tener control en esas situaciones, hay que lidiar con las reglas de las navieras que traen el producto, y esto te puede cambiar la fecha de llegada de uno que se ha solicitado. Entonces la eficiencia de la logística se pierde.

GT:  No es lo mismo la aduana aquí en México, que en Estados Unidos (EU) o en Venezuela, donde los trámites se tardan de 5 a 8 días. México en eso es más eficiente, se lleva 5 días, y si quieres un producto más rápido, te lo pueden entregar hasta en 3 días; pero esto no compite con la aduana americana que en 8 horas ya te libera la mercancía. Este tiempo es parte del que empleas en entregar a tu cliente.

¿Son frecuentes los restrasos de entrega de productos por esta causa?

EJ:  Pues al menos una vez por semana nos sucede, porque se trata de mercancía muy fácil de mover en el mercado negro (por tratarse de electrodomésticos).

GT: En una ocasión Wal Mart nos había pedido que motáramos un show de los productos y se robaron el camión con los artículos. Tuvimos que enviar a alguien por cajas de producto para hacer la exhibición aunque estaban vacías. Siempre tenemos que cumplir con las expectativas del cliente. Tenemos que conservar la credibilidad.

¿Qué problemas presenta México para ustedes, además del de la seguridad en aduanas?

EJ: Bueno, pues existe el problema de la infraestructura, pero es destacable su posición geográfica y la posibilidad de usar transporte multimodal, que es parte de un proyecto que se tiene a nivel gobierno en EU y en México. Hay que prestar atención a las mejoras en las aduanas marítimas. En el país, el puerto de Altamira es ejemplo de esta modernización que se busca.

Otro problema es que aquí no hay mucho personal entrenado en esta disciplina de logística. Entonces, lo que estamos haciendo es tratando de crear diplomados o certificaciones en las universidades; pero en este país no se le ha dado la fuerza e importancia necesaria. El problema es que la gente que estudia esto como un diplomado o maestría, se da por accidente, y entonces esto complica la comprensión de lo que es logística y, al mismo tiempo, la aplicación de mejores prácticas en esta disciplina, porque solo se lleva a cabo una repetición de los malos hábitos.

Es necesario que en la cadena de suministro todos los involucrados estén en la misma sintonía. Ahora ayudan mucho las tecnologías como los dispositivos de radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés) que permite hacer una mejor planeación de demanda.

GT: En logística, muchas veces la gente se preocupa por la velocidad, pero no es sólo eso, sino que hay que ser muy constante y consistente, porque si no, se dispara lo que se conoce como “efecto paranoia” en toda la cadena y se afecta el precio final del producto y al consumidor. 


El negocio

  • Ventas anuales de 1.8 billones de dólares.
  • Portafolio de productos: Artículos electrodomésticos, de ventilación, purificación y humidificación, productos para  cuidado personal y de mascotas, cobertores eléctricos, básculas y artículos para terapia.
  • Los canales de distribución abarcan: Autoservicios, mayoristas, clubes, departamentales, tiendas especializada y ventas directas.
Ahora ve
No te pierdas