PDM: cocine productos ‘gourmet’

Las empresas de clase mundial tienen en este sistema un ingrediente de competitividad; en la medida en que eliminan errores en el diseño de los productos aumentan sus beneficios.
Un sistema PDM permite tener claro control y visibilidad de  (Foto: )
María Dolores Montes

Diseño en 3D, diseño sustentable, administración de datos y ciclo de vida del producto son términos que, más allá de ser conceptos abstractos, forman parte de un todo. La administración de datos del producto (PDM, por sus siglas en inglés) es una herramienta informática por medio de la cual se puede tener control sobre la información de un producto desde su diseño hasta su reingeniería o reuso, según se le tenga contemplado.

Mediante estos sistemas se logra una colaboración —antes impensable— entre departamentos o áreas de una empresa involucrados en el diseño de un producto, y su vida útil, y aquí se considera también la relación con los socios externos de la compañía. El uso del PDM potencializa las ventajas de la automatización del diseño asistido por computadora o cad, como comúnmente se le conoce.

“Un sistema pdm permite tener claro control y visibilidad de todos los procesos en el desarrollo de un producto; esto es, todos los procesos de uso y cambios en el diseño e ingeniería. Se puede hacer un análisis de elemento finito y de manufacturabilidad”, explica Alfredo Treviño, VP Operations Mesoamérica de Siemens, división Product Lifecycle Management Software.

Antes de que los sistemas de gestión de datos irrumpieran en el panorama industrial, el empleo de papel guardado y que se movía de un lugar a otro era excesivo, además de que siempre existía la posibilidad de que se maltrataran los dibujos, perdieran o archivaran de manera equivocada, sin contar el tiempo empleado en el ir y venir de archivos.

Con el paso del diseño 2D a 3D, el PDM se hizo una herramienta de trabajo obligatoria. Los archivos en 3D contienen una gran cantidad de referencias, asociaciones e interrelaciones que los vinculan a otros archivos sobre piezas, resultados de análisis, configuraciones, listas de materiales, ensambles y demás. 

Una encuesta de SolidWorks Corporation, realizada en talleres de maquinado, laminado, moldeado, prototipo y diseño, reveló que durante 2005 estos proveedores de servicios de manufactura recibieron más archivos en 3D que en 2D. Además, la firma destaca que el uso de archivos 3D se incrementó de 38% en 2003 a 41% en 2004, y 51% en 2005.

En opinión de especialistas como Ángel Ribó, gerente de Ventas para México y Centroamérica de SolidWorks, el uso de sistemas 3D hace más prolíficos a los ingenieros de diseño, lo que tiene como consecuencia la generación de un mayor volumen de datos y plantea retos superiores a los proveedores de servicios de manufactura, pues tienen un impacto directo en la producción.

El manejo de este tipo de información se hace mediante sistemas intranet, y se comparte con usuarios externos, proveedores y clientes en internet. De alguna manera, puede decirse que no hay limitaciones tecnológicas que sean una verdadera barrera para insertarse en la tendencia del uso de PDM.

En México la implementación de esta herramienta tiene un retraso de, al menos, una década con respecto a otros país. Para muchas empresas, incluso, es algo desconocido, pues sólo las grandes firmas están usando PDM al seguir lineamientos de las trasnacionales de las que son parte. En realidad, este tipo de soluciones sirven para cualquier empresa, siempre y cuando se hagan las debidas adaptaciones. Las firmas que cuentan con herramientas tecnológicas que les permiten centralizar el conocimiento, al tiempo que lo comparten entre áreas, se convierten en empresas de clase mundial, pues como aseguran especialistas de Siemens PLM, quienes utilizan sistemas de integración e información compartida tienen cuatro veces más posibilidades de convertirse en este tipo de compañías que las que no aprovechan esta tecnología.

PASO 1:  INGENIERÍA CONCURRENTE

En un principio, estos sistemas no fueron tan sencillos en su uso y adquisición, ya que eran costosos, poco flexibles (es importante la cantidad de módulos) y requerían mucha capacitación en el usuario o se tenía que acudir a una horda de consultores —con sus respectivos honorarios— y varios meses para lograr implementarlos, si no con éxito, sí con cierta funcionalidad.

Un estudio de la empresa SolidWorks, desarrolladora de soluciones de diseño en 3D, PDM y PLM, detalla que como consecuencia de esas malas experiencias “muchos desarrolladores de producto siguen creyendo erróneamente que la implementación de PDM demanda mucho tiempo; que la curva de aprendizaje es muy pronunciada; que es necesario invertir grandes cantidades de dinero para personalizar la solución y para establecer la infraestructura; que se obliga a las empresas a trabajar de acuerdo con el proceso del software en lugar de hacerlo con el propio, y que es la causa de diversos problemas de compatibilidad con el CAD”.

De acuerdo con la percepción de muchos usuarios, los sistemas pdm son complejos y complicados en su implementación, tienen una clara orientación hacia lo técnico y operan de manera aislada del resto de la empresa, lo que impide explotar su potencial, ya que se concentra en las áreas de diseño e ingeniería, explica Germán R. Esparza Sedas, Sales Manager de Trivoli Maximo Mexico de IBM.

En entrevista con Manufactura, el directivo abunda en los fundamentos de esta opinión que si bien no es generalizada, sí es la de muchos usuarios que desconocen a fondo las ventajas de estos sistemas. “Lo primero que debe tener una empresa para implementar un PDM es estar dispuesta a romper con los feudos de flujo de información tradicionales que hay entre los departamentos, especialmente Ingeniería y Manufactura, para potenciar las ventajas de un sistema que permite compartir información a nivel empresarial”.

Para asimilar este esquema de trabajo al que obliga la implementación de un pdm es necesario hablar de la ingeniería concurrente.

De acuerdo con el profesor Rodolfo García Flores, del Doctorado en Ingeniería de Sistemas de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL): “La ingeniería concurrente (CE, por sus siglas en inglés) es un enfoque para la manufactura que permite el diseño y desarrollo simultáneo de productos, procesos y actividades de apoyo. Aunque éste no es un concepto nuevo, ha recibido empuje de tecnologías de la información (TI) como el internet o algunas técnicas de inteligencia artificial. Específicamente, el uso de software y lenguajes para el manejo de conocimiento pueden aportar una base confiable y flexible para el desarrollo de plataformas de ingeniería concurrente”.

PASO 2: SÍRVASE AL GUSTO

Los sistemas de gestión de datos han evolucionado a la par de las necesidades de las empresas grandes, medianas y pequeñas que se interesan en su asimilación como una ventaja competitiva. Esto ha obligado a los desarrolladores de esta solución a ofrecer opciones (módulos) al gusto o, mejor dicho, adaptadas a la necesidad del cliente.

Pero independientemente de esto, se pueden consignar algunas funciones básicas de estos sistemas. Profesores de la Universidad Politécnica de Valencia y de la Universidad Jaume I. de Castellón, en España, realizaron un análisis de 11 sistemas PDM y destacan las siguientes funciones como las necesarias a considerar entre los módulos que se ofrecen:

  • Gestión de datos y documentos. Por medio de ésta se pueden administrar un número ilimitado de documentos e información. Tiene la función de almacén de datos electrónicos y su interacción con el sistema central es mediante carpetas. El administrador del sistema controla esta relación.
  • Gestión del proceso y flujo de trabajo. Define los niveles de desarrollo para los datos del diseño y detalla roles a desempeñar por parte de los usuarios del sistema. De esta manera, se tiene control virtual sobre la dinámica de trabajo de un equipo.
  • Gestión de estructuras. Conserva el historial de las diferentes variables, configuraciones, validaciones y lista de materia-les del producto (BOM, Bill of Materials). Esto facilita la gestión y configuraciones de aquél.
  • Gestión de piezas. Con este módulo se puede hacer una clasificación de las piezas desarrolladas para un producto y se les agrupa de acuerdo con sus atributos y el uso que se les puede dar. De esta manera, es más fácil estandarizar un producto con un impacto directo y benéfico en las áreas de Compras y Fabricación y se evitarán altos volúmenes de inventario inútil.
  • Gestión de programación de tareas y proyecto. Con la función Project management se programan tareas, tiempos de realización y seguimiento de las mismas.
  • Gestión de cambios de ingeniería. Es para modificar un producto durante su desarrollo; con éste es posible identificar el elemento a modificar, el plazo en el que deberá hacerse y el o los grupos responsables de ello.
  • Gestión de colaboración. Se refiere a los portales de internet que sirven para la colaboración entre equipos. En este rubro se consideran herramientas de visualización y modelos geométricos.
  • Herramientas de integración con proveedores y clientes. El ejemplo más claro de éstas son los sistemas de la cadena de proveedores (SCM, por sus siglas en inglés) y los sistemas de administración de la relación con el cliente (CRM, por sus siglas en inglés). La operatividad de estas soluciones tiene que ser vía web y así se pueden superar obstáculos geográficos.

PASO 3: TENDENCIAS DEL PDM

Para que las empresas puedan competir en el mercado global, necesitan de estas soluciones. El del pdm es un mercado en vías de desarrollo. En un principio puede que se tenga que hacer un gasto fuerte, pero el retorno de inversión (roi) se puede obtener en seis meses. No en todos los casos porque dependerá de cada empresa.

Para poder difundir el uso y sobre todo, la comprensión de estos sistemas, empresas como SolidWorks y Siemens trabajan con universidades públicas y privadas, así como con los gobiernos estatales, ya sea dando licencias u organizando seminarios sobre la utilidad de sus productos.

Los costos de una red y un servidor han bajado mucho, por lo que cualquier empresa mediana, por ejemplo, puede obtener un paquete adecuado a sus necesidades. Si se pretende utilizar una aplicación PDM, las computadoras deben estar conectadas entre sí mediante conexiones locales como: LAN (Local Area Network) o multi-site  (WAN, Wide Area Network).

El PDM es más que una herramienta informática, pues su uso y difusión ha marcado la pauta para nuevas formas de trabajo y colaboración que determinan en gran medida el ciclo de vida de un producto. Tener a disposición la información necesaria, actualizada y revisada, constituye una ventaja competitiva para cualquier empresa al reducir tiempos de producción y fallas derivadas de la falta de información estructurada.

Ahora ve
No te pierdas