Brazuca, el balón de oro

Diseñado por Adidas, reemplaza al polémico Jabulani para convertirse en ejemplo de precisión y aerodinámica en el arte de hacer goles para Brasil 2014.