Influenza dispara trabajo por Internet

Microsoft vio una explosión en las descargas de su aplicación de trabajo remoto Office Live Meeting; estiman que el tráfico creció hasta un 35% durante la última semana debido a la crisis sanitaria.
Oficina en casa  (Foto: Archivo)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El brote mortal de influenza disparó el uso de Internet en las empresas y universidades de México, que pusieron a sus empleados a trabajar en línea desde casa para amortiguar la paralización de la segunda economía de América Latina.

Microsoft México vio una explosión en las descargas de su aplicación de trabajo remoto Office Live Meeting y estudia la posibilidad de extender de 30 hasta 60 días la vigencia de sus versiones de prueba.

"Ha aumentado drásticamente. Normalmente tenemos más o menos 100 descargas al mes de este tipo de herramienta y la semana pasada tuvimos mas de 1,000", dijo este lunes el director de negocios de productividad de Microsoft México, Gerardo Vera.

Las autoridades mexicanas prohibieron las aglomeraciones, para evitar la propagación de la gripe H1N1 que causó la muerte a al menos 26 personas. Escuelas, universidades, oficinas públicas y muchas empresas están cerradas, mayormente en la Ciudad de México.

El tráfico de Internet creció hasta un 35% durante la última semana debido a la crisis sanitaria, según cálculos de Engel Fonseca, director de la red de sitios .FOX Networks.

La unidad mexicana de Microsoft calcula que sólo el 10% de las grandes y medianas empresas cuentan hoy con "planes de continuidad de negocios" para emergencias.

"Vemos un 50% de las empresas que van a empezar a querer tener su plan", dijo Vera.

Y el interés no se limita al mundo corporativo. La red está permitiendo que los maestros envíen tareas a los alumnos y los universitarios continúen sus proyectos académicos.

"Para internet, esta etapa de contingencia resultó ser muy beneficiosa. Mucha gente que fue enviada a casa hizo uso de internet para hacer 'telecommunting'", dijo el director del Departamento de Comunicación del Tecnológico de Monterrey, Fernando Gutiérrez.

"Creemos que en el sector educativo esto haya aumentado más o menos entre un 20 y 25 por ciento", añadió.

Las empresas mexicanas están utilizando aplicaciones como WebEx de Cisco Systems Inc o Sametime de IBM. Las universidades usan Blackboard. Hay también herramientas gratuitas de Google como Google Apps y Google Docs.

Microsoft Mexico dio algunos consejos para que el cambio de ambiente no afecte la productividad de los 500 empleados que envió a trabajar a sus casas.

"Que la gente trate de tener su horario, que se vistan y no vayan en pijama a la computadora. Que hagan como si estuvieran trabajando", dijo Vera.

Trabajador 2.0

Internet podría aplacar el impacto económico de la influenza, que, sumado a crisis financiera global, podría contraer este año el Producto Interno Bruto mexicano hasta un 4%, según analistas.

En la ciudad de Puebla, a 125 kilómetros al sudeste de Ciudad de México, Martina Ohse, una gerente de cuentas de la consultora alemana T-Systems, está acostumbrándose a trabajar por Internet.

"La empresa mando un email diciendo que quien tuviera las herramientas se quedara en casa y sólo viniera a la oficina si era realmente necesario (...) El trabajo es un poco más lento, porque no puedes hacer tantas juntas", dijo la ejecutiva de la subsidiaria de Deutsche Telekom.

Su hijo de 9 años recibe tareas por correo electrónico.

"Estamos en constante contacto con la maestra por Internet. Está mandando para cada día tareas de matemática", dijo.

México tiene unos 27.4 millones de usuarios de Internet, una tasa de penetración del 24.9%, según cálculos de la firma de análisis ceMarketer.com. Se ubica a medio cambio entre Argentina con un 27.3% y Brasil con un 20.2.

Un obstáculo es la brecha digital, que es todavía enorme. El 69% de los usuarios mexicanos de la red están en los segmentos socio económicos alto y medio, según cifras de la industria.

Gutiérrez, del Tecnológico de Monterrey, cree que la crisis de la influenza podría cambiar la cultura informática en un país donde hoy la mayoría utiliza Internet para correo electrónico o los mensajes instantáneos.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

La crisis sanitaria convirtió a personas como Jorge Dávila, un programador de la empresa de software ACS Mexico, en lo que en la industria se conoce como un "Trabajador 2.0".

"Este tipo de trabajo se presta mucho a trabajar desde casa. Mis clientes viven en Estados Unidos y a mi jefa ni siquiera la conozco personalmente", dijo el programador de 57 años desde la oficina improvisada en su casa.

Ahora ve
Mel Gibson y su padre viajaron a Latinoamérica por este novedoso tratamiento
No te pierdas
ç
×