Madres evolucionan por el trabajo

El cambio en la vida laboral y el papel económico actual de la mujer, modificaron el estereotipo; las abnegadas están abriendo el paso a mamás que crían generaciones más independientes.
Madres  (Foto: AP)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las madres abnegadas, sumisas y capaces de darlo todo por los hijos, son una especie en extinción principalmente por el rol laboral, profesional y social que actualmente desempeñan las mujeres.

Sin embargo, aún existen aquellas "madres santas" cuya devoción puede generar trastornos psicológicos negativos en ellas mismas y su descendencia, según datos del Instituto de Investigación en psicología Clínica Social (IIPCS).

Cuando uno piensa en una madre mexicana, se vienen a la cabeza una serie de características que la definen, como el sacrificio, su abnegación y devoción, así como el sufrimiento o "aquella que da todo por sus hijos".

Esta actitud, reforzada por los estereotipos principalmente de la Época de oro del cine mexicano, formó generaciones marcadas por una serie de trastornos psicológicos, asegura la directora de Psicología del IIPCS, Adriana González.

Las características de esta madre implican sacrifico y generan insatisfacciones en la mujer, como baja autoestima, exceso de inseguridad, narcisismo implícito y mucha frustración.

"La mujer ha jugado un papel secundario en las últimas décadas, era vista como complemento del hombre, hecho que comenzó a cambiar a principios de los 80, cuando ella salió de casa para trabajar", afirmó la psicóloga organizacional Sandra Covarrubias.

Esto explicaría que en la etapa maternal, la mujer trasladara sus anhelos y sueños a sus hijos, que serían los encargados de hacer todo lo que ella no pudo, agregó el presidente del IIPCS, José de Jesús González.

Aspectos Negativos

Sobreprotección de sus hijos, es una de las principales características. Este "amor en exceso" genera una serie de trastornos psicológicos que puede volver dependientes e incapaces de valerse por sí mismos a los hijos.

La típica devota madre mexicana ve a sus hijos como de su propiedad y por eso, los puede inutilizar. Por esta razón se dio también el hecho de generaciones sin una figura paterna sólida que fueron educadas por las madres, lo que generó mexicanos incapaces de seguir reglas.

Aspectos Positivos

"La madre abnegada también trasmite valores como la unión familiar, el valor de la vida, el cuidado y protección e incluso el compromiso y responsabilidad", subrayó José de Jesús González.

Según el psicólogo, el paradigma está cambiando y en muchos casos se están asimilando los valores positivos.

La madre mexicana moderna, quizá ya no tenga tiempo de ser devota y abnegada por la economía de las familias y el trabajo femenino.

Actualmente en la mayoría de las familias mexicanas modernas funcionales ambos cónyuges se encargan de la educación de sus hijos, lo cual está creando generaciones de mexicanos más independientes, seguros y confiados en sí mismos, finalizaron los especialistas.

Ahora ve
Xperia Touch es el dispositivo que convierte una superficie en pantalla táctil
No te pierdas
×