Contratos, lee hasta la última letra

Los contratos laborales deben presentar condiciones por encima o iguales a las obligadas por la ley; es fundamental tomar el tiempo necesario para leer el contrato a conciencia antes de firmarlo.
contrato  (Foto: Cortesía SXC)
Isabel Ferguson
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Llega el momento de firmar el contrato para el trabajo que habías estado esperando y en lugar de leerlo detenidamente, tomas la pluma y colocas tu nombre en la línea punteada. Al poco tiempo de estar laborando te encuentras con discrepancias entre lo que te prometieron y lo que te están dando, el problema es que "tú lo aceptaste al firmar el contrato". "Debes leértelo todo, los contratos hay que leerlos desde la primera hasta la última palabra", de acuerdo con Mateo Cuadras, director general de Bumeran.com México.

Para Lizbeth Toscana vocera de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH), quienes se involucran en la firma de un contrato deben, antes que cualquier situación, corroborar que las partes son quienes dicen ser a través de documentos que avalen su identidad.

 Ambos expertos consideran que pocas personas leen con detenimiento los contratos laborales. Para Cuadras esto se debe a que se confía mucho en los empleadores y porque no existen muchas variantes de contratos entre empresa y empresa.

No leer el contrato, "es una irresponsabilidad porque estás hablando de tu  futuro laboral inmediato," dijo la vocera de AMECH.

¿Qué revisar?

- Remuneraciones: hay que corroborar que nuestras remuneraciones vayan acorde con lo que se nos ofreció desde un principio.

Muchas empresas actualmente presentan una Carta de Oferta en la cual se estipulan las condiciones en las que se acepta el trabajo y que puede ser útil para comparar lo que se firma con lo ofrecido.

Las remuneraciones variables pueden no estar detalladas,  porque cambian de manera discrecional dependiendo de la salud financiera de la compañía, de acuerdo con el directivo de Bumeran.com.

- Lizbeth Toscana afirma que es importante revisar si los horarios, retardos y vacaciones estipulados en el documento estén acorde con lo pactado con los jefes, sobre todo si existen casos extraordinarios como viajes u otros acontecimientos que fueron tratados previo a la contratación. 

- Prestaciones, es importante reconocer cuáles son las que se otorgan por Ley como Seguro Social, Fondo para el Retiro, además de aquellas adicionales provistas por la empresa. Es importante preguntar si dichas prestaciones son extensivas para la familia especialmente en el caso de seguros médicos por instituciones privadas.

- Duración de las actividades. La mayoría de las empresas proveen de contratos temporales, específicamente por 3 meses, los cuales pueden renovarse automáticamente al término del periodo por un tiempo indefinido. Así mismo es importante revisar la fecha de inicio de labores

- Actualmente muchas empresas no estipulan el pago por horas extras, sin embargo, en algunas compañías la remuneración por las mismas se puede negociar, de acuerdo con la vocera de la AMECH. De acuerdo con Mateo Cuadras, la Ley Federal de Trabajo estipula una jornada laboral de 40 horas a la semana, con dos días de descanso, a menos que el tipo de trabajo requiera que el empleado labore durante seis días.

- En materia de bonificaciones y aguinaldos, debes tomar en cuenta que por ley las empresas deben dar por lo menos 15 días de aguinaldo, mientras que los bonos no son obligatorios.

- Incapacidad y enfermedad, debemos revisar qué sucedería si llegáramos a enfermar y tuviéramos que ausentarnos del trabajo, por lo general siempre será requerido un comprobante medico del Seguro Social, esto para asegurar que no será injustificada la falta.

- Existen una serie de cláusulas como el uso del equipo de la empresa (computadoras, teléfonos, correo electrónico), no competencia y los acuerdos de confidencialidad, que de acuerdo a los especialistas son pasados por alto y en muchas ocasiones son los que ocasionan la rescisión de los contratos y el posterior despido del empleado.

- En esta tónica es importante detectar cuáles son los derechos de finiquitos a los que se accede cuando se es despedido, así como de otras compensaciones cuando se renuncia.

Hay que hacer todas las preguntas que se nos ocurran sobre esto, si hay cláusulas ambiguas que requieren de aclaración, de acuerdo con Cuadras.

Por su parte, Toscano afirma que es necesario tomarse el tiempo suficiente para aclarar cualquier duda, sobre todo por la dificultad que implica la jerga legal.

Al momento de firmar un contrato es fundamental que de ninguna forma se rubrique un documento del cual no se tiene certeza o que provee de condiciones menores a las previstas por la Ley Federal del Trabajo.

Es importante recordar que una vez que firmamos el documento no hay vuelta atrás, ya que hemos firmado el documento supuestamente a consciencia y de existir discrepancias posteriores sólo podrían ser modificadas si éstas van en contra de la Ley Federal del Trabajo. Por ello es necesario revisar a la perfección todas las cláusulas del mismo y no sólo lo que parece más importante.

"El contrato es muy importante, suelen ser herramientas para no usar. Debemos convertir el contrato laboral en un instrumento que nos proteja, para ello debemos estar conscientes de lo que estamos firmando", agregó el directivo de Bumeran.com

 

 

 

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

 

 

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×