Los 7 pasos para ser contratado

La fórmula para conseguir un empleo ha cambiado, en medio de un ambiente laboral más reñido; los reclutadores se interesan por resultados cuantificables para seleccionar a los candidatos.
entrevista-empleada-mujer-trabajo-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

[CORRIGE: Se eliminan párrafos 11 y 14 debido a un error en la redacción y en el cargo de la fuente citada]

Cuando Rogelio Hernández tuvo su última entrevista de trabajo y se le preguntó, con insistencia, por qué quería ingresar a la compañía, entendió que los parámetros para evaluar a un candidato se han vuelto más exigentes.

¿Y cómo no serlo? De acuerdo con información del Instituto de Estadística y Geografía (INEGI) 2.8 millones de personas no tenían empleo al cierre del segundo trimestre del año, esto implica que los procesos de selección son más rigurosos en las vacantes disponibles.

Aunque las cifras no mienten esto no implica que conseguir empleo será imposible, la clave es afinar tu ‘colmillo' para cotizarte mejor que otros aspirantes al mismo puesto, aconsejan diversos expertos.

Ocupar el puesto de tu interés requiere un plan de acción concreto. Estos sietes pasos te ayudarán a que tu búsqueda de trabajo se convierta en un verdadero ejercicio de venta donde tus servicios sean los elegidos.

1. Curriculum de primera. Un reclutador dedica de 20 a 30 segundos a leer un CV, si éste traduce en números tu experiencia tendrá un mejor impacto, señala Roberto Debayle, asesor profesional de la empresa Bravado The Courage to Lead.

"Sólo un 40% hace un currículo vendible. En México, los candidatos se miden en actividades, como ‘se hacer reportes y organizar eventos', pero eso no habla de su potencial", agrega, en entrevista, Octavio Olivares, director general de Universo Laboral y Organizador del Foro de Oportunidades Laborales.

Consejo: Olivares sugiere que un CV atractivo debe cumplir tres puntos esenciales:

- Es un anuncio publicitario de tus talentos, lo que significa incluir datos relevantes sobre las aportaciones que has tenido en otras empresas.

- Los logros deben ser tangibles, cuantificables y especificar tiempos reales. Ejemplo: "Incrementé en un 30% la cartera de clientes en un año".

- Se redacta en una sola hoja.

2. Muestra interés. Una pregunta que no falla en la entrevista es ¿sabes quiénes somos y por qué quieres entrar a esta compañía? El candidato que demuestra conocer a la organización genera un sentimiento de agrado. 

De los postulantes a un puesto, "casi el 70% no sabe qué hace la empresa a la que va", comenta Olivares.

Consejo: Averigua todo lo que puedas de la organización: su giro, quiénes son sus competidores actuales, productos, su circunstancia económica actual y su visión de futuro. ¿Fuentes de consulta? Desde Internet y conocidos, hasta artículos publicados en medios si se trata de una gran transnacional.

3. Prudencia. En la entrevista hay que ser prudente y esperar a que el consultor realice ciertas preguntas. Venderse a sí mismo no significa aturdir al reclutador, sino hacerle ver a través de tus respuestas por qué deben confiar en ti para ese puesto.

4. Genera valor agregado. "Según una entrevista aplicada a 120 empresas, en México, de tres candidatos que asisten a una entrevista sólo uno cuenta con dominio del inglés". Esta es un área de oportunidad que no puede dejarse pasar, sobre todo en el país donde operan tantas trasnacionales, indica Olivares.

Consejo: Evita echarle la culpa a la crisis y busca opciones para actualizarte en este idioma y en otras herramientas vitales para la organización a la que aspiras entrar. Puedes organizar grupos para que las clases sean más económicas.

5. El look adecuado. Al momento de una entrevista además de verte impecable hay que vestirse de acuerdo a la ocasión. Puede parecer exagerado pero esos pequeños detalles marcan la diferencia, recuerda que serás la imagen de esa compañía, indica Debayle.

Consejo: Hay que ser pulcro, pero sin exagerar. Para los hombres funciona un traje sastre azul marino, corbata roja, camisa blanca y zapatos boleados. Para ellas, traje sastre color oscuro y prestar atención en los accesorios. "Llevar muchos anillos no ayuda, al contrario distrae la atención del reclutador", advierte el organizador del Foro de Oportunidades Laborales.

6. Busca la congruencia. La vestimenta y lenguaje corporal debe ir acompañada por respuestas que demuestren interés y deseo por determinado puesto, menciona Debayle.

Consejo: Enfatiza en todo momento que eres un profesional comprometido, una manera de lograrlo es referirte a vivencias personales. Las anécdotas sugieren que has pasado situaciones complejas en otros trabajos y las has sabido resolver, lo que muestra tu capacidad de decisión. 

7. Dale seguimiento. Como cualquier venta, hay que tratar de llegar a una respuesta tras la entrevista "No hay que aflojar y mucho menos preocuparse por lucir insistente", detalla Olivares.

Consejo: Ponte en contacto con el reclutador, aproximadamente, tres días después de la entrevista o en la fecha que te indique, así confirmas tu interés por esa vacante.

¡Fuera del vocabulario!

Si quieres salir "bien librado" de la entrevista, es importante evitar el uso de ciertas frases que más allá de ayudar te perjudican:

- ¿Cuánto me van a pagar?

- ¿Cuáles son los días de vacaciones?

- ¿Qué dan de bonos?

- ¿Qué te pareció mi entrevista? (ésta es la peor porque demuestras inseguridad).

A cambio cuestiona:

¿Qué tanta proyección tiene este puesto?

¿Cómo ven ustedes esta plaza en dos o tres años?

Ahora ve
Esta exposición muestra lo que nunca habías visto en los 70 años de Ferrari
No te pierdas
×