¿Debo ser amigo del ex jefe en Facebook?

Las reglas de etiqueta comunes no siempre ayudan a evitar momentos incómodos en la red social; conoce qué hacer si tu ex jefe o tus clientes te solicitan establecer contacto en Facebook.
mujer-computadora-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Anne Fisher
NUEVA YORK -

Hay quienes se preguntan si existe algún tipo de etiqueta para saber quién debe ser tu "amigo" en Facebook. ¿Qué pasa si tu jefe o tu ex jefe te mandan una solicitud pero no quieres aceptarla? También puede ocurrir que siempre estés en contacto con mucha gente (por trabajar en el área de ventas o relaciones públicas), pero apenas conoces a esas personas. Tu página de inicio podría estar llena de publicaciones de gente que no conoces, y sabemos que no te interesa mucho saber lo que esas personas desayunaron hoy.

Lo que hay que saber es que aún con la tecnología de hoy en día existen códigos de etiqueta que evolucionan todo el tiempo, pero no existen reglas establecidas y obligatorias sobre cómo escoger a tus amigos en Facebook. Aún así, es interesante saber que Office Team, una empresa de reclutamiento, realizó un sondeo entre los altos ejecutivos de 1,000 compañías importantes.

Los resultados sugieren que la mayoría de la gente prefiere mantener sus redes privadas y profesionales separadas: el 47% dijo que no se sentirían cómodos siendo amigos de su jefe, mientras que el 48% dijo que preferirían no ser amigos de la gente que está a su cargo; sólo el 12% dijo estar "muy cómodo" con esa situación.

A la mayoría (51%) no le importa tener a sus colegas de amigos. Cuando se trata de clientes, la situación se complica: sólo el 7% de los encuestados dijo que se sentiría "muy cómodo" teniendo clientes como amigos en Facebook, y el 50% dijo que no le gustaría. 

Así que, ¿qué se puede hacer con las solicitudes de amistad por parte de gente con la que trabajan (incluyendo ex jefes) pero que no quieren aceptar? Siempre hay que intentar no ofender a nadie ni romper ningún lazo profesional.

"Sobre todo en este mercado laboral, donde se quieren cultivar tantos contactos laborales como sea posible, deben estar en buenos términos con toda la gente", dijo Robert Hosking, director ejecutivo de Office Team.

De hecho, incluso si un jefe se portó mal con alguien, él sólo estaba haciendo el trabajo sucio de la compañía, y si quiere ser amigo de la persona a la que despidió, eso significa que aparentemente quiere seguir en contacto. ¿Por qué no hacerle caso? Lo mismo pasa con otros conocidos profesionales; uno nunca sabe quién podrá estar en posición de ayudarte laboralmente en uno o cinco años.

Por supuesto que, como dice Hosking, "Facebook tiene su truco porque, hay que aceptarlo, todos tienen una fotografía vergonzosa en algún lugar, y si un viejo compañero de la universidad decide etiquetarte en una fotografía que te tomó en una fiesta loca hace 20 años, tus contactos del trabajo no necesariamente deben verla".

Él propone la siguiente solución: "cuando alguien que conozcas estrictamente por asuntos de negocios te envíe una solicitud de amistad, sugiérele que te contacte por LinkedIn. Ésta es una alternativa más profesional, y te ayuda a salir del problema con estilo".

Si LinkedIn no es lo tuyo, Hosking propone otras dos alternativas: "Facebook te permite armar listas personalizadas, para que puedas aceptar a una persona pero limites lo que puedan ver. En caso de un ex jefe, se puede formar un grupo de empleados actuales y antiguos de una compañía en particular, y puedes limitar el contacto con la gente que pertenece a ese grupo".

Agregó que "debes familiarizarte con las aplicaciones de privacidad tanto en Facebook como en LinkedIn, y tomar ventaja de eso. Si puedes clasificar tus contactos de negocios en una lista de "trabajo" en Facebook, entonces, cuando un cliente u otro conocido quiera ser tu amigo, sólo tienes que agregarlos a esa lista".

Si no quieres leer sus publicaciones sobre lo que desayunaron hoy, puedes eliminarlos de tu página de inicio haciendo clic en "Ocultar", justo al lado de cualquier publicación que hayan hecho. Listo, tu página de inicio ya está libre de publicaciones innecesarias.

Otros cinco consejos generales:

1. Si te etiquetaron en una foto penosa... desetiquétate, y ajusta el formato de privacidad para que sólo tus amigos cercanos puedan ver esas fotos.

2. Si quieres unirte a varios grupos... Hosking recomienda que lo hagas, pero "si tienes colegas en tu red y preferirías que no sepan a qué grupos te unes, vuelve a ajustar el formato de privacidad".

3. Si quieres ser fan de ciertas páginas... ten cuidado. "Cualquiera que pueda ver tu perfil puede ver de qué páginas eres fan, así que deberías tener cuidado de volverte fan de alguna página que te incomode compartir con tus compañeros". Por ejemplo, tal vez quieras ser fan en Facebook de páginas que reflejen puntos de vista políticos extremos, o tu extraño amor por, digamos, los Crocs.

4. Si te encanta responder los "quiz"... "deberías tomarte un momento antes de publicar los resultados en tu página", dice Hosking, a menos que quieras que tus contactos profesionales sepan que raza de perro eres o a qué rockero muerto te pareces.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

5. Si estás pensando en ser amigo de tu nuevo jefe... piénsalo dos veces. "Podría parecer una extensión natural de las conversaciones afables de la oficina", dice Hosking, "pero podría ser muy raro para los dos.

¿Eres amigo en Facebook de tus compañeros de trabajo?, ¿de tus clientes?, ¿de tu jefe? ¿Has experimentado momentos incómodos a raíz de eso? Opina en la zona de comentarios.

Ahora ve
Entre sonrisas, Javier Duarte aceptó ser extraditado a México
No te pierdas
ç
×