La empresa y la universidad se alían

Los estudiantes y trabajadores se benefician de prácticas profesionales, incubadoras y simuladores; estas herramientas pueden ayudarte a impulsar tu carrera, según los expertos.
joven-computadora-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un análisis de la Universidad Autónoma Metropolitana advierte que, aproximadamente, un 80% de los más de 360,000 jóvenes que egresan de las universidades tienen dificultades para encontrar un trabajo relacionado con su carrera. ¿La solución? Quizá no es la única pero, definitivamente, estrechar el vínculo entre universidades y empresas le daría "otra calificación" al reto de lograr que más profesionistas obtengan una oportunidad para desempeñarse.

El vínculo entre ambos sectores "hoy, más que nunca, es fundamental. Hay que garantizar que los profesionales puedan colocarse no en el trabajo que sobra, sino en aquél donde pueden crecer. Y eso se logra teniendo en cuenta lo que buscan las empresas; otorgándoles el tipo de talento que cubra sus necesidades. Nosotros lo hemos comprobado, las compañías nos dicen: ‘quiero a un tecnólogo integral, que además de conocer su campo, se enfoque a un perfil ejecutor; que sepa dirigir a la gente, realizar una buena presentación, dominar el inglés' y tener herramientas para desarrollarse en cualquier ámbito", indica Oswaldo Rico Aragón, jefe de la carrera de Ciencias de la Informática, de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencias Sociales y Administrativas (UPIICSA) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Santiago Cantú Segura, director corporativo de la empresa de radiolocalización Skytel, no duda en señalar: "buscamos a personas con capacidad para romper ciertas cuestiones establecidas en la organización y que aporten nuevas ideas", esta cualidad no siempre se desarrolla en la escuela, a veces los jóvenes temen proponer. Por ello es bueno que "desde el servicio social se fijen como meta trabajar tales habilidades".

Retos y respuestas

De acuerdo con los entrevistados son varios los puntos que deben ponerse "sobre la mesa" para lograr que la relación entre ambas figuras sea más estrecha, y hay diferentes herramientas que pueden ayudar a cumplir ese objetivo. Por ejemplo:

- Acción en las escuelas: Los planes de estudio tiene que alinearse a la realidad que viven los egresados, indica Oswaldo Rico. De ahí que la UPIICSA trabaje actualmente en dos frentes. El primero es un programa "semillero", que busca establecer convenios con varias compañías, y a partir de ese intercambio de ideas, la Unidad Profesional ofrece a sus alumnos herramientas para generar las competencias que demanden las compañías.

"Cuando la organización nos diga: ‘quiero capital humano con estas características', nosotros nos encargamos de desarrollar ese perfil en el alumno", agrega.

A su vez, el entrevistado destaca la importante de tener planes flexibles a lo que le mercado vaya pidiendo. En UPIICSA, añade, los programas están en rediseño, y "si vemos que en poco tiempo el mercado se va a otro nicho de competencia, hay que ajustar las acciones a las nuevas tendencias; eso permite amarrarse a la realidad de la industria".

- Necesidad corporativa: "Queremos a egresados que sepan trabajar en equipos multidisciplinarios y crear en la capacitación continua, porque hay una necesidad como organización de seguir evolucionando. Es importante que se forme al alumno en las tecnologías o procesos que estén desarrollando, en ese momento, las compañías", apunta el director de Skytel.

- Acción en la escuela: Es fundamental capacitar a los alumnos en el tema de certificaciones, "si el corporativo indica que necesitan manejar plataformas o base de datos específicos, el alumno debe tener una brújula de hacía donde dirigirse, en términos de la realidad laboral", indica Oswaldo Rico. UPIICSA está a punto de firmar un convenio con Microsoft, entre otras organizaciones, para garantizar y abatir el costo de ese tipo de capacitaciones.

Presupuesto federal y empresa particular.

- Necesidad corporativa: "Las universidades tienen una estructura muy teórica en su formación; de más rollo, las empresas debemos contribuir a difundir en las escuelas lo que necesitamos. Por ejemplo, a nosotros nos interesa que los estudiantes de arquitectura y diseño industrial sepan y desarrollen nuevas propuestas bajo la consigna de que el vidrio es considerado un material de construcción clave ahorita y para el futuro, en diferentes ámbitos", menciona Albert Chico, director de comunicación corporativa y responsabilidad social de Vitro.

- Acción en la escuela: Se deben fortalecer las herramientas para que el joven vaya "de la mano" con la empresa, a través -por ejemplo- de prácticas profesionales, concursos de simuladores y trabajo de investigación donde los estudiantes desarrollen proyectos importantes. Además, se debe priorizar en resolver, en las aulas, situaciones que viven los corporativos; hay que manejar al 100% casos prácticos, indica, Pedro Salicrup, director de Educación Continua de la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana (UP).

- Necesidad corporativa: Es vital extender redes de contacto con los jóvenes, que funcionan para identificar talentos. Por ejemplo, Vitro "tiene una cátedra con el Tecnológico de Monterrey, otro programa de concursos con la Universidad Iberoamericana, enfocado en generar propuestas de desarrollo sustentable. En total, en 2007 se recibieron 30 proyectos para desarrollar espacios ecológicos dentro de esa institución, además de haber firmado, actualmente, un acuerdo con la Universidad Autónoma de Nuevo León. Estos son, tan sólo, algunos casos, pero siempre se debe trabajar en mecanismos para que el alumno sepa quién es la empresa y cuál es su demanda", apunta el representante de Vitro.

- Acción en la escuela: Las universidades requieren trabajar programas de capacitación que se ajusten a las empresas y proponerles que ‘volteen a verlos' para que en los campus se realicen sus investigaciones; ahí está el talento, y eso facilita el intercambio continuo entre empresa- institución, dice el representante de la UP.

- Necesidad corporativa: En las prácticas laborales, los jóvenes deben prestar atención a lo que están viviendo en la compañías; cómo se trabaja, las necesidades existentes, cuál es su filosofía y su visión. "En Vitro existe una gran posibilidad de quedarte a trabajar en la empresa, a través de este tipo de programas", indica el director de comunicación corporativa.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

- Acción en la escuela: Trabajar arduamente en fortalecer la bolsa de trabajo, en el caso de la UP, pertenecen a más de 20 grupos de intercambio, que les indican los perfiles y características de las personas que requieren las organizaciones. Esa información debe compartirse con los alumnos en formato de diplomados, cursos y conferencias.

 

Ahora ve
Así fue el naufragio de una embarcación en la represa de Guatapé, en Colombia
No te pierdas
ç
×