Trabajar y emprender a la vez es posible

Cada vez más personas consideran iniciar un negocio propio sin abandonar su empleo fijo; antes de iniciar un proyecto debes conocer si tienes el perfil emprendedor, aconsejan especialistas.
mujer-ejecutiva-lider-emprendedora-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Una encuesta realizada por trabajando.com en cinco países de América Latina revela que los mexicanos son los más temerosos a perder el empleo con la crisis actual. Quizá por ello, la población subocupada (aquella que busca un segundo empleo o trabajar más horas para mejorar su ingreso) subió a 13.2% de la población ocupada; 5.7 millones de personas, según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

Tal vez en este momento te encuentres en la disyuntiva de combinar tu trabajo con otra actividad independiente, o estás pensado en crear, a corto plazo, ‘algo propio'. Te has preguntado si ¿tienes sangre para ser empresario?

Andy Freire, autor del libro Pasión por emprender señala que se ha difundido el mito de que, en general, los empresarios provienen de familia con dinero, "aunque en realidad no hace falta ser millonario ni joven. Lo que sí es importa es tener una total convicción de lo que uno quiere lograr".

William Bygrave, autor de la investigación Frontiers of Entrepreneurships Research, indica que una persona con vocación para iniciar un proyecto propio, tiene ciertas habilidades como asumir un papel protagonista; estar dispuesto al aprendizaje continuo; desarrollar la autoestima para lograr firmeza en sus decisiones, y comprometerse con un proyecto.

Por su parte, Víctor del Rosal, autor del libro Código de Riqueza, coincide con esa visión y agrega: "los emprendedores-empresarios son tomadores de riesgos a los que no se les cierran las puertas. Luchan porque ese proyecto que tienen en mira se cumpla".

Su genética

Existen perfiles de empresarios muy variados, los hay con licenciatura y quienes no fueron a la universidad; algunos no cuentan con una familia de grandes recursos, pero a todos los impulsa el deseo personal de ‘tener algo propio'. Raúl Gutiérrez, profesor de educación continúa de la Universidad Iberoamericana; Rodolfo Reyes Calderón, profesor en el programa de emprendedores de la Universidad del Pedregal, y Víctor del Rosal, señalan las siguientes características:

- 60% de los emprendedores deciden crear su propia empresa para ser independientes; quieren concretar su propio proyecto y crecer hasta el punto donde puedan tomar decisiones que les permitan desarrollarse sin depender de un empleo en el que, quizá, nunca llegará a ser jefes.

- En otros casos, esta decisión tiene como razón de ser la independencia económica, Los entrevistados comentaron que, en muchos casos, la situación del país ha generado que las personas busquen proyectos enfocados a resultados (55%) y no a la pasión que tiene por determinada área o actividad.

- En el 40% de los casos, la persona detecta nichos que no han sido explotados, generalmente poniéndose en el lugar de los clientes. Otro 20% basa su decisión en cosas o actividades con las que siente afinidad; un 15% obtiene ideas de su lugar de trabajo, 10% tiene relación con el negocio familiar, y 15% es afín con su preparación escolar. Llama la atención que 60% de los empresarios no tiene experiencia en el negocio que iniciaron.

- Personalidad: Son personas inquietas y siempre tienen un espíritu de lucha y motivación. Para ellos una frase constante es "aguanto otro mes". Muestran tolerancia al fracaso y el riesgo.

¿Das el ancho?

Tal vez te sentiste identificado con más de una de las anteriores características. Cual sea tu caso, hay varios elementos que debes considerar para que una buena idea de negocio no se pierda, por el contrario, se consolide.

En primer lugar, asegura Raúl Gutiérrez, hay que construir una cartera de clientes que represente compras repetitivas o la recomendación con otras personas. "Ningún negocio subsiste con ventas ocasionales, hay que buscar que la gente regrese".

También, agrega, es necesario tener una visión empresarial, es decir, no dejarse deslumbrar por las ganancias sino reinvertir y tener en mente la forma en que pueden mantenerse en el gusto del cliente, en forma innovadora.

Víctor del Rosal refiere que 20% de la Población Económicamente Activa (PEA) en México tiene aptitudes para emprender y sólo un poco más del 5% lo hace. Esto significa que todavía no ven en esta actividad una carrera viable, en buena medida porque las personas desconocen su vocación. "Cuando el negocio se fundamenta en esas bases eres capaz de dar un mejor servicio y un valor agregado, lo cual necesariamente se traduce en ganancias, agrega Del Rosal.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

El especialista señala que en México, por desgracia, la necesidad a veces obliga a buscar rentabilidad en vez de vocación, pero esa fórmula podría propiciar la mortandad de la empresa.

Uno de los principales errores, añade, es la falta de un control administrativo, así que recomienda organizar en forma rigurosa tus entradas y salidas de dinero, por muy pequeño que sea el negocio o la actividad freelance que estés haciendo.

Ahora ve
Tras ataque en Las Ramblas, Mariano Rajoy pide unión contra el terrorismo
No te pierdas
×