Cuando el CEO se va de fiesta

Con la cercanía de Navidad, los CEO deben tener algunas reglas presentes para las celebraciones; bailar en grupo y moderar la ingesta de alcohol son parte de la clave para preservar el respeto.
regalo de navidad.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Juliana Fregoso

Ahora que están cercanas las fiestas decembrinas, existe una serie de reglas que los CEO deben tener presentes.

Aunque las posadas y convivencias que las distintas empresas organizan en estas fechas tienen el objetivo de acercar a directivos y empleados, el director general nunca debe perder de vista que él es el jefe.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Zulema Jureidini, fundadora de la agencia de relaciones públicas iPunto, y David Navarro, director general de Imagen Excellence, consultores en imagen, le dicen a los CEO hasta dónde pueden llegar para que en estas fiestas eviten hacer el ridículo y logren convivir con sus empleados sin perder la autoridad.

  • La vestimenta del o la CEO siempre debe ser impecable. Un traje arrugado merma su autoridad, los zapatos sucios o las manos mal cuidadas dejan una mala impresión. En el caso de las mujeres, la ropa demasiado ceñida o escotada les resta autoridad. Es importante no exagerar en los accesorios.
  • Sé muy cuidadoso con el lenguaje, si cuentas chistes, procura evitar el uso de palabras altisonantes o comentarios despectivos. Evita platicar con sus empleados temas relacionados con el futbol, la religión o las preferencias sexuales. Los tres son polémicos por naturaleza y suelen despertar acalorados debates.
  • Si platicas con un grupo de empleados evita poner apodos a tus subordinados o a sus iguales. Esto te coloca a nivel de tus empleados, lo que puede derivar en que te pierdan el respeto.
  • Procura no beber más de la cuenta. Si tienes que brindar con muchas personas, llega a algún acuerdo con los meseros para que te sirvan medias copas y para que le pongan mayor cantidad de refresco a tu bebida.
  • ¿Y si te invitan a bailar? Puedes hacerlo, siempre y cuando no lo hagas en forma provocativa. Opta por los bailes en grupo, porque si bailas con alguien en particular puede dar pie a comentarios mal intencionados que pongan en riesgo tu autoridad.
  • Si no identificas a tus empleados, es mejor que evites andar de mesa en mesa preguntando cómo se sienten todos o tratando de hacer plática. Cuando no conoces a tu gente, este gesto se verá falso.
  • El CEO siempre debe retirarse una hora u hora y media antes de que acabe el evento, generalmente sin despedirse. Sin un jefe que los observe, el empleado disfrutará más relajado la última parte de la fiesta.

Aunque no lo creas, durante las fiestas de la oficina también deben seguirse ciertas reglas de management: ser accesible, aprovechar estas reuniones para unificar a tu equipo cercano, dejar entrever tu parte humana, pero conservando siempre el aura de líder.

Ahora ve
Periodista hispana vivió en carne propia la intolerancia de integrante del KKK
No te pierdas
×