Socializar, arma para encontrar empleo

Retomar e iniciar contacto con gente de tu área laboral puede ayudarte a encontrar un nuevo trabajo; conoce algunos consejos de analistas para sacar provecho a la socialización cara a cara o virtual.
mujer-reunion-compañeros-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Aproximadamente cuatro de cada 10 jóvenes en el país busca trabajo por medio de sus amigos, según datos del Instituto Mexicano de la Juventud. Detectar una oportunidad laboral a través de contactos sociales no es un nuevo, pero ahora -más que en otros años- puede convertirse en una fuente valiosa de búsqueda.

Eso parece estar sucediendo en Alemania, donde el speed dating se ha convertido en la nueva modalidad para ‘monitorear' opciones de trabajo. Se trata de un servicio de citas rápidas -organizado por una agencia de empleo en la ciudad de Kiel- en las que candidatos y reclutadores conversan por un rato y hay intercambio de curriculums. Muy al estilo de las -ya conocidas- reuniones para encontrar pareja, donde varias personas mantienen pláticas cronometradas, a fin de ver con quién logran afinidad.  

Pero ese país no es el único interesado en ocupar esta herramienta. De acuerdo con información de la firma Speed Networking, establecida en Chicago, en Madrid algunas agencias han comenzado a utilizar este recurso en el campo laboral y con el fin de concretar negocios entre pequeñas y medianas empresas (Pymes). Un ejemplo de ese uso, son las reuniones comerciales que realiza ProMéxico (organismo del Gobierno federal mexicano) entre compradores y Pymes.

Queda claro que hacer contactos y ‘retroalimentarlos' es una tendencia que está cobrando fuerza, si se trata de obtener un trabajo.

"En todo momento puedes verte con un amigo o conocer a alguien en una fiesta y platicar con él unos minutos. Eso representa la oportunidad de trasmitir el mensaje ‘estoy buscando empleo'. ¿Por qué recurrir a las amistades sólo cuando necesito un taller mecánico? Si ahí puede comenzar una red social muy importante", indica Rafael Juan, gerente comercial de RH Net, empresa especializada en administración de personal.

El entrevistado reconoce que si bien en México aún no opera de manera formal el speed dating, una analogía de ello, y a la cual se le puede sacar gran provecho, son las redes sociales presenciales y tecnológicas que puedes establecer para exponer tu situación laboral, "monitorear las tendencias en el mercado e identificar oportunidades".

Es cierto que "cuestiones como la capacitación e inscribirte a una Bolsa de trabajo te pueden ayudar a ver opciones, pero es una realidad que muchas veces la oferta laboral llega por amistades. En países como España, alrededor de un 75% de las personas consigue su trabajo por este medio, y en México cuántas veces no hemos escuchado la frase ‘llegué aquí por un contacto'", indica Víctor del Rosal, coach y autor del libro Código de Riqueza.

Socializa

Planear un dating o, mejor dicho, una cita para indagar sobre nuevas opciones no significa tomar el teléfono y hablar a tu amigo de la primaria, a quien -de buenas a primeras- le sueltes tu CV. Debes planear una estrategia y para ello los expertos consultados recomiendan:

1. De primera mano. Empieza con el círculo cercano, date un tiempo para revisar tu agenda, y ubicar a amigos y conocidos que por su profesión o puesto pudieran conocer ofertas de empleo, o avistarte de otras personas que están ‘bien' ubicadas en el giro de tu interés. En todos los casos, pero sobre todo si es alguien que no has visto desde hace mucho tiempo, hay que llamarlo, sondear un poco su situación y luego proponer reunirse, sugiere Rafael Juan. 

2. Aprovecha la ocasión. "Siempre hay un conocido del conocido que puede recomendarte". Por ello, al asistir a cualquier evento trata de identificar a una persona que esté vinculada con tu perfil laboral.

Por ejemplo, una boda, "si bien podría no ser la mejor ocasión, tal vez te sienten junto a alguien que tienes mucho tiempo de no ver. Destina unos minutos para indagar dónde está colaborando esa persona, actualmente; su opinión sobre la situación en la que estás; y qué cualidades le pidieron a ella para entrar a esa organización. Lo importante es ubicar tendencias y tips laborales", indica el representante de RH Net.

3. Sé claro. Ya en la conversación, sé explícito sobre el trabajo que deseas y por qué. Evita los ‘enormes' discursos sobre lo que te desagrada de tu empleo actual, o cuan mal saliste del último que tuviste (si fue una mala experiencia). Mejor ocupa la charla para hablar de las experiencias favorables que has adquirido, así como habilidades desarrolladas, coinciden los especialistas.

4. Toma nota. Lleva un registro de las llamadas que haces, cuántas de éstas se tradujeron en reuniones y qué datos interesantes te dieron, ejemplo: "Me enteré que tal compañía está reclutado en cierta área, por qué no averiguas por ahí". Si te dieron un nuevo ‘nombre' envía a esa persona un mail o llámala, para convertirla en contacto potencial.

5. Diversifícate. ¿Ya te reuniste con contactos potenciales y ninguna oferta a la vista? Da un giro a tu red y busca moverte en núcleos donde convivas con gente que puede, más adelante, adquirir esa connotación de ‘clave'. Cursos, conferencias, ferias del empleo, fiestas del ‘amigo del amigo', son una alternativa. Eso sí, busca que en el evento al que acudas, el perfil de los asistentes coincida en algún punto con las ofertas laborales que tú deseas obtener. 

6. Cuélgate de la red. "Si te despiden, aprende a hacer contactos en las redes sociales", dice Robert Scoble, famoso video blogger y co autor del libro Naked Conversations: How Blogs are Changing the Way Businesses Talk with Costumers. Empieza por avisar a tus contactos que buscas trabajo y de qué tipo, y que esta información la hagan extensiva a sus amigos. En este caso también registra con quienes has estado en contacto y cuál de esas visitas virtuales se puede convertir en una reunión.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

7. Más de Internet. Si tienes un blog -indica Scoble- incluye artículos sobre tu especialidad profesional. Di adiós a las notas y fotos de cualquier situación personal que no viene al caso con tu nuevo objetivo.

Ya que estás en la red, revisa si alguna compañía de tu interés está en Facebook o Twitter y únete a ella, así como a los grupos que sean afines a tu búsqueda actual de empleo.

Ahora ve
En la última década, el trabajo desde casa aumentó 115% en todo el mundo
No te pierdas
ç
×