Crédito, una opción para tus estudios

Alumnos de instituciones privadas consiguen completar su carrera gracias a préstamos y becas; estas opciones permiten limitar la reducción de la matrícula en la educación superior en México.
jovenes-estudiantes-empleo-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Carlos Sánchez
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

Martín Noriega es alumno de excelencia académica de la Universidad Iberoamericana, y no por casualidad: esta institución le otorgó financiamiento educativo justo cuando por falta de dinero él pensaba abandonar la licenciatura en Contaduría y Gestión Empresarial.

"Me pegó la crisis", recuerda. "Primero perdí mi chamba y luego me ofrecieron un buen puesto pero me pedían título; o sea, necesitaba terminar la carrera a como diera lugar, y el crédito fue mi salvación". Hoy cursa ya el último semestre, al tiempo que prepara su tesis.

La crisis ha llevado a cada vez más universidades privadas a ofrecer créditos educativos, aparte de su menú de becas, pues sin duda "tienen el compromiso de responder con alternativas para que un alumno no se quede sin estudiar sólo por el factor monetario", explica Miguel Ángel Bautista, coordinador de Acreditación de la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior, que agrupa a 109 universidades privadas del país.

De agosto de 2008 a la fecha, ha disminuido la matricula en estos centros de educación superior hasta en un 20%, y "creemos que gran parte de ese porcentaje es por los efectos de la recesión económica", apunta Bautista.

El financiamiento se convierte así en una gran noticia y entre las opciones más atractivas está el de la Universidad Panamericana, que vincula a sus estudiantes con el Crédito Educativo HSBC y el Crédito Sapienza, de la financiera FINAE, con tasas desde 4.95% y que se pagan mensualmente. Mientras se está estudiando, sólo se pagan intereses y comisiones; una vez terminada la carrera se comienza a saldar la deuda.

La Universidad Anáhuac, por su parte, permite la opción de Crédito Educativo Anáhuac a alumnos con promedio superior a 8, para cubrir total o parcialmente su colegiatura, a una tasa igual al porcentaje de inflación y donde "el alumno elige si comienza a pagar inmediatamente al terminar la carrera o se toma 6 meses", dice Ivonne Escalante, del Departamento de Crédito.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

El ITAM tiene sus propias opciones de financiamiento, lo mismo que entidades como Financiera Educativa de México y Fundación Mexicana para la Educación, la Tecnología y la Ciencia.

Toda esa creatividad y flexibilidad son también un esfuerzo enorme contra la deserción escolar y en favor de una cultura de la responsabilización de los estudiantes, que si pueden acceder a financiamiento no tienen entonces nada más que hacer que ponerse a estudiar.

Ahora ve
La NFL mantiene sin cambios su política sobre el himno nacional
No te pierdas
×