Las 5 desventajas de buscar tu despido

Cansar a tu jefe impediría darlo como referencia, recibirías cero liquidación y dañas tu imagen; incluso se puede dar el grado de que la organización te pida la renuncia, dicen expertos.
descontento-enojado-renuncia-empleado-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

No es de extrañar que ante la sobrecarga de trabajo o el mal ambiente en la oficina, pudiera surgir la idea de buscar tu despido. Antes de dar ese paso, sobre todo recurriendo a conductas negativas, debes saber que eso daña tu imagen profesional y podría cerrarte las puertas en otras empresas donde desees colaborar a futuro.

Para 2010, el país seguirá enfrentando las consecuencias de la recesión económica. Se espera una pérdida de 200,000 empleos y una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) del 1.8%, según información del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La pérdida laboral podría alcanzar una tasa de 6.9% el siguiente año, debido al rezago que hay entre la reactivación de la economía y el empleo, advirtió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

"Este panorama confirma que muy pocos trabajadores en México están tentados a generar actitudes para que los despidan. Aunque la idea se presente, con una liquidación de por medio, la gente busca conservar su empleo", indicó la directora del Centro de Estudios Organizacionales del Tecnológico de Monterrey, ciudad de México, Angelina Arriola.

Para ilustrar la situación, "según un estudio realizado en tres empresas privadas, de 305 empleados que salieron encontramos que sólo uno renunció a su puesto y lo hizo por un problema de insatisfacción laboral", detalló la directora.

La satisfacción laboral para el mexicano está determinada, en buena medida, por la interacción que se tiene con los jefes. Desafortunadamente muchos de éstos tienden a ser autocráticos, una frase común en ellos es "dale gracias a Dios que tienes trabajo, ese tipo de comentarios claro que impactan en la persona", aclaró la entrevistada.

"La gente, sin embargo, ve la forma de sortear esas situaciones porque quieren  tener un empleo digno", detalló Arriola

Así, lejos de que el fenómeno de buscar el despido pudiera surgir por la carga de trabajo, esta decisión la detonan problemas en el entorno laboral, que se agudizan en épocas de crisis, señaló el gerente comercial de RH Net, una empresa de GN 10, Rafael Juan.

"Sin embargo, aunque las cosas se compliquen y la persona sienta que su desarrollo se trunca, por ejemplo, antes de tener un comportamiento conflictivo intenta acoplarse. En México es más grande el fantasma de quedarse sin trabajo sin saber cuánto tiempo pasará en conseguir otra opción", afirmó el especialista.

Cero pros, cinco contras

Tomar la decisión de actuar en forma problemática para que te ‘den las gracias' y haya una liquidación económica "no genera ninguna ventaja, al contrario perjudica", dijeron los expertos.

Se puede llegar al grado que la organización te pida la renuncia por mal comportamiento, sin que haya un beneficio económico. "Como trabajador te dejan sin argumentos y aunque una opción es la demanda, eso desgasta y podría dañar más el curriculum profesional", expresó Rafael Juan.

Cuando la relación alcanza ese nivel, detalló, el despido se convierte en una revancha donde la idea es "sí me voy pero te voy a costar'. Eso produce enfrentamientos que afectan lo laboral y personal. La organización al sentirse presionada reacciona negativo, el ánimo del empleado decae y como consecuencia empieza mal su siguiente trabajo.

Otras desventajas que los especialistas mencionaron sobre querer ‘detonar' tu despido, son:

1. Al momento de dar como referencia tu último trabajo tendrías que hacerlo con reserva o no incluirlo. Por supuesto la opinión de tu jefe y de la organización sobre tu desempeño no será favorable.

2. Elegir "cansar el empleador" con ciertos comportamientos da como resultado: cero liquidación y hasta una demanda, la cual implicará acudir a audiencias, pagar un abogado y, de perderse, lo que queda es una experiencia desgastante, apuntó Rafael Juan.

3. Te cierras las puertas en ese lugar, sin considerar que más adelante podría existir la posibilidad de realizar otras funciones o ser recontratado, si es que estabas en la mira de ser despedido por un periodo difícil.

4. Tu imagen profesional se daña, "las empresas te ven como una persona inmadura que en vez de negociar una buena salida hubo que liquidarla por su actitud. Las desventajas son mayores aunque se compense en lo económico; a largo plazo está en juego tu marca profesional", aseguró Angelina Arriola

5. El impacto podría extenderse a otras compañías que te interesen. Actualmente, las empresas tienen redes mediante las cuales se informan entre sí sobre los trabajadores no deseados.

En caso extremo

Si tienes muchos años de laboral en cierta empresa pero deseas renunciar porque ya no representa una opción de crecimiento, los entrevistados recomendaron arreglar tu salida en los mejores términos.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Aunque depende de la relación con los jefes, en general lo mejor es hacer una cita con él, expresar la decisión con firmeza y tratar de llegar a un acuerdo. Tal vez no se negocie al 100% pero puede haber una alternativa de compensación.

 

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×