¿Cómo fijar metas realistas para 2010?

Nueve de cada 10 personas desean conciliar sus objetivos personales con los laborales; los especialistas aconsejan establecer propósitos medibles y acordes a tus necesidades.
manos-lista-objetivos-escribir-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Está por comenzar un nuevo año y ello implica plantearse retos diferentes y promesas personales. El ámbito laboral no escapa de los ‘buenos deseos'; para ser más productivo durante los siguientes 12 meses hay que pensar en metas: específicas, medibles, alcanzables, realistas, que se cumplan en cierto tiempo y puedan compartirse.

Mayor compañerismo así como la conciliación personal y laboral están entre las condiciones de trabajo que anhelarían 9 de cada 10 personas para el siguiente año, según una encuesta realizada por Adecco, entre trabajadores europeos.

"El cierre de año representa el final de un ciclo, de ahí que el ser humano busque aprovechar la época para plantear nuevos propósitos, es una tendencia de mejorar y tener un aliciente", dijo el director del Instituto de Consejería y Análisis de Temperamento A. C. (ICAT), Víctor Iñigo.

Una meta no es cualquier cosa, añadió, hay que planearla bien desde el inicio, por ello lo importante es que se apegue a ciertas características, como el concepto SMART-S, que por sus siglas en inglés significa que el objetivo sea:

- Específico: Detallar en qué consiste y cómo llegarás a él.

- Medible: En sus resultados.

- Alcanzable: Que se lleve a cabo sin que gane la frustración.

- Realista: Acorde a tú naturaleza, a lo que buscas como ser humano.

- Tiempo: Debe tener una fecha específica de cumplimiento.

- Compartir: Al emprenderlo otros pueden apoyarte en el proceso de desarrollarlo.

También ayuda ver ese nuevo deseo como algo que impactará en forma positiva tu desempeño, no como una prohibición o una situación "extremadamente difícil de cumplir".

Un error, sobre todo en lo profesional, es pensar en un objetivo comparándote con lo que logró el amigo o un familiar, eso conlleva a devaluarte e incluso a dirigir tus esfuerzos a rubros en los que quizá no puedas otorgar lo mejor, expresó Iñigo.

En la oficina

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en varios países desarrollados, entre el 35 y un 45% del ausentismo laboral se debe a problemas de equilibrio emocional.

Por esa razón, no basta con establecer metas profesionales, el primer paso es combinar éstas con un trabajo personal-emocional, explicó la académica de la escuela de psicología de la Facultad de Estudios Profesionales Iztacala (UNAM), Martha Franco.

El titular del ICAT apuntó que si bien existen motivaciones diversas, de acuerdo con el trabajo que se realice, hay algunas situaciones de tipo personal que al mejorarlas te permiten incrementar tu desempeño profesional. Aquí estos ejemplos:

1. Es importante apostar por mejorar las relaciones interpersonales, sea con la familia o los compañeros de oficina; el clima laboral es uno de los indicadores más valiosos para permanecer en un empleo, en especial en el caso de México.

2. Si tienes a tu cargo un grupo de gente invierte en desarrollar más las habilidades de liderazgo, con fuerte énfasis en la resolución de los conflictos.

3. Una opción para empezar la conciliación entre tus anhelos personales y los laborales es tomar un curso en el que puedas detectar tus fortalezas, estilos de actuar y debilidades. Así sabrás cuáles son los talentos a ‘explotar' para crecer en tu empleo, en qué proyectos te sientes menos apto para participar y cómo manejar una situación difícil cuando se presente. La clave es autoconocerse.

4. Una herramienta benéfica es empezar el 2010 pidiendo a tu jefe y compañeros de equipo una retroalimentación sobre tu desempeño; a partir de ello plantea si exista otra manera de tener mayor eficiencia en lo que haces. Esto ayuda a tomar decisiones considerando a los demás; y eso siempre será bien valorado.

5. Además de enfocarte en los conocimientos de tu área profesional, una alternativa interesante es incorporar nuevos conocimientos, que incluso en un futuro podrías explorar, por ejemplo, a través de un negocio.

6. Si el objetivo propuesto es amplío en su ejecución, como: "este año estaré en una nueva plaza", repártelo en varias acciones: en 15 días actualizo mi base de datos y hago llamadas; al mes reviso mi red para ver nuevos contactos y supervisar envíos de CV; a los dos meses tendré cierto número de entrevistas.

Al respecto, la directora de Cartera de Talentos, Ana Alatriste comentó que muchas veces hacemos un cierre de ciclo y decimos entrar en otra empresa, sin estimar si existe otra posibilidad de crecimiento en la organización donde actualmente se labora.

La recomendación dijo, es "no aventurarse a renunciar a un puesto sin haber evaluado la posibilidad de hacer un cambio a otra área, en la misma organización, o sin tener en puerta otra propuesta de trabajo".

Para tomar la decisión de moverse, laboralmente hablando, "hay que hacer con anticipación un análisis del mercado para saber si puedo obtener una plaza de mayor rango, o con beneficios diferentes; el desarrollo no sólo implica subir de escalafón o ganar más dinero, aquí entran variables como la capacitación y otros apoyos".

A su vez, se debe ‘pulir' el curriculum según la compañía de que se trate, y para ello es valioso pedir la ayuda de un experto en el tema.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

A veces, apuntó la especialista, las personas se avientan "sin ton ni son", es decir, sin conocimiento; alguien que lleva una carrera de 10 años o más en la empresa seguro no sabe ni por dónde empezar.

Para esos casos (o aunque tengas poco tiempo en la organización) lo aconsejable es recurrir a una empresa o taller (los hay de costo accesible) donde te enseñen a realizar una búsqueda laboral personalizada, de acuerdo a tus fortalezas y competencias.

Ahora ve
Alexa, la asistente virtual de Amazon, parece tener temperamento
No te pierdas
ç
×