Evita la lucha de egos en tu trabajo

Un buen equipo labora mejor si hay química entre ellos. No es regla elegir a los más talentosos; 75% de los mexicanos prefiere alcanzar sus objetivos de trabajo en forma grupal, dice un estudio.
equipo-trabajo-molesto-productivo  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

"Más vale solo que mal acompañado" reza un refrán que tal vez no aplique del todo para los mexicanos. Un 75% reconoce que la mayoría de sus actividades laborales prefiere hacerlas entre personas de su mismo equipo u otros departamentos, y sólo un 25% responde que prefiere hacerlo de forma individual, señala una investigación.

La encuesta realizada por Trabajando.com entre 3,000 personas, indica que sólo un 5% de los entrevistados reconoció que no le acomoda trabajar así, y preferiría hacerlo individual, para asegurarse que las cosas se hagan bien. En cambio un 55% está satisfecho con ese modelo de operación por considerarlo una buena opción para tomar mejores decisiones en conjunto.

"Para lograr buenos resultados (en esa dinámica) deben verse recompensados los esfuerzos. Ahí está el desafío de las empresas, en reconocer los resultados, identificar las necesidades de cada uno, facilitar la participación, limar asperezas y apoyarse ante los fracasos. Sólo así se tiene empleados más motivados y productivos", comenta la directora de esa bolsa de reclutamiento, Margarita Chico. 

¿Y cómo debe funcionar ese equipo? De acuerdo con un artículo titulado How to Build a Great Team, publicado en la revista Fortune, éste debe reunir entre cuatro a seis integrantes, porque si es más numeroso se pierde la coordinación.

En opinión de la psicóloga del trabajo Patricia González muchas empresas piensan que dividir un proyecto en pocos integrantes permite controlar de manera más eficiente cada actividad que realiza el empleado en el equipo, sin embargo ese no es un factor fundamental a la hora de armarlo. 

Primero hay que definir las habilidades que debe reunir cada integrante según el objetivo a cumplir. Cuando se tiene un proyecto en mente hay que considerar la experiencia de cada uno y la habilidad con que cuenta para establecer relaciones interpersonales.

La psicóloga advierte que los equipos no siempre están o deberían estar formados por los trabajadores individualmente más talentosos. Eso no garantiza que tendrán el mejor rendimiento. Al contrario pueden existir diferencias entre ellos. Lo que se debe analizar es que entre ellos haya "la química" para unir sus personalidades a un mismo objetivo, y se requiere de una persona que sea capaz de unir al grupo aunque no sea una experta en todos los temas que se trabajarán.

A su vez es importante reunir otras características como:

- Acciones previas: reunir a tres personas y decirles: "ahora trabajen juntas" no siempre da los resultados anhelados. Antes de llegar a ese paso o "ya en el camino cuando estén laborando bajo un mismo reto" hay que tomarse un rato para platicar con cada uno de los integrantes y expresarle cómo encaja lo que va a hacer con la meta que debe cumplir su departamento, explica González. Hay que hablar de las funciones que realizará cada una de las personas que integran el equipo. Así el empleado dimensiona cuál es su papel y el de los demás.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

- Metas claras: una vez cumplido el punto anterior, hay que organizar el desempeño de ese equipo. Para ello los integrantes deben tener una comunicación clara por parte del líder del proyecto; saber con qué apoyos (o no) contarán, cómo se medirán los resultados, fechas claras de entrega y durante el proceso de trabajo deberán tener un seguimiento para resolver dudas que surjan.

 

Ahora ve
La mascota de Emmanuel Macron lo sonroja en plena reunión oficial
No te pierdas
×