Tu imagen también habla de tu capacidad

Un abogado no debe reflejar la misma apariencia que un artista visual, dicen especialistas; te presentamos las recomendaciones de expertos para lograr un equilibrio en tu imagen y profesión.
trajeb_sxc  (Foto: Cortesía SXC)
Arturo Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Qué respondes cuando te hacen la pregunta: qué es más importante, tu desarrollo profesional o la imagen personal? Quizá por el llamado "qué dirán" y por no parecer banal o superficial, más de uno establece casi inmediatamente que lo más importante es el desarrollo laboral y que ocuparse en la imagen es secundario. Sin embargo, la imagen es un reflejo y conducta de las personas y ambas facetas deben empatarse y lograr un equilibrio armónico, señalan especialistas.

"Estamos en un mundo dominado por la imagen y la manera de vestirse, según el lugar y el contexto, es la primera carta de presentación que muestras hacia los demás", dice Verónica Roaro, especialista en Etiqueta y Protocolo.

Ya lo dijo incluso Nicolás Maquiavelo en El Príncipe, quien sin ser propiamente un experto en imagen pública escribió que "un príncipe cae en el menosprecio cuando pasa por variable, ligero, pusilánime, irresoluto. Ponga, pues, sumo cuidado en preservarse de una semejante reputación como de un escollo, e ingéniese para que en sus acciones se advierta grandeza, valor, gravedad y fortaleza.

"Es tan importante el desarrollo profesional sin descuidar la imagen porque finalmente eres como un producto a la venta", indica Martha Aida Cantú, consultora en imagen.

Ejemplifica la especialista del Colegio de Imagen Pública que también un producto puede tener un excelente empaque y cuando lo pruebas te desencanta, entonces supone un fraude; así pasa con los profesionistas, si no acompañas la imagen con el conocimiento y habilidades, la persona es un fraude, aunque luzca muy adecuada.

Agrega  que no es cuestión de banalidad ni de moda: "No hablamos de usar una marca Hugo Boss o Ermenegildo Zegna, o alguna marca de loción o corbata", dice Cantú al destacar que los códigos del vestir son un sistema de comunicación.

La consultora recomienda reconocer la esencia física, la personalidad de cada individuo, ubicar los objetivos profesionales, así como identificar las audiencias. De esta manera, los jóvenes pueden utilizarla en su favor en la consecución de sus metas laborales.

Muchos empleados y profesionistas alegan que la vestimenta no dice nada sobre las capacidades o habilidades laborales, sin embargo, ambas especialistas coinciden en que hay códigos que deben respetarse, si lo que se desea es lograr notoriedad.

"Si yo sé que me voy abrir la puerta de un trabajo hablando inglés, aprendo; si para mejorar mi salud tengo que hacer un poco de ejercicio, lo hago; al igual que esto, así hay que ver la imagen, que puede ayudar a abrir la puerta profesional que quieres abrir", indica.

Por ejemplo, "si te desenvuelves en el medio de la publicidad o del arte tu manera de vestir será un poco más informal y se te permitirán algunos accesorios que no se le permiten al medio de abogados, donde requieren un estilo más formal", dice Verónica Roaro, catedrática de la Escuela de Administración de Instituciones de la Universidad Panamericana (Esdai).

Recomienda observar el estilo general de tu empresa, "sobre todo el de tus jefes y personas que más admiras y dale un toque personal a tu imagen y cuidado con los errores de estilo porque te estarán observando".

Rebeldía y estereotipos no ayudan

"Se generaron estereotipos acerca de las carreras y de las licenciaturas, y a lo que se dedicaba cada persona. Como los ingenieros, si eres civil o industrial el estereotipo es que no usan traje, usan mezclilla o que pocas veces van a vestir de traje porque siempre van estar en una obra".

Ahora, la mayoría de las empresas quieren contratar  a personas con conocimientos y además con una excelente imagen pues "como te ven te tratan", dice Roaro quien recomienda que si quieres pertenecer a un mundo laboral determinado debes hacer a un lado tu rebeldía.

"Debemos vestirnos para el puesto que aspiramos y no para el que tenemos", dice Cantú.

Los ejecutivos, dependiendo del nivel que estén, se rozan a nivel de pares con miembros de otras empresas. Aquí "el problema no es cómo te vistas al interior de la empresa, donde te conviertes en guía y modelo a seguir, sino que también te observan ejecutivos que utilizan códigos de comunicación y te pueden ver débil o fuerte según tu imagen pública" indica el experto

A este tipo de empleados de alto nivel les lanza la siguiente pregunta: "¿En esa posición te quieres quedar o buscas un nivel más alto?"

Para las mujeres:

Lo primero para crear tu imagen es identificar tu cuerpo y saber sacarle partido. Identifica que tipo de cuerpo tienes:

  • Delgada
  • Con curvas
  • Reloj de arena
  • Cuerpo tipo pera
  • Con mucho busto
  • Bajita y con curvas
  • Bajita y delgada
  • Alta y con curvas
  • Cuerpo cuadrado

Evita hacer errores que resaltan la parte débil de tu figura:

  • Si eres bajita evita llevar demasiados accesorios.
  • Si tienes busto grande evita tops ajustados o demasiado anchos.
  • Si tienes muchas curvas y algún kilo demás evita prendas grandes pues parecerás más grande todavía.

Busca los colores que te favorecen

Identifica qué colores te sientan mejor y cuales debes evitar.

  • Mujer cálida Si tienes el cabello castaño y piel dorada lo más probable es que te favorezcan los tonos cálidos, como los dorados, naranjas o los marrones.
  • Mujer fría Si tienes el cabello rubio y la piel rosada, lo más probable es que te favorezcan los tonos fríos como los plateados, los verdes y los azules y rosas. También puedes tener una complexión neutra, es decir, que te favorecen todos los tonos.

Recomendaciones sobre lo que no deben hacer los hombres:

  • No vestir de negro todos los días, el color negro es el código de autoridad más alto. Implica cuando ellos quieran marcar un código más elevado ya no pueden.
  • Descuido en las camisas, los hombres compran ropa más grande y lucen desaliñados y cansados.
  • No utilizar demasiada joyería
  • No ser desaliñados
  • Zapatos de agujeta al usar traje oscuro

Para aprender modales correctos, protocolos y códigos de imagen, la Esdai ofrece cursos sobre etiqueta y protocolo enfocado en la parte ejecutiva en una reunión de trabajo, en una comida de negocios, y qué beneficios te pueden traer en el ámbito en el que te desenvuelves.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

También imparte cursos de imagen enfocado a la cuestión del vestir en diferentes contextos y la colorometría, que "es el asesoramiento con base en aquellos colores que más benefician al cliente y que le brindan mayor vitalidad y armonía al color de su piel y por ende al rostro, con lo cual podrán ayudar a que el cliente se vea más radiante, que su pelo y sus ojos se vean más nítidos y brillantes, logrando así que su aspecto general sea más juvenil, natural y saludable", informa Roaro. El costo de cada curso es de 5,200 pesos y está abierto a todo público.

Por su parte, el Colegio de Imagen Pública que presiden Víctor Gordoa, ofrece seminarios de capacitación sobre imagen profesional, física y verbal para grupos de cinco personas con precios que rondan los 30 mil pesos; es decir, en aproximadamente 6 mil pesos a cada integrante.

Ahora ve
El papel del gobierno de Obama sobre la presunta injerencia rusa en elecciones
No te pierdas
ç
×