Cuando tu jefe es una pesadilla

El 55% de los mexicanos asegura ser víctima del abuso sicológico laboral, revela una encuesta; las actitudes de tu superior, combinadas con una baja autoestima, puede llevarte al sicólogo.
jefe pesadilla abuso colmillos vampiro  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El empleado que sufre de ansiedad o insomnio con sólo pensar cómo enfrentará a su superior el día siguiente, puedes estar viviendo un caso de mobbing, o violencia laboral, como le sucede a 55% de los mexicanos que reconoce haber sido víctima de acoso psicológico en su trabajo, según una encuesta de Trabajando.com México.

La encuesta, realizada entre 2,500 personas, revela que las más perjudicadas con estas prácticas son las mujeres con un 53%, versus los hombres con el 47%. Así lo avalan distintos estudios, como el de la Organización Internacional del Trabajo (OTI), hecho a finales de los 90, y el cual evidencia que las principales víctimas son las trabajadoras de entre 30 y 45 años, refiere el portal de empleo por Internet. 

Hay quienes han tenido mejor suerte y sólo han presenciado de lejos esta situación, es el caso de un 17% de los mexicanos. El 83% restante, nunca ha presenciado o sabido de este tipo de abuso en su oficina, afirma el estudio.

Es una de las formas de riesgo laboral que más estrés ocasiona en el empleado, y surge generalmente por envidia, es decir, celos profesionales que se relacionan con las competencias que tenga el empleado. "Hacerle sombra a alguien, por ejemplo a un jefe, eso te hace más vulnerable a los ojos de un acosador", describe la psicóloga privada, especialista por la UNAM, Martha Hernández.

El hecho de no tener, por ley, bien definas las atribuciones laborales y la cantidad de trabajo que puede asumir una persona, ayuda a que se incrementen estas situaciones, añade la psicóloga.

Lo más común es que este tipo de acoso sea del jefe al subordinado, así sucede en dos de cada tres casos. Pero está creciendo la tendencia horizontal, es decir que haya un entorno hostil entre colegas por celos profesionales, subraya un estudio de la Universidad de Alcalá de Henares, Madrid, España.

Lo interesante en el caso de México, es que una gran mayoría (61%) de quienes sí han sido testigos de estas prácticas vejatorias, se ha puesto en el lugar del otro y ha hecho algo para evitarlo, apoyando a su compañero que está siendo víctima de un abuso, señala el estudio de Trabajando.

El blanco perfecto

A pesar de ser un problema bastante común, el sonde reveló que las compañías en México parecen no tomar con seriedad este tema, pues el 77% de las empresas no han abordado ninguna medida para prevenir o acabar con el acoso sicológico. Sólo lo está haciendo un 16% de las compañías y un 7%, recién comienza a pensar en las precauciones que puede llevar a cabo para proteger a sus empleados.

Las personas que son más propensas a vivir este problema son quienes tienen baja su autoestima y carece de seguridad laboral. En otras ocasiones, representan cierta amenaza para el jefe, "hay (superiores) maquiavélicos que creen que el punto de la cima les pertenece y no aceptan ideas de un subordinado, eso puede prestarse a un acoso psicológico", indica la directora de Trabajando.com México, Margarita Chico.

La víctima, incluso, puede tener muchas virtudes profesionales y valores éticos muy sólidos, por lo que despiertan el recelo de sus compañeros o superiores. Además, tienen dificultad para aceptar que otros les ayuden en sus labores; su deseo casi perfeccionista por hacer las cosas bien, generalmente las lleva a aceptar más responsabilidades, lo que contribuye a que se pudiera abusar de ellas en el sentido laboral, señala en su libro The definition of mobbing at Workplaces, Heinz Leymann.

Margarita Chico refiere que otro escenario común para esta conducta es el despido del personal. "A veces por evitarse la cuestión de la liquidación (el jefe) puede ejercer un abuso para fomentar que la persona renuncie porque ya no puede más ".

¿Qué situaciones señalas que estás sufriendo acoso? Algunos escenarios, describe Margarita Chico, son:

1. Asignarte trabajos sin valor o utilidad alguna; "cargarte la mano con labores excesivas".
2. Ponerte en evidencia delante de tus compañeros o repetir varias veces que eres ineficiente.

3. Causarte rumores o intrigas sólo por el hecho de desprestigiar.

4. Que te limiten información necesaria para el trabajo y descarten tu participación en juntas donde tu presencia es necesaria.

5. Interrumpirte constantemente, impedir que te expreses.  

6. Desmoralizarte, a través de varias acciones, continuamente.

"También pueden abusar del horario para que la persona no aguante más", y es común que ese tipo de escenarios lo vivan personas en situación de requerir el dinero para sobrevivir o porque les costó mucho trabajo integrarse al proyecto, indica Margarita Chico.

Los empleados mexicanos enfrentan estos acosos de diferente manera, el 65% decide cambiarse de trabajo y un 22% reconoce que hasta ahora no ha podido superar el tema. En tanto, un 10% puede enfrentarlo más fácilmente y, luego de aceptar las disculpas de su agresor, intenta partir desde cero. Finalmente, el 3% restante tiene que acudir al psicólogo o psiquiatra para terminar con este problema.

Para terminar con esta situación, indica Chico, hay que empezar por realizar un análisis de la situación; no hay que confundir a un jefe malhumorado que suele ser exigente por la presión que tiene, pero no descalifica ni realiza agresiones de tipo personal. El abusivo, en cambio, excede su poder porque se ven amenazados o quieren descargar su frustración con el personal.

 Hay que "descifrar el problema lo más neutral posible, y descartar que no sea cuestión de empatía". También se recomienda no aislarse, aprovecha cualquier oportunidad para enfrentar la situación con el jefe, utilizando argumentos sólidos sobre tu trabajo. Si no se puede tener un diálogo con él hay que acudir a otras instancias, como Recursos Humanos, o hasta con los jefes inmediatos, sugiere la entrevistada.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

La directora del portal añade que al acercarte a cualquier instancia, para tratar el problema, tu conducta debe ser "lo más positiva y responsable posible, sin un plan de chisme porque entonces el empleado queda como el conflictivo".

Aunque en México es difícil definir qué áreas son más propensas al abuso psicológico, Margarita Chico menciona que los departamentos que más presión suelen tener, en términos laborales, son las áreas comerciales, porque éstas deben cumplir con objetivos de presupuesto y ventas muy específicos y demandantes.

Ahora ve
Teomirn, el primer profesor de piano que enseña con realidad aumentada
No te pierdas
ç
×