Odias tu trabajo… pero al menos hay uno

El empleo de tus sueños te espera… en algún otro lado, pero no significa que sufras en el actual; si logras cambiar de opinión, tu rendimiento mejorará, y eso es medible, explican expertos.
empleo oficina aburrida  (Foto: Jupiter Images)
Anne Fisher

No toda la gente tiene la fortuna de amar su trabajo. Existen muchos empleos que pueden ser vistos simplemente como eso, un empleo, y mientras éste sea una fuente de ingresos estable y buena, hay quienes optan por tomar la actitud de "aguantarse", porque alegan que lo más importante, sobre todo en esta economía, es estar empleado (sobre todo si hay una familia que mantener). Llega un punto en el que para el empleado ya no es importante si está o no contento en el trabajo, pero en ocasiones esto puede ser dañino para la salud, e incluso para una carrera.

La satisfacción del empleado está en su nivel más bajo de los últimos 22 años, según un sondeo reciente realizado por la Conference Board: menos de la mitad de los empleados de tiempo completo que fueron encuestados dijo disfrutar su trabajo. Claro que los millones de estadounidenses que están desesperados por encontrar trabajo, cualquier trabajo, no están de acuerdo.

Hay evidencia convincente de que la felicidad en el trabajo, o la falta de la misma, tiene un impacto mesurable tanto en la satisfacción general con la vida y con el éxito profesional de la gente.

"La felicidad sí importa desde un punto de vista individual y en términos de sustentabilidad de los negocios", dice Jessica Pryce-Jones, autora de La felicidad en el trabajo: cómo maximizar tu capital sicológico para el éxito (Wiley-Blackwell, 24.95 dólares), creado después de varios años de consultoría y experiencia como asesora, así como un estudio profundo de cinco años realizado a 3,000 empleados.

"Si estás realmente feliz con tu trabajo, estarás 180% más feliz con la vida en general, serás 180% más energético y al menos 50% más productivo que el resto de tus colegas que no son tan felices", dijo Pryce-Jones, quien también es presidenta ejecutiva de iOpener, una consultora de recursos humanos con base en Oxford, Inglaterra.

La energía y la productividad extra que surge del gusto por lo que haces puede impulsar tu carrera de formas que nunca ocurrirían con una actitud negativa, y ser 180% más feliz con la vida en general es simplemente un factor adicional increíble.

Parafraseando a Tolstoi, los empleados felices tienden a ser felices más o menos por las mismas razones, mientras que los trabajadores insatisfechos son infelices a su propio modo. Para atender tantas variedades de miseria distintas como fue posible, Pryce-Jones llenó su libro con estudios de casos. También creó un cuestionario interactivo, para dar consejos específicos con base en las respuestas que el lector de a 75 preguntas.

Cualquiera que quiera ser más feliz en el trabajo también debe echar un vistazo a Felicidad en el trabajo: sé fuerte, motivado y exitoso, sin importar qué (McGraw-Hill, 22.95 dólares). El autor, el doctor Srikumar S. Rao, fundamenta su enfoque con un curso popular llamado "Maestría creativa y personal", que él enseña en la Facultad de Negocios de la Universidad de Columbia, en Kellogg School de Northwestern, en la Escuela Haas, en Berkeley, y en otros sitios.

La premisa básica de Rao es que la felicidad viene de adentro, y todos pueden aprender a generarla examinando, y después cambiando, por medio de patrones que se aprenden en el camino. Su libro habla de la transformación de un trabajo miserable en uno que realmente pueda ser disfrutable. El proceso comienza con la identificación de los elementos de tu situación actual que puedan fomentar la felicidad, y después hay que expandir eso gradualmente hasta que todos los factores positivos superen a los negativos.

Pero tal vez no todos son capaces de buscar formas de estar más felices en el trabajo, pues mucha gente cree que esto no es importante. Pero ciertamente pueden comenzar a lidiar con el estrés en el trabajo atendiendo primero las cuestiones de salud, sobre todo en el caso de las parejas, cuando una de las partes detecta demasiado estrés o riesgos a la salud en la otra persona.

La doctora Terri Orbuch, profesora del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad de Michigan, está a cargo del "Proyecto de los primeros años de matrimonio". Es financiado por el Instituto Nacional de Salud, y es el estudio más amplio sobre matrimonio que se ha realizado, pues le ha dado seguimiento a 373 parejas desde 1986.

Orbuch presentó los resultados de este estudio en un nuevo libro, 5 pasos simples para que tu matrimonio no sea bueno, sino excelente (Random House, 26 dólares). Uno de sus principales hallazgos es que "las parejas felices hablan de lo que ocurre en el trabajo, incluso si es ‘aburrido' o poco placentero. Por años se dijo que el trabajo debía permanecer aislado de los asuntos de la casa, pero es una gran parte de la vida de las parejas, así que hay que hacer un esfuerzo para comprender lo que ocurre ahí". Deben permitirle a su pareja desahogarse para que pueda liberar parte de la presión que está sintiendo. 

"También pueden intentar hacer ejercicio en pareja, tal vez haciendo caminatas largas dos o tres veces por semana", agregó Orbuch. "El ejercicio es un magnífico liberador de estrés". Muy cierto.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Retroalimentación: Te has sentido confinado a un empleo miserable? ¿Qué hiciste al respecto? Hazte fan de CNNExpansión.com en Facebook y cuéntanos tu experiencia.

 

Ahora ve
Facebook cambió su misión y Mark Zukerberg explica las razones
No te pierdas
ç
×