Auditor forense: el cazador de fraudes

La tarea de estos profesionales es cuidar a tu firma de malos manejos internos, dice Ramsés Inzunza; vienen de carreras como derecho o informática y pueden certificarse en áreas de investigación.
investigador empresa auditor forense  (Foto: Jupiter Images)
Ramsés Inzunza*
CIUDAD DE MÉXICO -

Actualmente y ante la complejidad que genera la globalización, se han incrementado en los negocios los métodos utilizados para delinquir, como la facilidad de violar principios y normas legales.

Cuando las organizaciones son endebles a los malos manejos y que originan un fraude, tienen que realizar las investigaciones para determinar el quebranto y/o la violación a los normas legales. Cuando la organización no denuncia ante un tercero tiene que fortalecer su sistema de control interno, en caso contrario, cuando se informa a una autoridad competente judicial ya sea civil ó penal se tiene que documentar el fraude y presentar la información  con tal claridad y compilada que asiente la coexistencia del fraude.

Por otro lado, uno de los retos que enfrenta las organizaciones ante un procedimiento judicial es identificar plenamente el hecho cometido por el colaborador deshonesto y encuadrarlo a una conducta descrita por la ley penal que según aplique. De esta manera, esta conducta podrá ser sancionada, por tal razón, es importante que el éxito del caso de la organización demandante cuente con todos y cada uno de los componentes necesarios para acreditar el fraude.

La Auditoría Forense es una ciencia y medio de apoyo en la investigación de un posible hecho delictuoso y es realizada por un especialista que se dedica a recopilar las pruebas y evidencias a través de la aplicación de diferentes técnicas y métodos científicos.

Sin duda, este especialista es un "auditor forense" y puede ser un profesionista contable, abogado, de informática u de otra disciplina que le permitirá asumir nuevas tareas y presentar nuevos retos como experto en esta materia.

El auditor forense, para ser experto, debe conocer los tipos que pueden originar un fraude y señales de alerta. Ejemplo:

 grafico-81.jpg

El auditor forense, una vez que conoce el origen del hecho, debe analizar la información, investigar y realizar una evaluación de la desviación ya sea financiera o no financiera para demostrar, legitimar y convencer ante una autoridad legal, por esta razón, debe tener características propias como ser:

- Objetivo

- Independiente

- Astuto

- Justo

- Curioso

- Persistente

- Creativo

- Discreto

- De confianza

- De gran experiencia profesional

- Experto

- Analítico

- Escéptico

- Capaz de trabajar con datos incompletos

- Conocedor de temas como: Contabilidad, Auditoría, Control interno, Administración de riesgos,  Impuestos, Finanzas, Informática,  Criminología y Derecho, entre otras.

En la actualidad, un profesional en cualquier disciplina puede acreditar a nivel internacional su conocimiento y experiencia en auditoría forense obteniendo la certificación de Examinador de Fraude Certificado (Certified Fraud Examiner, CFE, por sus siglas en inglés), que es conferida por la Association of Certified Fraud Examiners (ACFE). Para obtenerla se requiere lo siguiente:

1- Cumplir con el requisito de 2 años de experiencia y formación académica.

2- Aprobar el examen que consta de cuatro áreas:

- Transacciones financieras.

- Investigación.

- Elementos legales.

- Criminología.

3- Cuando es certificado, mantener educación profesional continua relacionada con la prevención y detección del fraude.

Esta certificación no constituye una licencia para la práctica profesional; es solamente una constancia de la calificación del profesional.

En conclusión, el fraude y los malos manejos existen en casi todos los negocios y se puede presentar en cualquier área de la entidad. Los perpetradores son muy ingeniosos y tienen tiempo para planear sus ilícitos, pero también cometen errores.

El mayor reto para un autor forense profesional en el área contable es la obtención de las pruebas para un proceso ante la autoridad legal competente para determinar impacto financiero, mejor conocido como quebranto para la organización. Las pruebas se tienen que documentar en un expediente y ordenar dependiendo de las características del fraude para facilitar su lectura y entendimiento. Ante una autoridad judicial los peritos contables, revisan esta información presentados por los participantes en el proceso (auditor forense) y que expresen una opinión al juez sobre la acreditación del impacto financiero.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

El auditor forense como especialista profesional se basa en las técnicas de la Auditoría Forense; para evitar o seguir un fraude.

* El autor es Gerente de Consultoría de Riesgos de Horwath Castillo Miranda con Maestría en Sistemas Computacionales y Licenciatura en Contaduría Pública con más de 14 años de experiencia en  temas de: Gobierno Corporativo, Auditoría Interna y de Tecnologías de la Información, Fraude, Riesgos, Control interno y cumplimiento (COSO, COBIT, SOX, FCPA).

Ahora ve
Para Estados Unidos, el TLCAN necesita cambios de fondo
No te pierdas
×