8 razones para estudiar desde tu iPhone

El modelo de Universidad Virtual promueve habilidades dirigidas al uso de la tecnología; sus contenidos móviles pueden ser consultados desde computadoras y teléfonos inteligentes.
estudiante-mujer-JI.jpg  (Foto: Archivo Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Tu primera misión dentro de un trabajo puede ser realizar una presentación donde incorpores audio y video; o crear una red social para estar en contacto con los clientes corporativos. Si se trata de funciones que, en algún momento, deberás hacer, por qué no comenzar dese antes; por ello, en las escuelas, el aprendizaje virtual se está convirtiendo (poco a poco) en una constante.

La habilidad de buscar información, trabajar con personas de otros países y generar contenidos a distancia , son características de los egresados que aprenden bajo un modelo digital, y las cuales tienen una alta demanda entre los empleadores, comenta el rector de la Universidad Virtual (UV) del Tecnológico de Monterrey, Patricio López del Puerto.

Imagina que en una clase se pueden recrear situaciones reales, a través de un ambiente virtual, de la empresa donde podrías laborar al egresar. Posiblemente aprendas "con ejemplos prácticos, en el momento, contestando con una alternativa digital. Es una técnica didáctica que acelera el proceso de aprendizaje, y permite crear escenarios profesionales muy concretos", señala la pedagoga de la Universidad del Valle de México, campus Chapultepec, Liliana Soria.

Ante esos beneficios, algunas universidades han ido incorporando ciertas tecnologías en los salones de clases para tener modelos de enseñanza más ágiles; que incluyan situaciones que los alumnos deben resolver y ver sus resultados de manera inmediata.

Twitter, Wordpress, Facebook, LiveStream, Moodle y OUBlog, son algunas herramientas que ya son comunes (aunque todavía en forma menor) entre algunas instituciones. ¿Cuáles son sus ventajas? y ¿qué implican y ofrecen? Especialistas hablan sobre el tema.

 1. Tecnologías en cómputo. La idea es que los futuros profesionistas dominen el uso tanto de plataforma Mac como de PC. También se enseña el uso del servidor multimedia de Apple, aplicación común en la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID), que a su vez cuenta con un Centro de Tecnología Educativa, donde se ofrecen cursos en línea y los alumnos utilizan aplicaciones multimedia para hacer proyectos.

A decir del rector de la UNID, Carlos Güereca Lozano, las generaciones que están entrando a la universidad, son "nativos digitales". Para estos chicos el Internet y los dispositivos móviles son algo "natural" con lo que nacieron, ya "no es tecnología". Por ello, la tendencia educativa evidente es darles las herramientas con las que son afines, y a partir de las cuales se desenvuelven mejor. Esta institución cambia cada tres o cuatro años sus programas de estudio para adecuarlos a las demandas laborales de la región donde se ubica la escuela.

2. Ambiente de aprendizaje. Las materias en línea y la enseñanza móvil hacen que el alumno pase de un modelo pasivo (el de la clase tradicional) a uno proactivo, en el que puedan repasar, transformar y asimilar de forma diferente los contenidos (con recursos como audio, video, animación y gráficos), comenta Güereca Lozano.

En un modelo convencional, el alumno debe repasar sus notas de clase, con el digital refresca y actualiza sus conocimientos viendo un video.

"Cuando se incorporan esas tecnologías en el proceso de enseñanza-aprendizaje, ellos se siente en un ambiente más familiar. El reto es crear un escenario para esos estudiantes del siglo XXI", añade.

3. ¿Qué utilizan para dar clases? Son variadas las tecnologías que están incorporando en las universidades; en el caso de la UNID utilizan una plataforma en red, habilitada para dispositivos móviles (como celulares y PDA). Los alumnos pueden ingresar a este navegador desde su casa, en su laptop en la universidad, y en el celular. Se pueden tomar algunas materias e ingresar a la biblioteca digital, además de disponer de una plataforma de Live de Microsoft, desde la cual los alumnos entran a Messenger, tienen su propio espacio en la red e interactúan con Office.

En línea, imparten cursos presenciales sobre cómo ser productivo en la red; cómo manejar el correo electrónico de manera efectiva; de qué manera organizar mejor el tiempo y hacer reuniones efectivas, entre otros temas. "Eso que aprendes (en la empresa) hasta que sales de estudiar debes recibirlo desde antes".

4. ¿Mejor clase virtual que presencial? El rector de la UNID explica que hay una diferencia muy importante entre el modelo tradicional y el digital. En el primero, el centro es el maestro, impartiendo su clase. Pero si faltas o no tomas bien notas, te perdiste del contenido.

Con el modelo virtual, el alumno tiene más participación, puede grabar su clase, e incluso la institución comenzará a ofrecer un sistema de ‘clases grabadas' para que pueda repasar y profundizar con otras opciones.

El rector de la UV del Tecnológico de Monterrey, asegura que el formato en línea estimula más al estudiante, "porque tienes que aprender a buscar información, a contrastar puntos de vista, a generar una visión crítica, a defender un punto de vista, a presentarlo a tus compañeros, a recibir y ofrecer retroalimentación. También tienes que hacer debates virtuales y luego saberte comunicar por escrito con cierta claridad y economía de palabras para los foros de discusión. Al final, lo que adquieres es un conjunto de habilidades que tienen gran valor en el mercado laboral".

5. Paso a paso. Una práctica común en las escuelas que manejan el concepto de clases virtuales, es que el profesor pide a los alumnos descargar una aplicación desde su teléfono celular y contestar un ejercicio. Con esa práctica crea una dinámica de clase.

Para ello, las universidades hacen alianzas con proveedores de tecnología. La UNID, por ejemplo tiene convenio con Microsoft para tener licencia de su software y que los alumnos puedan utilizar algunas herramientas de forma vitalicia. Trabajan con el Academy Microsoft, que son cursos de capacitación para alumnos y profesores. También tienen acuerdos con IBM y Oracle.

En el caso de la UV del Tecnológico de Monterrey, ellos también manejan la posibilidad de "bajar" materiales desde un iPhone o una Blackberry. A su vez, genera material de apoyo para Apple e incluye el uso de redes sociales (como Twitter). "Los alumnos pueden escuchar una conferencia completa mientras manejan, la mayoría de los artículos de estudio se tienen en audios, y así aprovechan mejor tu tiempo", explica el rector de esta institución.

6. Crecimiento seguro. En opinión de Patricio López del Puerto, la idea de que el modelo virtual pueda tener "menos peso" que el tradicional ha ido cambiando. "Lo vemos con nuestros alumnos, antes te decían: ‘oiga ese título que dice Universidad Virtual, ¿no podría quitar esa parte? Y ahora, tanto ellos (alumnos) como los reclutadores se han percatado de las ventajas que adquieres cuando desarrollas estos recursos desde la escuela".

Un beneficio clara del modelo virtual, añade el entrevistado, es que los empleados con horarios de oficina muy rigurosos pueden optar por éste. Los profesionistas buscan  flexibilidad de tiempo y que les cueste menos. "Si se puede estudiar en el momento que yo quiero, mañana, tarde, noche, o en un ratito que yo tengo libre el sábado, entonces es un esquema que ayuda, porque  no tengo que estarle pidiendo tiempo a mi trabajo".

Otra ventaja, agrega, es que al no tener a un profesor atrás de ti, es importante aprender a organizarse. "Tienes que obligarte un poco a formarte una disciplina de trabajo. Los empleadores empiezan a notar esto, saben que, por ejemplo, un alumno en una maestría virtual trata de organizarse mejor".

7. Horas mejor aprovechadas. López del Puerto comenta que tener un aprendizaje con herramientas tecnológicas te obliga a ser más participativo. "Si es presencial, puedes sentarte en la última fila y no abrir la boca en todo el semestre. Pero en lo virtual sino te comunicas no existes. La única manera de saber que estás ahí es que interactúes. (En muchos programas), parte de la evaluación es la calidad de los cometarios en el foro de discusión. Y la persona puede participar dos minutos o 15, pero lo que importa es la calidad de la aportación".

Contrario a lo que podría pensarse, detalla, el aprendizaje virtual acerca a los estudiantes, porque el profesor tiene que ser muy activo en contestar los comentarios. Y, en el caso de las maestrías, se asigna a un consejero que da seguimiento a toda la formación del alumno.

8. En cuestión de pagos. Patricio López refiere que una materia en una maestría virtual (al menos comparada con el sistema del Tecnológico de Monterrey) representa el 60% de lo que costaría cursarla de manera presencial.

En general, dice, hay otros ahorros cuando optas por este modelo, por ejemplo, no tienes que trasladarte, ahorras en tiempo, estacionamiento, combustible y hasta compra de libros.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

En la UNID, que cuenta con carreras de tres años, la colegiatura promedio es de 2,500 pesos mensuales, y actualmente trabajan en equipar a toda la generación de 2010 de dispositivos para que puedan descargar clases, tareas, ejercicios, etcétera.

En la UV del Tecnológico de Monterrey, se cuenta con programas de preparatoria, carrera y educación continua. El costo aproximado por materia en la maestría es de entre 10,000 y 15,000 pesos.

Ahora ve
El Desfile de Acción de Gracias en NY se vivió bajo seguridad extrema
No te pierdas
×