Estudia haciendo negocios en el exterior

ProMéxico invita a los estudiantes de comercio internacional a su programa Ejecutivos Empresariales; la entidad organiza experiencias de trabajo en el extranjero con pagos mensuales de 2,000 dólares.
busqueda-empleo  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Dedicarse a determinada actividad relacionada con el comercio exterior no suena nada mal, si se considera que en México las exportaciones a países como Estados Unidos, se traducen en más de 230,000 millones de dólares (mdd) al año, y en un mercado de ese tipo, el poder de compra de los hispanos se traduce en unos 900,000 mdd, según datos al 2009 de la Secretaría de Economía (SE).

La pregunta es ¿quién orienta a las empresas mexicanas para que incrementen su exportación, brindando un valor agregado? Aquí es donde entran los profesionistas preparados en negocios internacionales o comercio exterior, carrera que ocupa a 16.6% de los jóvenes entre 20 y 24 años en el país, sólo superada por administración, que agrupa al 16.8%, de acuerdo con datos del Observatorio Laboral.

Para quienes estudian esa carrera y busquen adquirir experiencia laboral, ProMéxico desarrolló el programa Ejecutivos Empresariales, que busca integrar a los profesionistas a un proyecto de negocios que estén exportando.

El primer "filtro" para acceder a esta actividad es la universidad, que debe postular a su candidato con base en varios requisitos, como: ser graduado de una licenciatura afín a comercio internacional; tener máximo 26 años; promedio igual o mayor a 9, así como un puntaje igual o superior a 550 puntos en TOEFL (prueba de inglés), comentó el titular de la Unidad de Apoyos y Relaciones Institucionales de ProMéxico, Enrique Perret.

Una vez que las instituciones presentan las candidaturas hay una segunda fase de exámenes, donde comienza a vivirse el ambiente laboral, "pues son pruebas como las que cualquier organización aplicaría en la contratación, como las evaluaciones psicométricas" más una ronda de entrevistas para seleccionar a 30 jóvenes.

Perret mencionó que existen factores "de peso" en el proceso de elección, por ejemplo, que la persona hable "un tercer o hasta un cuarto idioma", porque el programa contempla colocar al egresado en alguna de las 29 oficinas que este organismo tiene en el exterior. Y en mucha de ellas "el inglés no es siquiera la segunda lengua, como es el caso de China o Francia".

Perret señaló en entrevista con CNNExpansión que la selección de candidatos es rigurosa porque quien está en el programa se vincula al proyecto productivo de una empresa. Eso significa que vas "representando a México y tienes que vender a tu país como un lugar de oportunidades, que produce productos de calidad".

Por eso, agrega, es valioso que la persona tenga o desarrolle habilidades de vendedor y trabajo en equipo. En seis meses el egresado debe lograr objetivos muy tangibles y relacionarse en situaciones un poco adversas, por ejemplo, el cambio de ciudad. Aquí resulta indispensable trabajar en tus destrezas para contactarte", menciona el titular.

Trabajo en serio

Ingresar a programas de este tipo, permite vivir en forma la experiencia laboral. De entrada, los jóvenes seleccionados toman un curso de capacitación en las oficinas de Ciudad de México, y en éste reciben asesoría sobre la estructura del organismo y conceptos relacionados con comercio internacional. Por ese periodo de dos semanas reciben 10,000 pesos, y cuando viajen al país donde ProMéxico cuenta con oficinas, y donde trabajarán seis meses, se les entrega 2,000 dólares para su traslado y otros 2,000 mensuales como parte de un salario. Al concluir los seis meses, los jóvenes habrán recibido poco más de 14,000 dólares.  

"Así como se lanza una convocatorio para buscar a jóvenes, ProMéxico hace una búsqueda de negocios con proyectos productivos que tengan capacidad y viabilidad en el exterior. Se analizan a través de nuestras oficinas regionales y seleccionamos aquéllos en los que después participarán los integrantes del programa. La compañía con la que trabajarán los capacita todo el tiempo, incluso muchas veces se los lleva a su planta para que conozcan sus sistemas y productos", aclara Perret.

Respecto al modelo de trabajo, el entrevistado explica que los jóvenes desarrollan semanalmente un proyecto y tienen la responsabilidad de entregar reportes en la empresa donde laboran y en la consejería de ProMéxico que les corresponda; aquí los contactos fungen como una guía para el estudiante, y a través de video conferencias se va monitoreando el avance de la persona cada mes.

"Es una metodología de seguimiento bastante eficiente porque el joven tiene que cumplir, hay una remuneración de por medio, no es una beca, es un trabajo y hay que alcanzar objetivos", puntualiza Enrique Perret.

Lo más relevante de este programa es que, al término del mismo, tienes la oportunidad de conseguir un espacio laboral en ProMéxico, sea en la consejería de la ciudad donde se estuvo, o en las oficinas centrales. También hay otra "ventana de oportunidad muy grande en la compañía donde se laboró; es bastante viable que si el joven tuvo un buen desempeño, se quede a trabajar ahí. Otra opción puede darse en las Secretarías de Desarrollo Económico de los estados".

De los siete jóvenes que formaron parte del proyecto en 2009, que inició el año pasado, cinco fueron contratados por las empresas o instituciones en donde laboraron, y en ProMéxico, afirmó Perret.

Este año, de los 25 jóvenes que terminan su programa en diciembre (16 de universidades privadas y nueva de públicas), "estaremos analizando quiénes fueron los más eficientes, los más capaces. Los consejeros nos dan su retroalimentación y se evalúa las contrataciones", añadió el titular.

Enrique Perret subrayó que Pro-México tiene el mandato de diversificar las relaciones económicas que tiene México con otros países, porque existe "una dependencia muy fuerte con Estados Unidos". De ahí, que los profesionistas que participen en el programa se suman al gran reto de ampliar la presencia de México en otros mercados.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

"Creo que esta capacidad del joven de ver nuevas oportunidades en el exterior es algo que es desarrollable, es decir, encontrar los nichos en los que de pronto se puede ser exitoso, es la principal habilidad que la persona desarrolla al salir a otra región. Con este programa aprenderá cómo sentarse con los clientes para tratar de convencerlos de comprar o vender productos".

Para más información sobre la convocatoria, que cierra el 15 de septiembre, consulta la página: www.promexico.gob.mx

Ahora ve
Asamblea Constituyente disuelve a la Asamblea Nacional en Venezuela
No te pierdas
×