Alimenta bien a tu ‘motor’ laboral

No hablamos de tu auto sino de tu cuerpo. Aquí 5 consejos para tener sana cada parte de tu ‘motor’; aprende cómo alimentar a tu corazón, cerebro, riñones y pulmones…eso te ayudará a trabajar mejor.
ejercicio oficina empleo obesidad gimnasio 1  (Foto: Photos to Go)
Ivonne Vargas.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La productividad de quien no lleva una alimentación saludable puede disminuir hasta un 20%, de acuerdo con una investigación realizada por el King's College Center de Londres.

Y es que, comer sanamente, no sólo es cuestión de apariencia física. Se ha comprobado que las empresas con programas de actividad física y alimentación pueden reducir el ausentismo laboral más del 30%, y aumentan el desempeño laboral en el 50%, de acuerdo con investigaciones de la Universidad Mundial de la Salud (OMS).

Sabías, por ejemplo, que entre 25 a 44 es el rango de edad en que las mujeres sufren más infartos que los hombres, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Si a las presiones cotidianas se agrega una dieta poco balanceada, el resultado son padecimientos físicos, como la ansiedad y el agotamiento, sólo por mencionar algunos.

Si bien, lo primero para mejorar tu actividad laboral es cuidar los hábitos que tienes en la oficina, aprovechando el cierre de año (que se avecina) considera un plan que beneficie, en general, a tu organismo. Toma nota de las siguientes sugerencias.

Cerebro

¿Qué comer? Un estudio elaborado por el King´s College Center de Londres menciona que los rábanos, berros, nabos y el brócoli benefician el sistema nervioso porque contienen glucosinolato, componente que actúa de la misma manera que las medicinas sugeridas para el tratamiento de Alzheimer, es decir, ayuda a prevenir la pérdida de memoria.
Además... Sardinas, carne de res y pavo: el cerebro produce una sustancia llamada fosfatidilserina que sirve para mantener en buen estado las membranas celulares y, de paso, la agilidad mental. "Para generarla ayudan estos alimentos, además de el germen de trigo, el arroz, la avena, las lentejas, la soya y las frutas secas", señala la especialista de la Escuela de Dietética y Nutrición del ISSSTE, Lucía Mercado.

Mayor productividad

¿Qué comer? Desde el punto de vista nutricional, el rendimiento en el trabajo se logra a partir de un aporte de glucosa (el cerebro necesita entre 80 a 100 gramos por día). Esta debe ingerirse durante el día, no de un jalón o permitir largos períodos de ayuno. La vitamina B ayuda a metabolizar la energía y está presente en vegetales de hoja verde, como las espinacas, dice Mercado.

Además... Granos como el germen de trigo, la levadura de cerveza y productos de origen animal, como la yema del huevo, representan gran aporte nutricional para mantener la energía (y así no dejas esa laboral sólo al café "mañanero").

Pulmones

¿Qué comer? Tomate y manzana, al menos uno diario ayuda a respirar mejor, refiere un estudio de la Universidad de Nottingham del Reino Unido. Sus antioxidantes protegen los pulmones de los efectos del cigarro y la contaminación.

Además... La acción antioxidante de la vitamina C, presente en frutos como naranja, limón y guayaba, estimula el sistema inmunitario y ayuda a evitar enfermedades como la neumonía, señala el especialista del Servicio de Neumología del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, Enrique Díaz.

Corazón

¿Qué comer? De nueva cuenta aparece el brócoli, esta verdura permite al cuerpo producir una proteína llamada tioredoxina, que evita que las arterias se estrechen, indica el artículo Broccoli: A unique vegetable that protects hearts, publicado en The Journal of Agricultural and Food Chemistry. "Aunque se cocine al vapor conserva su efecto protector", cita el estudio.

Además... Frutos secos, la Asociación Americana del Corazón recomienda comer nueces y almendras. Sus grasas insaturadas se convierten en omega-3, un aceite esencial que regula los niveles de triglicéridos y disminuye problemas cardiovasculares en un 30 a 50 por ciento.

Riñones

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

¿Qué comer? Sandía y manzana, son ideales para conservar la salud de estos órganos porque limpian los tejidos y la sangre. "El consumo de sandía debe ser, de preferencia, en ayunas, porque es de las frutas que más rápido fermentan", dice la nutrióloga.

Además... Frijoles, pan integral, tortilla y pasta integral, dichos alimentos además de regular la función intestinal, previenen la formación de cálculos renales por su alto contenido de fibra. "Hay que comer una porción diaria", comenta Mercado.

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×