Tener o no un buen trabajo… y un sueldo

El cierre de año representará preocupaciones muy concretas en lo laboral, como negociar un aumento; la clave para lograr un ‘sí’ es demostrar que contribuyes a las metas de la empresa.
trabajo  (Foto: Photos to go)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El fin de año se aproxima y una de las preguntas frecuentes es, ¿la leve mejoría en la economía mundial permitirá reactivar el mercado laboral? Los mexicanos parecen pensar que no. Un sondeo realizado por el portal electrónico Trabajando.com México reveló que para casi cuatro de cada 10 colaboradores la situación en su ámbito laboral es negativa, pues viven condiciones como el cierre de áreas y la supresión de cargos. Para un 30%, el siguiente año es poco auspicioso debido a que concluyen el 2010 con despidos de personal por motivos económicos.

De un universo superior a 3,000 entrevistados, un 18% afirmó que visualiza un escenario positivo en el 2011, pues en sus compañías se crearon nuevas áreas o cargos. Le sigue un 17% que calificó como neutral a su organización y no encuentra algún cambio respecto al año anterior. Para un escaso 3% este 2010 ha sido positivo, recibiendo un aumento en salario, bonos y beneficios.

Una tendencia que crecerá es que la gente "asuma más responsabilidades", porque las compañías tienden a sacar adelante el trabajo repartiendo las funciones, sin nuevas contrataciones, eso se hace para puestos que resulten indispensables, señala en un artículo el portal laboral GetRaised.

Otras veces, cuando el colaborador tiene una oportunidad de empleo en sus manos, la desaprovecha con actitudes impensables en la época de crisis, como no buscar los puntos fuertes a través de los cuales puede encajar en la compañía.

En ocasiones, la base para hacer ese "match" se halla en las palabras que el reclutador te da al hablar del negocio, o hasta en los mismos anuncios. Lo importante es averiguar previamente, señala la autora Hilton Catt en su libro "Claves para encontrar empleo".

Lo bueno, lo malo

Para quienes ven con buena cara lo ocurrido en el 2010, su principal indicador para esa actitud se relaciona con el personal; el hecho de tener algún beneficio, como aumento, produjo que el 51% de los encuestados reconozca estar más motivado y productivo. Para un 31% mejoró el vínculo con sus colegas y el 18% restante ha incrementado la relación con su jefe.

En el caso de aquéllos que ven este año como un panorama "nada alentador", reportaron estar desmotivados y poco productivos (en el 70% de los casos), para otros ha decaído la comunicación con sus jefes (21%).

Frente a este oscuro escenario, los profesionales reconocen sentirse inseguros sobre su futuro laboral, para el 71% el peligro está en perder su empleo; al 21% le preocupa no tener un ascenso o un aumento de sueldo; a un 7% le asusta que le quiten prestaciones o haya una disminución en su sueldo. Finalmente, sólo un 1% dice no temerle a nada, ya que pese al mal momento, en su lugar de trabajo le otorgan mucha seguridad laboral.

Pedir un aumento, por ejemplo, puede ser delicado si no se hace en el momento y con las palabras oportunas; precipitarse sin haber hecho un sondeo previo y reflexionado es contraproducente, indica el autor Jim Thomas en el libro Negociar para ganar.

Por su parte, la psicóloga industrial Elsa Patricia Fernández aconseja "hacer tu tarea" antes de pedir más dinero o beneficios, es decir, averiguar en el mercado cuál es el rango y las prestaciones en tu tipo de profesión (y a partir de ello definir cuánto pedir).

También es básico informarte de la situación del jefe y la empresa, pero sobre todo, responder a la pregunta ¿qué contribuciones he hecho a las metas de la organización? Acompañado de ese análisis debe estar una lista de qué responsabilidades has asumido en la oficina.

Si estás tentando a utilizar la parte "emocional" para negociar, descártala, dice Fernández, no siempre trae buenos resultados, lo mejor es concentrarte en logros, en lo que representas para el grupo y en por qué deben invertir más en ti.

Por otra parte, "el alto porcentaje de profesionales que reconoce que la situación económica del país le afecta en su motivación y productividad es una alerta para los empleadores, quienes deben estar aún más atentos a lo que están haciendo para motivar a sus trabajadores y que haya un mayor compromiso", explica la country manager de Trabajando.com, Margarita Chico.

Ahora ve
Esta empresa quiere hacer realidad el auto volador en el año 2019
No te pierdas
×