¿Aún estás en la escuela?, entrénate

Ingresar a uno de estos programas te otorgará facilidades para que ingreses al mercado laboral; en México, Unilever y Bancomer, entre otros, desarrollan estas iniciativas para estudiantes.
jovenes-estudiantes-empleo-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Aun cuando se diga que la mejor manera de colocarse en un empleo, al terminar la carrera, es tener cierta experiencia adquirida en prácticas o en un trabajo de medio tiempo, la consigna no se cumple del todo en el país. Sólo 2 de cada 100 jóvenes alterna sus estudios con una actividad laboral, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE 2009). 

"A veces, dependiendo de la licenciatura, es complicado para el estudiante conseguir e involucrarse de lleno con un trabajo de medio tiempo. En México, la estructura de esos empleos está casi diluida, y las opciones con que cuentan no están ligadas a su profesión la mayoría de veces. Un camino que sí deben considerar es aplicar a programas de trainee o prácticas", comenta el académico de la Facultad de Administración de Contaduría en la UNAM, Francisco González

Los empleos de media jornada, dice, se han cambiado por el esquema de becarios porque de esa forma la compañía puede formarlos y tras unos meses decidir si los contrata o no.

Cual sea la empresa, incursionar en un plan de internos -por ejemplo- puede dar valores agregados a diferencia de los estudiantes que brincan del aula a la empresa en busca de un puesto, pero sin tener este entrenamiento previo.

Lo primero es que empiezas a desarrollar competencias que sirven a lo largo de la vida profesional, cómo aprender de que manera ‘se tejen' las redes laborales, aclara González.

Otra ventaja es que generalmente se trabaja "de la mano de quienes están a cargo de los procesos, de la gente que está involucrada en diferentes situaciones", así conoces cuáles son los puntos clave para una compañía, expresa la gerente de talento y comunicación de Unilever, Erika Giorgana.

En realidad, otra cosa que comienzas a descubrir y le gusta a las compañías es "la habilidad para respetar y tolerar las ideas de otro y, en conjunto, armar planes", platica Fernando Celis, estudiante de la Universidad Iberoamericana y trainee del programa de Unilever.

Tras una oportunidad

De acuerdo con un estudio que realizó la firma Factor Intelectual y Worldwide, asesoras en talento y recursos humanos, los egresados de universidades públicas tardar más en encontrar trabajo en el país, en comparación con estudiantes de escuelas privadas.

De cada 10 alumnos que salen de una institución publica, tres se colocan en opciones vinculadas a su formación universitaria en un lapso de seis meses o más, y al resto le lleva más tiempo insertarse laboralmente. En cambio, 7 de cada 10 procedentes de una escuela privada entran al mercado de empleos en tres a cuatro meses.

La tendencia en un programa trainee es buscar talento en cualquier casa de estudio, "por eso es importante evitar prejuicios y sin importar universidad, tú como estudiante aplica a esas oportunidades. Es un espacio para asimilar conductas laborales y demostrar cuán disciplinado y atento puedes ser para ganar un puesto", afirma el académico de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, Jesús García.

Ahí está el éxito de esos programas, agrega, en reclutar a jóvenes para entrenarlos y que después ocupen las vacantes, ya teniendo un bagaje de "qué es valioso para la compañía, y cómo le gusta trabajar, hacer sus negocios".

En México, son varias las organizaciones que desarrollan planes de entrenamientos para universitarios, como Grupo Financiero BBVA Bancomer, McCann-Ericsson, DuPont y Unilever.

"Lo primero que debes tener en mente es la entrevista que realizan para entrar, ahí las áreas de recursos humanos o atracción de talento observan cuál es tu habilidad o disposición para actuar en situaciones importantes para ellos. Son especies de pruebas", describe García.  

Una ventaja, es poder aplicar en el área donde estés estudiando, "mucho de lo que se busca son jóvenes que vengan a aportar ideas", se adapte fácilmente a los cambios, trabaje en conjunto y estén listos para iniciarse en el terreno laboral", explica la directiva de Unilever.

En esa multinacional se tiene un Programa de Internos que permite estudiar y laborar al mismo tiempo. Las áreas donde se reclutan son marketing, suministro, desarrollo de clientes, ventas, recursos humanos y finanzas, entre otras.

Para ingresar a esa organización, por ejemplo, se tiene que pasar por varias etapas. La primera es llevar el currículo, después hacer un ejercicio on line en el cual se analizan diferentes competencias. Posteriormente, pasa a un panel para trabajar en un caso concreto y, finalmente, se hace una entrevista con gerentes de la compañía, señala Giorgana.

"No hay candidatos buenos y malos, de lo que se trata es de encontrar gente que se acerque a la personalidad de la compañía", agrega.

La experiencia más difícil de este tipo de reclutamiento es "enfrentarse a gente muy capaz, el mercado está muy competido. Y lo importante es hacer química con los compañeros. A mi me dejó una excelente lección de trabajo en equipo, platica Celis, que accedió al programa de Internos de Unilever en su séptimo semestre de la carrera de administración de empresas, en la Universidad Iberoamericana.

En cuanto a las entrevistas para ver tus capacidades, "no hay respuestas correctas o incorrectas", pero sí se fijan en habilidades, como respetar al otro, que sepas buscar lo brillante de aquél con quien trabajarás, añade el profesionista.

Una vez que se ingresa a este programa, es posible participar en proyectos "de alguna manera, claves para la compañía. Los jóvenes viven situaciones de negocio, y cada seis meses tienen una sesión de retroalimentación con su jefe directo. Todos entran con un sueldo competitivo, y en la medida que vayan teniendo evaluaciones positivas se les va incrementando la cantidad", puntualiza Erika Giorgana

A decir de la entrevistada, alrededor de 80% de los jóvenes que participan en las convocatorias que emita esa trasnacional, son contratados. "En la compañía nos hemos dado cuenta que (debemos) ir por el talento de los más jóvenes sino luego ya es demasiado tarde, el objetivo es llegar a ellos lo más pronto posible y formar de acuerdo al objetivo de la empresa". 

Para Celis, lo competitivo en estas actividades es el tipo de responsabilidad generada, "es fácil como becario saber qué puedes hacer en tu carrera, pero es complicado mantener una proyección (profesional), esto te lleva a pensar qué plus tener para que resalte mi carrera y mi persona". 

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Entre las tareas más importante a desarrollar en estos programas "es aprender cuáles son las cosas importantes que impulsan a la organización y sobre esa línea unificar tus objetivos", asegura.

Fernando Celis añade que empezar en lo laboral un año antes es vital porque "te complementa muy bien la carrera, quedas más preparado para el mundo laboral porque cambia la manera de ver los procesos".

Ahora ve
Estos son los mejores inventos del año
No te pierdas
×