La universidad de Wharton renueva MBA’s

La escuela estadounidense ofrecerá cursos enfocados en habilidades personales y creatividad; la institución permitirá a los alumnos elegir sus materias según su experiencia y trabajos.
wharton  (Foto: Cortesía University Of Pennsylvania)
John A. Byrne

Después de un estudio que tomó varios años, la facultad de Wharton votó el viernes pasado para aprobar, con una abrumadora mayoría, las revisiones de un programa de maestrías de administración de negocios (conocidas como MBAs) que ofrecerán a los estudiantes mayor personalización y flexibilidad, con base en sus antecedentes y experiencia. Wharton dijo que el nuevo programa de MBA's es el resultado de entrevistas con "miles de interesados en Wharton", incluyendo estudiantes, exalumnos, líderes de negocios, reclutadores, profesorado y equipo administrativo. La escuela planea un lanzamiento parcial de los cambios en 2011, y la implementación completa de dichas revisiones en 2012.

El decano Tom Robertson, quien tomó su puesto en 2007, anunció los cambios detallados en una nota enviada a los ex alumnos, a la que Poets&Quants tuvo acceso.

"La arquitectura del currículo atiende las necesidades de una nueva generación global por medio de la flexibilidad, el rigor y la innovación", dijo en la declaración. "Nuestra investigación muestra que esta generación de líderes de negocios quiere un mayor control sobre las opciones educativas, una continua exposición ante compañeros con amplia experiencia global y más oportunidades en su experiencia académica para analizar y reflexionar de forma autónoma". 

En Wharton, y en la mayoría de las escuelas, ha habido correcciones continuas a los planes de estudios con el paso de los años. Pero la últimarevisión significativa del programa de MBAs de Whartonse dio en 1993-94, cuando el decano Thomas Gerrity ingenió una transformación que lanzó a la escuela al primer lugar en calificaciones tanto por parte de BusinessWeek como de The Financial Times. En la revisión previa a su programa, Wharton hizo mayor énfasis en las "habilidades de las personas", en su creatividad e innovación. La escuela también sumó mayor perspectiva global e integración a los cursos de la corriente dominante.

Desde entonces, varias escuelas de negocios, desde jugadores élite tradicionales como Stanford y Columbia, hasta los recién llegados como la Facultad de Negocios Carey de la Universidad Johns Hopkins, han aplicado cambios drásticos, si no es que revolucionarios, en la forma en la que crean MBAs.

Stanford, cuyo programa fue revelado en el otoño de 2007, aplicó más pensamiento crítico, desarrollo de liderazgo, contenido global y exigió experiencia internacional en su MBA. También dio a los estudiantes más flexibilidad al personalizar sus cursos para que representaran su nivel de habilidades, ofreciendo clases básicas en varios niveles de dificultad distintos.

Quizás algo más revolucionario fue la introducción de un nuevo programa de MBAs de tiempo completo en Johns Hopkins, una de las últimas universidades de élite de Estados Unidos que no cuentan con un programa de negocios de tiempo completo para graduados. Claro que Hopkins tuvo la ventaja de diseñar un currículo desde cero. El lema de la escuela, "Donde los negocios se piensan tomando en cuenta a la humanidad", ofrece un plan de estudios que enfatiza las clases grupales e integrales en todas las materias básicas, así como muchos otros cambios.

"La MBA se volvió un título en metodología", dijo el decano Yash Gupta, de Johns Hopkins. "Producíamos expertos en ingeniería en finanzas, gente que no tenía ni corazón ni alma".

En realidad, la mayoría de las revisiones a los planes de estudios consisten en ejercicios de renovación de mercado que pretenden mostrar que la escuela se está adaptando a las necesidades y exigencias cambiantes de los negocios. En cualquier caso, todos los cambios a los programas dependen de la voluntad del profesorado por aceptar los cambios dentro y fuera de las aulas.

En el corazón de los cambios en Wharton existe lo que la escuela llama "caminos para la realización", que consiste en materias requeridas en seis "áreas de contenido" distintas que son más amplias que las disciplinas tradicionales que se enseñan en la mayoría de las facultades de negocios. Esto es similar a los cambios en John Hopkins. La media docena de áreas de estudio son Finanzas y Economía Global, Responsabilidad Ética y Legal, Administración de Empresas Globales, Entendimiento y Atención al Cliente, Información y Control Corporativo, así como Administración de Operaciones e Innovación y Decisión en Situaciones de Incertidumbre.

Wharton dijo que los alumnos serán capaces de personalizar su aprendizaje seleccionando un camino de materias dentro de estas áreas de contenido con base en sus experiencias educativas y laborales. Claro que Wharton siempre ha permitido que los alumnos den de baja materias centrales según su experiencia académica y laboral. No queda claro cómo es que esto difiere de dicha política.

Quizás la sorpresa más grande en la modernización es la promesa de ofrecer a los graduados de Wharton educación ejecutiva sin cuotas de inscripción cada siete años por medio de sus carreras.

Al dar a los exalumnos la oportunidad de regresar por educación gratuita, Wharton podría tener la esperanza de que esta peculiaridad del programa sea tanto un beneficio como una oportunidad de mercadeo para convencer a los estudiantes a que regresen por capacitación pagada adicional.

"Las carreras y el mundo cambiante traen consigo nuevos problemas y la necesidad de conocimiento nuevo", dijo G. Richard Shell, profesor y experto en negociaciones que fungió como presidente del Comité de Revisión de MBA's que creó el nuevo diseño.

La escuela también planea fortalecer su plan de estudios analítico. "El contenido del curso en microeconomía y estadística crecerá significativamente", dijo la escuela. "Esto asegurará que los estudiantes tengan las herramientas necesarias para comprender el riesgo, los mercados y el papel del gobierno cuando los mercados colapsan".

En lo que probablemente es una respuesta a la falta de fe pública en los cimientos éticos de los graduados de maestrías en administración de negocios en medio de la crisis económica, Wharton planea adoptar un "enfoque integrado en ética y responsabilidad legal ante los negocios".

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Wharton también dijo que creará "nuevos métodos de desarrollo de liderazgo enfatizando el auto-análisis. Wharton ofrecerá varias oportunidades nuevas de desarrollo de liderazgo por medio de cursos de estimulación de aprendizaje, una experiencia de dos años con asesorías y herramientas para ofrecer el auto-análisis y la auto-reflexión. Este enfoque fomentará el desarrollo de las habilidades personales que son elementales para un liderazgo ejemplar".

"El nuevo diseño curricular de Wharton ofrece a nuestros estudiantes una estructura para el éxito en este mundo tan cambiante", agregó el decano Robertson en una declaración. "Las facultades de negocios deben equipar a la siguiente generación de líderes con el conocimiento, las habilidades y la perspectiva que necesitan para superar los retos ambientales, humanitarios, económicos y de políticas del futuro".

Ahora ve
Ocho años sin Michael Jackson, ‘El Rey del Pop’ y de la controversia
No te pierdas
ç
×